En el libro escriben que es posible «[…] encontrar un núcleo interno, en los debates sobre el significado de la dignidad, que une a las principales corrientes de pensamiento occidentales y de Oriente Próximo

Una apreciación de la dignidad más rica contribuye a conseguir estándares éticos mejores

.

Un libro nuevo escrito por la coordinadora del proyecto financiado con fondos de la Unión Europea TRUST y un expresidente de Irán, desentraña los distintos significados de la dignidad como parte de un trabajo mayor en pos de una ética científica superior.

.

© EtiAmmos, Shutterstoc

© EtiAmmos, Shutterstoc

Cordis / La profesora Doris Schroeder, coordinadora del proyecto financiado con fondos europeos TRUST, acaba de publicar un libro junto al Sr. Abol-Hassan Bani-Sadr, expresidente de Irán. Titulado «Dignity in the 21st Century» y disponible en formato de acceso libre, en él se exploran interpretaciones filosóficas occidentales y coránicas de Oriente Próximo del concepto de «dignidad». En el libro escriben que es posible «[…] encontrar un núcleo interno, en los debates sobre el significado de la dignidad, que une a las principales corrientes de pensamiento occidentales y de Oriente Próximo, esto es, la dignidad como un sentido de autoestima, sobre el que tenemos la responsabilidad de desarrollar y respetar en nuestro propio ser y proteger en el de otros».

Tal y como afirman los autores, el valor de distinguir entre la dignidad en Oriente Próximo y occidente es que desarma las suposiciones inherentes a los intentos de universalizar las nociones de dignidad, por ejemplo las realizadas en la redacción de La Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948. Argumentan así que al haber sido utilizado este término tan popular en tantos contextos, su significado concreto no se comprende con exactitud, e incluso en ocasiones se incurre en contradicciones, por lo que puede verse despojado de todo sentido en ciertas circunstancias.

Este desentrañamiento sistemático es una labor que la profesora Schroeder considera necesaria debido a que, en sus propias palabras, «la dignidad es uno de los conceptos más controvertidos de los siglos XX y XXI». Indica también que las interpretaciones acordadas universalmente tienen una función clara, por ejemplo la de facilitar el debate multicultural.

.

Hacia la equidad en la ética

La profesora Schroeder mantiene que uno de los problemas de la dignidad está incluido en la búsqueda de sistemas de investigación más éticos, el principal objeto de estudio del proyecto TRUST. En consonancia con el compromiso de la agenda 2030 en pos del desarrollo mundial sostenible de «no dejar nadie atrás», TRUST confía en engendrar imparcialidad, honestidad, respeto y precaución en las labores científicas.

La profesora Schroeder mantiene que uno de los problemas de la dignidad está incluido en la búsqueda de sistemas de investigación más éticos

Uno de los puntos de partida del proyecto es el reconocimiento de que al producirse una dispersión mundial paulatina en el campo científico, también aumenta el riesgo de que se obvien los aspectos éticos, esto es, la exportación de prácticas éticamente inaceptables en Europa a países sin las mismas restricciones éticas.

Además de crear una estructura de gobernanza ética mundial entre organizaciones de toda Europa, India, el África subsahariana, China y Rusia, TRUST identificó buenas prácticas con las que asistir en las evaluaciones de riesgo y en las estrategias de mitigación. Esta información se suma a la producción de tres conjuntos de herramientas de participación de las partes interesadas: un código de conducta mundial para financiadores, una herramienta de contratación científica en línea y una herramienta de seguimiento dedicada a la ética y el cumplimiento normativo.

A corto plazo se espera que las investigaciones fuera de la UE se ajusten a los estándares europeos y por tanto mantengan su explotabilidad en el bloque. A largo plazo, el aumento de los estándares éticos, una labor positiva de por sí, también ofrece incentivos al cultivar un mercado más accesible, y por tanto iguala el terreno de la competición científica mundial.

.

Fuente: 

Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

.

.

Share