Abraham Lincoln

Abraham Lincoln / Wikimedia

Tal día como hoy… 6 de noviembre de 1860 Abraham Lincoln ganaba la presidencia de los Estados Unidos

 

El 6 de noviembre de 1860, Abraham Lincoln (1809-1865) se proclamaba vencedor en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. El 12 de abril siguiente, con el ataque confederado a Fort Sumter, comenzaba la Guerra Civil (1861-1865).

 

CV / Los Estados Unidos estaban pasando por el momento más crítico de su historia. Desde su independencia de Inglaterra, su modelo político había consistido, en la práctica, en una suerte de confederación, más que en una federación. Además, a lo largo de su reciente historia, las diferencias entre los estados del norte y los del sur se habían acrecentado a la vez que el país se expandía hacia el oeste y surgían nuevos estados, miembros de la Unión, que se adaptaban a uno u otro modelo.

En EEUU coexistían dos modelos económicos enfrentados en un mismo país, y dos modelos políticos, el confederal y el federal

Los estados del norte eran de menor extensión, pero estaban mucho más poblados, al tiempo que eran receptores masivos de inmigración europea y se encontraban a la vanguardia de la revolución industrial; por el contrario, los estados del sur, la vieja Dixie, eran más extensos, pero menos poblados y basados en un modelo latifundista agrario sustentado en la mano de obra esclava. Dos modelos económicos enfrentados en un mismo país, y dos modelos políticos, el confederal y el federal. Hasta entonces, la cosa había más o menos funcionado, pero esto ya no le servía al norte industrial. Había todo un país en expansión por consolidar, y el modelo confederal de los padres fundadores era obsoleto para estos designios. El recién creado partido Republicano de Abraham Lincoln se presentó con la propuesta del «sistema americano», un modelo económico fundamentado en el desarrollo de la industrialización y el proteccionismo interior.

Las elecciones presidenciales tuvieron lugar, como siempre, el primer martes después del primer lunes de noviembre en año múltiplo de cuatro. Abraham Lincoln, con el partido republicano levantado de las cenizas del antiguo partido whig, resultó el vencedor, aunque no en número total de votos. Lincoln obtuvo el 39,2% de los votos -1.865.908-, frente al 29,46% del candidato demócrata Stephen A. Douglas -1.380.202-, el 18,10% del candidato demócrata del Sur, John C. Brekinridge -848.019-, y el 12,62% del candidato del partido de la Unión Constitucional, el esclavista John C. Bell -590.901-. Así, los opositores a Lincoln sumaban casi tres millones de votos, frente a sus algo menos de dos millones, pero controlaba 180 compromisarios, contra los 123 de sus competidores, con lo cual fue elegido presidente.

Los estados del sur manifestaron desde un primer momento su rechazo a Lincoln y la tensión se disparó

Los estados del sur manifestaron desde un primer momento su rechazo a Lincoln y la tensión se disparó. Tras sufrir en Baltimore un atentado del que salió ileso, y en un ambiente de crispación política extrema, Lincoln llegó disfrazado a Washington el 23 de febrero de 1861 y fue finalmente investido, entre grandes medidas de seguridad, el 4 de marzo como el décimo sexto presidente de los EEUU.

Contra lo que se suele pensar, el motivo de la guerra no fue la abolición de la esclavitud, sino el «sistema americano». Ciertamente, Lincoln era antiesclavista, pero era consciente de su posición dentro de la correlación de fuerzas en que se movía, y ni se le ocurrió atreverse plantear la emancipación de los esclavos negros. El problema para el sur era el programa económico del partido republicano, el «sistema americano» propuesto, con un modelo proteccionista que abocaba la economía del Sur al colapso o a su transformación, con o sin esclavos. Mucho más sutil, sin duda, pero no por ello evitó la guerra…

El proteccionismo económico que Lincoln postulaba favorecía claramente al modelo industrial norteño

El proteccionismo económico que Lincoln postulaba favorecía claramente al modelo industrial norteño. Al imponer aranceles aduaneros, evitaba la competencia exterior de manufacturas –principalmetne británicas- e  impulsaba el desarrollo de la industria nacional, pero perjudicaba muy seriamente la exportación de materias primas del sur, y eso era un golpe mortal a su economía. Igualmente, la banca inflacionista favorecía un desarrollo que al Sur le era completamente ajeno. Además, los ingresos de las aduanas fortalecerían al gobierno federal, ya que eran una de sus principales fuentes de ingresos; y al sur no le interesaba un fortalecimiento del Estado.

Pero todo este modelo, que se denominaba «sistema americano», pasaba necesariamente por el mantenimiento de la unidad política del país. Por eso Lincoln antepuso la Unión a cualquier otra consideración, incluida la esclavitud. La esclavitud solo se abolió parcialmente en 1863 en los estados no controlados. No fue hasta después de la guerra, con las Enmiendas XII y XIV (1865/1866), que la esclavitud quedó formalmente abolida en todo el territorio de los EEUU.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí