Su estudio ofrece información novedosa sobre las necesidades nutricionales de los peces de piscifactoría y aclara los requisitos para que sean sanos y seguros para el consumo humano.

Los peces alimentados con vegetales son saludables

.

Salmon_newborn_edited¿Se puede asegurar la calidad y la seguridad de los alimentos criando a los peces con una dieta a base de vegetales? En opinión de un grupo de investigadores financiados con fondos comunitarios, se puede. Los científicos del proyecto AQUAMAX («Piensos sostenibles para maximizar los beneficios del pescado de piscifactoría para la salud de los consumidores») han conseguido sustituir por vegetales parte de los alimentos marinos proporcionados al salmón y la trucha asalmonada de piscifactoría sin perder un ápice de los beneficios para la salud que ofrecen los productos de consumo resultantes. AQUAMAX recibió una financiación de 10,5 millones de euros por medio del área temática «Calidad y seguridad de los alimentos» del Sexto Programa Marco (6PM) de la Unión Europea.

Su equipo científico, coordinado por el Instituto Nacional de Investigación sobre la Nutrición y los Alimentos Marinos (NIFES), investigó los beneficios nutricionales del pescado criado con una dieta en la que se sustituyó parte de los ingredientes marinos de los piensos por ingredientes de origen vegetal. Los investigadores evaluaron si el salmón criado en piscifactorías se puede seguir considerando un alimento sano cuando el 50% de su dieta se compone de pienso vegetal. Su estudio ofrece información novedosa sobre las necesidades nutricionales de los peces de piscifactoría y aclara los requisitos para que sean sanos y seguros para el consumo humano.

Según los socios de AQUAMAX, el 70% del aceite de pescado y el 80% de las proteínas marinas de los piensos convencionales se puede sustituir por ingredientes vegetales sin consecuencias negativas para la salud de los peces. También conviene destacar que, al parecer, el salmón conserva su valor como fuente beneficiosa de ácidos grasos, muy saludables para los humanos.

«Para sustituir la harina y el aceite de pescado por ingredientes vegetales hay que tener en cuenta una gran variedad de componentes de los piensos», indicó el director del NIFES, Øyvind Lie, coordinador del proyecto AQUAMAX.

Bachforelle_Zeichnung_editedSus socios señalan que alimentar a los peces de piscifactoría con vegetales conlleva efectos positivos y negativos. «Sabemos que al alterar la composición de los piensos nos arriesgamos a perder parte de los beneficiosos ácidos grasos omega-3 de origen marino que existen en la grasa del pescado», reconoció el Dr. Lie. «Pero en comparación con las fuentes vegetales, esos mismos ingredientes marinos pueden contener más contaminantes, como dioxinas, PCB [bifenilos policlorados] y pirorretardantes bromados. En los pescados alimentados con ingredientes vegetales hemos observado concentraciones de dioxinas considerablemente más bajas», añadió.

.

Mujeres embarazadas

«Hay que poner en la balanza, por un lado, el riesgo de ingerir contaminantes y, por otro lado, los beneficios para la salud que implica consumir alimentos marinos ricos en los ácidos grasos omega-3 de origen marino EPA [ácido eicosapentaenoico] y DHA [ácido docosahexaenoico]. Este es un dilema sobre todo para las embarazadas.»

El consorcio de AQUAMAX se centró precisamente en las mujeres gestantes. Según el Dr. Lie, el riesgo de resultar afectados por contaminantes como las dioxinas es especialmente elevado para las embarazadas y sus fetos. «Pero también tienen mayor necesidad de recibir los nutrientes que aporta el pescado. Los ácidos grasos omega-3 marinos tienen especial importancia para madre y feto.»

Dos veces a la semana, desde la semana 21 de gestación hasta el alumbramiento, 62 embarazadas consumieron salmón alimentado con vegetales criado por los científicos. Además, se hizo un seguimiento a los recién nacidos durante sus primeros seis meses de vida. Aparte se dispuso otro grupo de control formado por otras 62 embarazadas que consumieron la misma cantidad de pescado que consumirían habitualmente, constituyendo una parte reducida de su dieta total.

«Los resultados fueron muy alentadores», aseguró el Dr. Lie. «En el grupo que consumió el salmón de prueba, la concentración de omega-3 era elevada tanto en las madres como en los niños. Pese a que este salmón de prueba había recibido menos omega-3 a través de un pienso basado principalmente en ingredientes vegetales, la carne de salmón seguía constituyendo una fuente excelente de ácidos grasos sanos», explicó.

«Esto significa que podemos criar salmón con piensos que contengan proporciones elevadas de ingredientes vegetales. A su vez, de este modo se reduce nuestra necesidad de recursos marinos y, al mismo tiempo, se mantiene una concentración suficientemente saludable de ácidos grasos y disminuye el riesgo de ingerir contaminantes. Esta clase de conocimientos es indispensable para las autoridades responsables de difundir directrices nutricionales relativas al consumo de alimentos marinos.»

AQUAMAX también estudió la predisposición de los consumidores ante la idea de criar el pescado con una dieta más variada. Según sus indagaciones, son más los que tienen una predisposición negativa que positiva. No obstante, la opinión pública variaba entre países, matizan los científicos, quienes añaden que sus resultados podrían facilitar a la industria los conocimientos necesarios para informar mejor a la población.

El consorcio de AQUAMAX reunió a 33 socios de Bélgica, China, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, India, Italia, Noruega, España, Suecia y Reino Unido.

Share