José Manuel Fernández de Labastida: «Sin duda, el ERC ha logrado crear un buen producto para los investigadores, y por ello atrae a muchos de los mejores del mundo.»

«A los investigadores les diría que arriesguen, que barajen ideas fuera de lo común»

.

José Manuel Fernández de Labastida es jefe del Departamento Científico del Consejo Europeo de Investigación (ERC), viene del campo de la física teórica y desarrolló parte de su carrera investigadora en el CERN. En el ámbito de la gestión, ha sido vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC (2001-2004) y director general de Investigación y Gestión del Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación (2009-2011), entre otros cargos.

.

José Manuel Fernández de Labastida es jefe del Departamento Científico del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

José Manuel Fernández de Labastida es jefe del Departamento Científico del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

UB / Con motivo del décimo aniversario del programa de ayudas del ERC que se celebra este año, Fernández de Labastida asistió al acto de reconocimiento a la labor de los investigadores de la Universidad de Barcelona galardonados por el Consejo. El acto tuvo lugar el pasado 23 de junio en el Edificio Histórico.

.

Después de diez años de funcionamiento del ERC, los indicadores avalan el éxito del programa. ¿Hay alguno que haga especialmente destacable el ERC respecto a otros programas de financiación europeos?

Los indicadores de éxito más significativos de una organización que financia la investigación son aquellos que están vinculados a la calidad de la investigación financiada. Un informe reciente realizado por Clarivate Analytics muestra que en los diez años de existencia del ERC (2007-2016) los valores de los indicadores de la calidad de la investigación que ha financiado son los más altos a nivel mundial. Esto es un gran éxito, porque a pesar de la corta existencia del ERC, no solo se ha conseguido estar entre las mejores organizaciones del mundo, sino en el primer puesto de este ranking.

Los indicadores empleados son la ratio normalizada de citaciones por artículo, el porcentaje de artículos en el 1 % de los más citados y el porcentaje de artículos con colaboración internacional. En todos ellos, el ERC es el primero en el ranking, y en los dos primeros saca cierta distancia al segundo. Dudo que los fundadores del ERC pudieran haber imaginado que se alcanzarían estos resultados en diez años. En cierta medida, se han superado con creces las previsiones más optimistas. Esto es una noticia de enorme calado para la investigación en Europa, de la que la comunidad científica europea en su conjunto debe sentirse orgullosa.

.

Actualmente se está empezando a dibujar el nuevo Programa marco de la UE (PM9). ¿Considera que el programa del ERC se mantendrá igual en el futuro, o se espera que se introduzcan cambios?

El Consejo Científico del ERC ha comenzado a debatir sobre el futuro de este último en el próximo Programa marco, y las conclusiones alcanzadas hasta la fecha se han publicado en la página web del ERC.

Tres son las líneas maestras identificadas en el documento del Consejo Científico. La primera es la continuidad. El éxito alcanzado durante los diez primeros años exige mantener continuidad en los aspectos básicos del funcionamiento del ERC. Esto no quiere decir que se apueste por el inmovilismo, sino que partiendo de una base ya bien asentada se introduzcan los desarrollos necesarios para afrontar nuevos retos. Ello se encuadra dentro de la segunda línea maestra, la agilidad, que contempla la necesidad de disponer de libertad para adaptarse a los retos que continuamente emerjan. La tercera línea señala la importancia de un aumento presupuestario para poder atender algunas de las necesidades a las que actualmente el ERC es incapaz de dar respuesta, como la financiación de los proyectos evaluados como excelentes que no pueden subvencionarse por falta de recursos, o la adecuada financiación de nuevas iniciativas, como por ejemplo el programa Synergy Grants, que se ha puesto en marcha de modo relativamente modesto tras la publicación del Programa de trabajo 2018.

.

En este sentido, la Liga de Universidades Europeas de Investigación (LERU), en la que participa la UB, presentó en junio un documento con recomendaciones para el nuevo programa. En concreto, da todo su apoyo al ERC y pide que se aumente su dotación, y entre las propuestas, pide un nuevo abordaje para evaluar los proyectos interdisciplinares. ¿Cree que es necesaria una nueva propuesta en este sentido? 

“En general, estamos financiando mayormente la interdisciplinaridad cercana pero queremos financiar también investigación con una interdisciplinaridad lejana”

En el documento elaborado por la LERU se recomienda efectivamente un aumento en el presupuesto del ERC. También se identifica la financiación de la investigación interdisciplinar como un elemento al que se debería prestar más atención. Evidentemente, estamos totalmente de acuerdo con lo primero. En relación con lo segundo, también estamos totalmente alineados con la LERU, pero me gustaría introducir algunos matices. El ERC ha financiado bastante investigación interdisciplinar. Esto lo hemos venido constatando desde los inicios, pero recientemente se ha producido una ratificación de forma independiente. El ERC realiza sistemáticamente una evaluación por pares ex-post, es decir, de los proyectos que se han finalizado, y una de las preguntas que hacemos a los evaluadores es si consideran que la investigación realizada en el proyecto es interdisciplinar. La respuesta es afirmativa en aproximadamente el 70 % de los proyectos. Por supuesto, hay distintos grados de interdisciplinaridad, y lo que observamos es que, en general, estamos financiando mayormente la interdisciplinaridad cercana, es decir, entre campos que pertenecen a una disciplina o dominio común.

En el ERC queremos financiar también investigación con una interdisciplinaridad lejana, y para ello hemos puesto en marcha el programa Synergy Grants, que he mencionado anteriormente. En él pueden participar entre dos y cuatro investigadores principales proponiendo un proyecto de investigación frontera de una duración máxima de seis años. La financiación del proyecto puede alcanzar hasta 14 millones de euros, y por supuesto no existen prioridades temáticas. Esperamos que este programa atraiga proyectos interdisciplinares ambiciosos  y que así complemente la financiación que se otorga en los ya consolidados Starting Grants, Consolidator Grants y Advanced Grants. El programa Synergy Grants ya funcionó en los años 2012 y 2013 a modo de programa piloto y tras su evaluación se llegó a la conclusión de que debería ponerse en marcha de nuevo con algunas mejoras, y así lo acabamos de hacer.

.

Los investigadores valoran muy bien estas convocatorias, tanto por su financiación como por la duración del proyecto, pero sobre todo por la libertad que da al investigador para llevar a cabo su trabajo, con poca carga de gestión. ¿Piensa que este modelo sería extrapolable a otras convocatorias más finalistas y fiscalizadoras?

Sin duda, el ERC ha logrado crear un buen producto para los investigadores, y por ello atrae a muchos de los mejores del mundo. El nivel de financiación y la duración del proyecto son importantes, pero también la flexibilidad que tiene el investigador para llevarlo a cabo. Se han minimizado las obligaciones del investigador principal relativas a la información que debe proporcionar sobre la ejecución del proyecto, lo que ha reducido enormemente la carga burocrática. Por ejemplo, en relación con los aspectos científicos del trabajo realizado, el investigador principal solo tiene que enviar un informe transcurrida la mitad de la duración del proyecto, y otro al final de este. En dichos informes se proporciona información sobre los resultados relacionados con el proyecto, como las publicaciones, las patentes, las participaciones en conferencias, etc., y se resume brevemente la actividad realizada. Tienen una extensión limitada y una estructura muy sencilla. Además de la simplificación en los informes de actividad, el ERC dispone de un buen servicio para ayudar a los investigadores a resolver cualquier duda que pueda surgir durante la ejecución del proyecto.

Un objetivo importante para el ERC es garantizar la satisfacción de los investigadores principales y las instituciones, tanto durante el proceso de evaluación como durante la implementación del proyecto.

José Manuel Fernández de Labastida con alguno de los investigadores de la UB galardonados con un proyecto ERC

José Manuel Fernández de Labastida con alguno de los investigadores de la UB galardonados con un proyecto ERC

.

¿Cuáles considera que son los principales efectos de ganar un proyecto del ERC en la carrera de los investigadores?

Los efectos en la carrera de investigación son muy positivos en general. No disponemos de información sistemática sobre ello (aunque estamos llevando a cabo un estudio sobre este asunto que esperamos esté acabado en los próximos meses), pero interaccionamos con muchos de los investigadores principales, y en general la información que recibimos es que para muchos, especialmente los más jóvenes, el haber conseguido un proyecto del ERC constituye un antes y un después en su carrera. Los programas del ERC son muy competitivos (la ratio media de éxito es del 12 %) y por tanto obtener uno de estos proyectos es una demostración de que se ha logrado sobresalir entre competidores muy cualificados. Así pues, no es de extrañar que las instituciones consideren que la calidad de estos investigadores es elevada, y que por tanto son buenos candidatos para cubrir puestos de investigador. Esto genera oportunidades para los investigadores financiados por el ERC que no tienen otros investigadores, por los que sus carreras de investigación se aceleran.

.

¿Qué recomendaciones le daría a un investigador que estuviera pensando en presentarse a alguna de las convocatorias del ERC? 

Aconseja un proyecto explicando por qué, si se alcanzan los objetivos detrás de esas ideas, el impacto científico será extraordinario

Yo le recomendaría que pensara en ese proyecto de investigación que seguro que lleva tiempo rondando en su cabeza pero que siempre le ha parecido demasiado ambicioso para llevarlo a cabo con los medios habituales de financiación, aquel que nunca se ha atrevido a escribir y al que nunca se ha atrevido a darle forma. La financiación del ERC permite abordar proyectos que difícilmente pueden acometerse a través de otros medios y por tanto constituye una oportunidad para poner en negro sobre blanco un proyecto en la frontera del conocimiento que rompa con los estándares establecidos. Yo les diría que arriesguen, que barajen ideas fuera de lo común y que elaboren un proyecto explicando por qué, si se alcanzan los objetivos detrás de esas ideas, el impacto científico será extraordinario.

.

¿Cómo valoraría el impacto social de la investigación llevada a cabo por el ERC en estos diez años?

En general, la investigación que financia el ERC producirá un impacto en la sociedad a medio y largo plazo. Eso no quita que haya situaciones en las que ese impacto se produzca mucho antes. EL ERC creó hace unos años un programa de acompañamiento a los programas Starting Grants, Consolidator Grants y Advanced Grants, precisamente para incentivar que los investigadores se pregunten si algunas de sus ideas o resultados pueden tener un impacto en la sociedad a corto plazo. En este programa, denominado Proof of Concept, solo pueden participar investigadores que ya tienen uno de los otros proyectos. Su objetivo es proporcionar financiación adicional al investigador con el fin de estudiar el potencial que podrían tener los resultados o ideas de sus proyectos en el marco de la innovación. HEste programa ha resultado muy exitoso, y aproximadamente un 20 % de los investigadores principales acuden a él. FFruto de este programa se han dado los primeros pasos hacia la comercialización de procesos o productos que han emergido de la investigación financiada por el ERC.

Otro elemento que nos permite determinar el impacto en la sociedad de la investigación financiada por el ERC nos lo proporciona la evaluación por pares ex-post, que como he mencionado anteriormente, el ERC realiza de forma sistemática. Una de las preguntas que hacemos a los evaluadores es si el proyecto que se ha completado ha tenido un impacto en la sociedad o en la economía. Según los evaluadores, en un 40 % de los proyectos dicho impacto se ha materializado en mayor o menor medida durante la ejecución del proyecto o en un breve tiempo después. Un resultado mayor de lo que se esperaría de un programa exento de prioridades temáticas, en el que la investigación propuesta la elaboran los investigadores guiados por el deseo de avanzar en el conocimiento. Los expertos que participan en la evaluación ex-post también responden a una pregunta sobre este tipo de impacto, pero esta vez respecto al futuro, y en este caso el porcentaje de respuestas afirmativas asciende al 60 %.

.

Share