Una experiencia especial para los amantes de las gratas sensaciones

Historia, cultura, clima y gastronomía, unidos para conquistar sensaciones

.

Narbona es actualmente una apacible y encantadora ciudad de 53.000 habitantes con un interesante centro histórico. Situada a 100 km de la frontera española Renfe-SNCF, ofrece trayectos a Narbona con billetes a precios muy asequibles. Una visita del todo aconsejable para conocer un maravilloso rincón francés que unido a la exquisita gastronomía de “Les Grands Buffets” conduce a vivir una experiencia especial para los amantes de las gratas sensaciones.

.

Xavier Massó – Eva Serra / Catalunya Vanguardista

En esta ocasión, invitados por la agencia de comunicación Tryptic, viajamos recientemente en uno de estos trenes que unen dos grandes países mediterráneos. Aparte de su comodidad y puntualidad Renfe-SNCF nos trasladó al paisaje bucólico que atraviesa el parque natural regional de la narbonnaise, con la fresca y romántica sensación de sobrevolar sus marismas desde la ventanilla del tren. Una vez llegados a destino, nos esperaba la Gran Narbona, con esa mediterránea luz que baña sus apacibles plazas y calles, su huella histórica, su particular cultura y ese placer tan singular que la buena gastronomía tradicional francesa sabe ofrecer.

.

Un paseo por la historia de Narbona

Narbona es una ciudad mediterránea con 2.500 años de historia situada en la provincia de Aude Pays Cathare que pertenece a Languedoc – Roussillon. Se trata de una población que permite disfrutar de un entorno natural preservado ideal para relajarse con una amplia oferta de actividades deportivas de mar y montaña así como de buena gastronomía. En la ciudad se encuentra el “Canal de la Robine” -clasificado como patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO desde 1996- donde poder pasear en los barcos, y a 15 km del centro, Narbonne – Plage, una estación balnearia perfecta para disfrutar de unos días vacacionales.

En la ciudad se encuentra el “Canal de la Robina” -clasificado como patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO desde 1996

En la ciudad se encuentra el “Canal de la Robine”, clasificado como patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO desde 1996 / Foto: Catalunya Vanguardista

.

Básicamente de origen medieval, esta ciudad del sur de Francia pivota alrededor de la catedral de San Justo y San Pastor (Saint Just et Saint Pasteur), con una altura de 41 metros -tercera catedral más alta de Francia- contiene antiguos y valiosos vitrales en su condición de catedral inacabada, pues quedó prácticamente a un tercio de lo previsto. Sorprende comprobar que su entrada principal es inexistente. Junto a ella, se alza el palacio del arzobispo. El estallido de la guerra de los cien años aconsejó renunciar al derribo del tramo de muralla que impedía proseguir con la obra, y ahí se quedó.

La catedral de Saint-Just-et-Saint-Pasteur, con una altura de 41 metros, es la tercera catedral más alta de Francia /Foto: Catalunya Vanguardista

La catedral de Saint-Just-et-Saint-Pasteur, con una altura de 41 metros, es la tercera catedral más alta de Francia /Foto: Catalunya Vanguardista

.

También cabe destacar la impresionante torre del homenaje contigua al antiguo palacio del arzobispo, hoy convertido en museo de arte y arqueológico, como los tramos de muralla, con alguna torre medieval de base romana. En la plaza del Ayuntamiento, frente al palacio arzobispal, podemos ver un tramo de la Vía Domitia, recientemente descubiertos en Narbona.

Hórreo o almacén subterráneo romano

Hórreo o almacén subterráneo romano / Foto: Catalunya Vanguardista

De la época romana data el Hórreo o almacén subterráneo romano, con unos interesantes subterráneos que, probablemente y según nos apunta Christopher –el amable guía que nos atendió-, funcionaron como almacenes del mercado de superficie.

También se pueden realizar excursiones por el canal llegando hasta las marismas, así como visitar el interesante mercado de les Halles, alrededor del cual los jueves y los domingos se instala un no menos activo mercadillo ambulante.

Fundada en el año 118 a.C., Narbona fue la primera colonia romana en la Galia, capital de la provincia Narborense, a la cual dio nombre y ciudad de gran importancia durante la Antigüedad y la Alta Edad Media. Hasta ella llegaba la Vía Domitia, que comunicaba con la península itálica, y de ella partía la Vía Augusta, hacia Hispania. Posteriormente, fue capital de la Septimania y segunda ciudad en importancia del reino visigodo de Toledo. Durante la Edad Media, la desviación del curso del río Aude por causas naturales la dejó sin puerto fluvial y fue perdiendo influencia ante sus competidoras Montpellier, Toulouse y Carcasona. En tiempos de Luis XIV se construyó el canal de la Robine, que atraviesa hoy la ciudad por el mismo cauce que había seguido el Aude siglos atrás, y que conecta con las marismas y el canal de Midi.

.

Les Grand Bufets, el placer de la gastronomía tradicional francesa

A diez minutos de la estación de tren, se encuentra el restaurant “Les Grand Bufets”, ubicado a las afueras de la ciudad en el complejo lúdico “Espacie de liberté”. Este restaurante que apuesta por cada detalle propone vivir una auténtica fiesta gastronómica de la alta cocina tradicional que recupera las recetas clásicas de la burguesía francesa.

Se trata de uno de los buffets más grandes de Europa, con más de 300 platos en los que se puede saborear sin límite una cuidada selección de las recetas tradicionales de la cocina francesa: homard a l’Américane, foie gras o cassoulet au confit de canard, asados a la antigua… todo ello en una decoración única, detallista y que nos transporta al tiempo de la época de la burguesía.

Se trata de uno de los buffets más grandes de Europa, con más de 300 platos

Se trata de uno de los buffets más grandes de Europa, con más de 300 platos / Foto: Catalunya Vanguardista

.

Todo el restaurante está decorado con obras de arte de reconocidos artistas, revestido de madera y con unos plácidos y cuidados jardines

Les Grands Buffets cuenta con diferentes salones y una capacidad para 500 comensales. Se pueden alquilar espacios privados, degustar sus exquisiteces en sus salones interiores y en sus jardines, además de poder disfrutar de una zona de juegos para los más pequeños. Todo el restaurante está decorado con obras de arte de reconocidos artistas, revestido de madera y con unos jardines diseñados por el paisaijista internacional André Gayaraud y el escultor de arte contemporáneo Hervé Di Rosa.

Nada que ver con un buffet convencional. Como nos explica su propietario, Monsieur  Privat, el objetivo es recuperar la cocina tradicional francesa y ofrecerla a precios asequibles. Desde el honrad –bogavante- o las ostras de Este, a las recetas de todo tipo de carnes o las inmejorables secciones de foies y de quesos, así como una selecta oferta de repostería. Todo ello elaborado y presentado con cuidadoso esmero y a un precio más que asequible, 32,99€ por persona -con interesantes descuentos para niños-.

foie

Género de calidad con una muy amplia gama de elección… y de repetición

Producto de proximidad y de calidad con una muy amplia gama de elección… y de repetición

.

La sección de vinos consiste en una amplia selección de caldos de la región y se venden a precio de distribuidor para quien lo desee

La sección de vinos consiste en una amplia selección de caldos de la región y presenta dos interesantes peculiaridades, inéditas en otros buffets o restaurantes convencionales. Se venden a precio de distribuidor, es decir, cuestan lo mismo que comprados en origen, y se pueden adquirir ya sea en botella o, también -esta es la particularidad- en copa individual, sin que por ello aumente la proporcionalidad del precio. Todo ello en un entorno espléndidamente decorado, y con una terraza ajardinada que invita a disfrutar de las excelencias gastronómicas de la región. Lo dicho, nada que ver con un buffet convencional: género de calidad con una muy amplia gama de elección… y de repetición.

Nos contaba también Monsieur Privat -auténticamente ilusionado en un proyecto ya con 25 años de existencia y que va a más- el aumento exponencial de clientes españoles en los últimos años. Narbona es, junto a otras ciudades, uno de los destinos establecidos por el consorcio entre RENFE-SNCF y distintos patronatos de turismo, en una iniciativa pensada para promocionar como destino turístico en ferrocarril distintas ciudades francesas y españolas. Desde Barcelona, en trenes AVE -españoles o franceses-, son apenas dos horas de trayecto. Una visita completa perfectamente realizable en un día, y de lo más provechosa en todos los sentidos. No en vano recientemente fue elegido como emplazamiento singular en el popular programa de cocina MasterChef.

.

Un recorrido por los grandes clásicos

.
La Rostissérie

En el centro del restaurante se encuentra un inmenso asador panorámico, donde se cocinan los platos al momento y al gusto del comensal, ofreciendo desde entrecots, tournedo, costillas, magret de pato, bogavante a una amplia variedad de tortillas.

Les Grands Buffets ofrece una de las mayores fuentes de marisco que jamás se podrá degustar

Les Grands Buffets ofrece una de las mayores fuentes de marisco que jamás se podrá degustar

La Mer

Les Grands Buffets ofrece una de las mayores fuentes de marisco que jamás se podrá degustar, tienen como estrella las ostras de Gruissan, además de mejillones, langostinos, bocinas, salmón ahumado y delicatesen especiales con productos del mar.

La Fromage

En el mayor buffet de quesos de Europa se encuentra una amplia variedad de quesos exclusivos: el gorgonzola cremoso, la gama completa de Roquefort Papillon, emmental, parmesano… todos en sus excelentes variedades.

La Pastissérie
Los grandes clásicos de la pastelería francesa se encuentran en Les Grands Buffets, más de 100 variedades acompañados de una fuente de chocolate

Los grandes clásicos de la pastelería francesa se encuentran en Les Grands Buffets, más de 100 variedades acompañados de una fuente de chocolate. Elaborados diariamente por un maestro pastelero, se ofrece desde la tarta tatín, los macarons, el Milhojas, los Paris-Brest, el Selva Negra a fruta, crepes o helados.
Todo esto se suma a la amplia variedad de platos cocinados como guisos, verduras, carnes y pescado y el buffet de foie gras.

Los Vinos

La carta de vinos de les Grands Buffets se ha convertido en la guía por excelencia de la región de Languedoc-Roussillon, en el restaurante se pueden degustar todos los vinos de la región, más de 70 variedades servidos en unas condiciones óptimas, en copa o en botella, y al precio del distribuidor.

.

Más información: 
.

Cómo llegar
El tren Renfe-SNCF une Barcelona - Narbonne en un tiempo de 1h 57’

El tren Renfe-SNCF une Barcelona – Narbonne en un tiempo de 1h 57’

A Les Grands Buffets se puede acceder comodamente en vehículo particular o bien en tren. El tren Renfe-SNCF une Barcelona – Narbonne en un tiempo de 1h 57’ y Gerona – Narbonne en 1h 20’, a un precio muy económico. RENFE y SNCF han unido su experiencia para ofrecer el mejor servicio, permitiendo conectar grandes ciudades con una nueva dimensión internacional con reducciones muy importantes de tiempo en los viajes. La estación de tren de Narbonne se encuentra a 10 minutos a pie de Les Grands Buffets.

.

Languedoc – Roussillon

Languedoc – Roussillon es una región ubicada en el Sud de France que comprende cinco departamentos. La riqueza patrimonial y cultural de la región es excepcional, a tan sólo tres horas con el tren de alta velocidad y de fácil acceso en coche, se nos ofrece una de las regiones más ricas de Francia que ofrece sol, mar, montaña, naturaleza, patrimonio, cultura…y una amplia diversidad de sitios catalogados a nivel internacional inscritos en el patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO como el Puente del Gard, el Canal del Mediodía, la ciudad de Carcassonne, los caminos de Santiago de Compostela, las fortalezas de Vauban de Mont-Louis y Villefranche-de-Conflent, las Causses y las Cévennes.

 

.

Twitter:

Les grands Buffets

Renfe -SNCF

.

Share