Los investigadores, que estudiaron distintos tipos de equinos, afirmaron que los tábanos se decantan por los tonos oscuros antes que por el blanco.

Las rayas de la cebra sirven para ahuyentar a los tábanos

.

Para responder a todos aquellos que alguna vez se preguntaron por qué las cebras tienen rayas, un equipo de científicos de Hungría y Suecia ha estudiado su función y el porqué de su evolución.

Imagen: Wikipedia.

El trabajo, publicado en Journal of Experimental Biology, recibió fondos del proyecto TABANOID («Trampa para un control innovador de los tábanos en espacios abiertos»), financiado a su vez con 825 000 euros al amparo del apartado «Investigación en beneficio de las PYME (pequeñas y medianas empresas)» perteneciente al Programa de Trabajo Capacidades del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea.

Los tábanos (Tabanidae) son insectos que poseen un aparato picador-cortador, portan enfermedades y distraen a los rumiantes en su alimentación. El Dr. Gábor Horváth del Departamento de Física Biológica del Instituto de Física de la Universidad Eötvös Loránd (Hungría) y sus colegas investigaron si estos insectos hematófagos se ven atraídos por el patrón de rayas blancas y negras de la cebra.

El Dr. Horváth afirmó que estos insectos presentan una atracción a la luz polarizada horizontal debido a que los reflejos de la luz en el agua adoptan esta polarización, un mecanismo que los insectos acuáticos utilizan para determinar los emplazamientos donde aparearse y depositar sus huevos.

Tábanos. Imagen: Wikipedia.

No obstante, las hembras de los tábanos también se sienten atraídas hacia los animales debido a la polarización lineal de la luz que incide en sus pieles. Los investigadores, que estudiaron distintos tipos de equinos, afirmaron que los tábanos se decantan por los tonos oscuros antes que por el blanco. Los fetos de cebra poseen en un principio una piel negra que desarrolla rayas blancas antes de su nacimiento.

Los investigadores opinan que el pelaje rayado de las cebras podría haber evolucionado para modificar el atractivo de su piel negra y reducir su interés ante insectos que se alimentan de sangre como los tabánidos.

En su estudio los investigadores utilizaron una muestra obtenida de una cuadra hípica infestada de tábanos en Budapest. Para sus propósitos modificaron la anchura, la densidad y el ángulo de las rayas y la dirección de la polarización de la luz que reflejaban. El equipo utilizó aceite y cola para atrapar a los insectos. Descubrieron que cuanto más estrecha era la raya menos interesaba el animal a los tábanos.

Además examinaron la atracción por los caballos blancos, oscuros y a rayas y descubrieron que el rayado era el que despertaba una menor predilección de los tres. A continuación midieron el ancho de las rayas y los patrones de polarización de la luz reflejada por la piel de una cebra y descubrieron que el estampado de este animal estaba en consonancia con los patrones menos atractivos para los tábanos.

«Concluimos que las cebras han evolucionado un patrón de pelaje en el que las rayas son los suficientemente estrechas como para reducir al mínimo su atractivo ante los tabánidos», indican los autores en el artículo. «Probablemente la presión selectiva hacia un patrón de pelaje rayado como respuesta a los dípteros parásitos hematófagos sea alta en esta región [África].»

El proyecto TABANOID, coordinado por MFKK Invention and Research Center Services Ltd., concluyó con el desarrollo de un producto que aumentará enormemente la proyección de las PYME asociadas al proyecto en el negocio relacionado con la protección ante los tábanos en Europa. Los socios del proyecto TABANOID (LENIS, MEPARK, KORÖS-MAROS BIOFARM, JCB, EOHIPPUS y AGROPHARM), como titulares de los derechos de propiedad industrial e intelectual de los resultados, podrán afianzar su competitividad mediante la producción, distribución y venta de una trampa eficiente y ecológica para controlar las poblaciones de tábanos.

Share