El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea aprobaron, el 17 de mayo de 2017, la Decisión por la que se establece la declaración del Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018 / Foto: Parque Güell. Barcelona / MECD

Nuestro patrimonio: donde el pasado se encuentra con el futuro

.

El patrimonio cultural europeo no es sólo un legado del pasado, es también un recurso imprescindible para nuestro futuro, dado su incuestionable valor educativo y social, su considerable potencial económico, así como su importante dimensión en cooperación internacional.

.

A partir de estos principios, los objetivos del Año Europeo son fomentar el intercambio y la valoración del patrimonio cultural de Europa como un recurso compartido, sensibilizar acerca de la historia y los valores comunes y reforzar un sentimiento de pertenencia a un espacio común europeo.

Bisontes. Altamira. Cantabria / MECD

Bisontes. Altamira. Cantabria / MECD

.

Una mejor comprensión y apreciación, especialmente entre los jóvenes, de su patrimonio compartido a la vez que diverso ayudará a consolidar el sentimiento de pertenencia a la Unión y reforzará el diálogo intercultural. Es necesario, por tanto, promover un mayor acceso al patrimonio cultural y aumentar su dimensión europea.

Esta conmemoración supone una oportunidad para participar en un año que celebra la riqueza y la diversidad del patrimonio Europeo

.

Una conmemoración participativa

Esta conmemoración supone una oportunidad para participar en un año que celebra la riqueza y la diversidad del patrimonio Europeo. El patrimonio cultural Europeo forma parte de nuestras ciudades, paisajes y espacios arqueológicos. Se encuentra no solo en disciplinas como el arte y la literatura, sino también en otros ámbitos como las técnicas artesanales, la gastronomía, la historia, la música y el cine. El patrimonio cultural nos une desde su diversidad. Gracias a la tecnología y a internet, es ahora más accesible que nunca.

El propósito del Año Europeo del Patrimonio Cultural es animar a cuantas más personas a descubrir y explorar el patrimonio cultural Europeo, y a reforzar un sentimiento de pertenencia a la familia europea. En 2018 se hará hincapié en:

 El valor del patrimonio cultural para la sociedad;

 su contribución a la economía;

 su papel en la diplomacia cultural europea;

 la importancia de salvaguardarlo para su disfrute por las generaciones futuras.

.