El teléfono 900 111 000 forma parte de las distintas estrategias informativas puestas en marcha por la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida y constituye una eficaz herramienta para facilitar a la población información y asesoramiento experto y personalizado.

25.000 llamadas al año consolidan el teléfono 900 111 000, de información sobre VIH y sida

.

Las especiales características del servicio telefónico (accesibilidad e inmediatez y, sobre todo, anonimato y confidencialidad) favorecen que quienes solicitan información puedan expresarse libremente. Esto es especialmente relevante si tenemos en cuenta que, en ocasiones, se pueden plantear en estas consultas aspectos íntimos, y que todavía no están totalmente superados los prejuicios respecto a las prácticas sexuales y las actitudes de rechazo hacia las personas que viven con el VIH y sida. De hecho, en nuestro país, y a pesar de que han transcurrido ya más de 30 años desde el inicio de la epidemia, todavía una de cada tres personas afirma que no trabajaría o estudiaría con una persona infectada por el VIH.

En este teléfono se puede recibir información y asesoramiento sobre aspectos como las vías de transmisión, las medidas de prevención, las indicaciones de la prueba diagnóstica del VIH, la derivación a centros especializados, etc.

Además del teléfono, el servicio también ofrece información a través de una dirección de correo electrónico (informacionvih@cruzroja.es), habiéndose recibido y respondido 2.500 consultas por esta vía durante los cinco años referidos.

.

Datos procedentes de de 66.080 cuestionarios

Los datos que se facilitan son un resumen del contenido de los  66.080 cuestionarios realizados a través de las llamadas. La mayoría de las llamadas proceden de toda España, aunque Madrid agrupa más del 25% del total de consultas realizadas, seguida por Barcelona (11%) y Valencia (5%).

Las consultas han sido realizadas por hombres (81% del total, frente al 19% de mujeres) y casi el 25% de las mismas fueron hechas por jóvenes de 26 a 30 años.

El 96% de las llamadas provienen de personas  de nacionalidad española, aunque es destacable que se han contabilizado un total de 102 nacionalidades diferentes.

De las personas que llaman, un 23% de los hombres declara haber tenido alguna práctica sexual de riesgo como clientes de prostitución, mientras que en el caso de las mujeres esta cifra no alcanza ni siquiera un 1%, siendo el mayor grupo de mujeres el constituido por aquellas que se identifican como familiares o amigas de personas que viven con VIH.

Respecto al motivo de la llamada, más de la mitad de las consultas (56%) ha estado relacionada con prácticas sexuales, principalmente heterosexuales.

Por otro lado, en lo referido al tipo de información solicitada, se agrupa en dos grandes bloques: las preguntas relacionadas con las vías de transmisión del VIH, que representan un 40% del total de las consultas (especialmente las referidas a las vías de transmisión sexual), y la información sobre las pruebas de diagnóstico existentes para la detección del virus de inmunodeficiencia humana (38,5%).

.

Importancia de la información y la prevención

El sida ha experimentado una progresiva “sexualización” en las vías de transmisión, siendo actualmente la vía heterosexual la primera causa de nuevos casos de infección por VIH. Este cambio en el perfil epidemiológico hace que haya que mantener un esfuerzo sostenido en el ámbito de la prevención, la educación y la promoción de hábitos saludables entre toda la población.

Por este motivo, el ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad  recuerda que es muy importante no bajar la guardia, porque todos podemos estar expuestos a la enfermedad. Es especialmente importante adoptar medidas de prevención en las relaciones sexuales, como el uso del preservativo, especialmente con las parejas nuevas u ocasionales.

Es necesario reforzar los esfuerzos en la difusión de información ya que en nuestro país sigue habiendo una baja percepción del riesgo entre la población, por lo que se debe insistir en que no existen grupos de riesgo, sino prácticas de riesgo.

.

La prueba del VIH

El retraso diagnóstico es una de las principales preocupaciones de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida. En España se estima que entre un 25% y un 30% de las personas con VIH no sabe que está infectada. Es decir, hay unas 35.000 personas que por miedo al estigma y a la discriminación, por falta de una adecuada percepción del riesgo o por no acudir a los servicios sanitarios, no se están beneficiando de los tratamientos existentes y no están adoptando las medidas de prevención adecuadas para evitar la transmisión.

La Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida recomienda que cualquier persona que haya tenido relaciones sexuales con penetración (anal o vaginal, y también oral si hubo eyaculación) sin preservativo con una pareja de la que ignora si está infectada por el VIH y que, por tanto, ha estado en riesgo de contraer la infección, debe acudir a los servicios de salud a hacerse la prueba.

La decisión de hacerse la prueba del VIH es siempre voluntaria, su resultado es confidencial, y también puede hacerse de forma anónima.

Se puede realizar de forma gratuita en los centros sanitarios de la red pública y además en los centros de enfermedades de transmisión sexual y en algunas ONG (http://www.cruzroja.es/vih/donde-hacerse-prueba-VIH.html)

También existen las pruebas rápidas de detección del VIH, cuyo resultado se puede obtener en menos de 30 minutos. Un resultado positivo a estas pruebas sólo tiene un carácter provisional y requiere una confirmación posterior.

Share