La investigación, en la que participa la profesora Ikerbasque de la UPV/EHU Annick Laruelle, analizará las diferencias entre elegir a un candidato o evaluar a todos

Experimentando otros sistemas de votación en las elecciones presidenciales francesas

.

El domingo 23 de abril Francia celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Ese día, un grupo de científicos de Francia, entre ellos la investigadora Ikerbasque de la UPV/EHU Annick Laruelle, analizarán métodos alternativos de votación al que se utilizará en dichos comicios. Esta experiencia se llevará a cabo en cinco ciudades situadas en tres regiones diferentes: Allevard-les-Bains, Crolles y Grenoble, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes; Estrasburgo, en la región del Gran Este; y Hérouville Saint-Clair, en Normandía.

.

UPV/EHU – La participación del electorado, en total unas 16.000 personas, se solicitará a la salida de los colegios electorales elegidos para la investigación. Se propondrá a los electores volver a votar, de manera voluntaria y anónima, según el sistema propuesto por el grupo de investigación, en una mesa experimental parecida a la oficial y también situada en un local municipal.

El objetivo es comprender mejor el engranaje democrático en la toma de decisiones colectivas y analizar las ventajas y desventajas de los diferentes sistemas electorales

En el sistema utilizado en las elecciones presidenciales francesas, cada elector vota a uno de los candidatos y los dos que obtengan la mayoría de votos pasan a una segunda vuelta. En las mesas experimentales los y las electoras deberán evaluar a todos los candidatos en lugar de elegir solo a uno. En concreto, probarán tres sistemas: en el primero, el voto por aprobación, las personas votantes deberán aprobar a todos los candidatos que, a su juicio, son aceptables. En el segundo, voto de aprobación y desaprobación, deberán valorar a cada candidato o candidata de manera positiva, negativa o neutra. Por último, en el voto por evaluación deberán puntuar numéricamente a los candidatos. En cada ciudad se experimentará uno de estos tres sistemas.

El objetivo es comprender mejor el engranaje democrático en la toma de decisiones colectivas y analizar las ventajas y desventajas de los diferentes sistemas electorales. “Todos los sistemas electorales son imperfectos… pero algunos son más imperfectos que otros. Los sistemas que requieren la evaluación independiente de cada candidato son preferibles a los que exigen una comparación de candidatos. Nuestra investigación tiene por objetivo entender el comportamiento de los votantes con estos métodos alternativos,” explica la investigadora Ikerbasque Annick Laruelle.

Experimentos sobre el voto por nota y el voto por aprobación ya se llevaron a cabo en Francia en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en 2002, 2007 y 2012. Los experimentos despertaron un gran interés y los sistemas fueron valorados de manera muy positiva. Para estas elecciones presidenciales de 2017 la investigación ha sido organizada por un grupo de investigadores en Economía y Ciencias de la Computación, universitarios y del CNRS, de las universidades de Saint-Etienne, Caen, Estrasburgo, Grenoble, París (Dauphine y Paris School of Economics) y la UPV/EHU.

.

 

Share