Acorazado «Potemkin»

El acorazado «Potemkin» / Wikimedia - Фотография из коллекции Юрия Чернова.

Tal día como hoy… 27 de junio de 1905, la tripulación del acorazado Potemkin se amotinó

 

El 27 de junio de 1905, la tripulación del acorazado de la Armada Imperial Rusa «Potemkin», que se encontraba realizando maniobras cerca del puerto de Odessa, en el mar Negro, se amotinó uniéndose a la huelga general que había estallado en todo el país. Se convirtió en emblema de esta revolución fracasada por la película muda que dirigió Serguéi Eisenstein en 1925, considerada una obra maestra de la historia del cine.

 

CV / El ‘Potemkin’ era un acorazado tipo pre-dreadnought botado en 9 de octubre de 1900 y destinado a la flota del mar Negro. En 1905 la situación en Rusia era de extrema tensión. Por un lado se había declarado la huelga general exigiendo la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores y una democratización del sistema político, que permanecía anclado en el absolutismo oligárquico decimonónico en una Rusia a medio camino entre la Edad Media y la Modernidad.

El 27 de junio el Potemkin estaba realizando maniobras frente a la costa ucraniana. Habían llegado las noticias de la derrota en la batalla de Tsushima

Por el otro, Rusia estaba en guerra con Japón en el océano Pacífico. Una guerra que no iba nada bien y que aumentó la carestía entre la población. La flota del mar negro quedaba muy lejos del conflicto, por esta razón, la mayor parte de oficiales y marineros experimentados se destinaron a la flota del Pacífico para cubrir las bajas de la guerra, quedando las tripulaciones del mar Negro formadas por marineros y oficiales inexpertos.

El 27 de junio el Potemkin estaba realizando maniobras frente a la costa ucraniana. Habían llegado las noticias de la derrota en la batalla de Tsushima, que se saldó con el hundimiento y la captura de la mayor parte de la flota rusa por parte de los japoneses. Y la moral era extremadamente baja, casi tanto como las condiciones de vida de la tripulación. Aquel día, varios miembros de la tripulación se negaron a comer la ración de borsch, una sopa de remolacha con carne podrida y repleta de larvas de mosca, que constituía la base de la dieta de la marinería.

Algunos de los tripulantes del Potemkin en 1905 / Wikimedia

El segundo oficial convocó a estos marineros en el castillo de proa, frente a un pelotón de infantería de marina armado. Los marineros pensaron, no sin razón, que iban a ser ejecutados y se lanzaron contra el pelotón. Un oficial disparó contra un marinero causándole la muerte y toda la tripulación se amotinó. Siete de los 18 oficiales del buque fueron asesinados, entre ellos el causante del motín, y los marineros constituyeron un comité que gobernara el buque. Se acordó adherirse a la huelga general, enarbolar la bandera roja y poner rumbo a Odessa.

El 29 de junio, el entierro del marinero asesinado por el oficial se convirtió en una manifestación política en toda regla, y el ejército cargó contra los manifestantes

El 29 de junio, el entierro del marinero asesinado por el oficial se convirtió en una manifestación política en toda regla, y el ejército cargó contra los manifestantes. A su vez, el gobierno envió un escuadrón naval a Odessa para combatir al Potemkin, pero la flota zarista dio media vuelta al avistar al Potemkin que salía del puerto de Odessa; no estaban seguros de sus respectivas tripulaciones, entre las cuales había numerosos simpatizantes de los amotinados y los huelguistas. Poco después, los marineros de un segundo escuadrón se negaron a abrir fuego contra el Potemkin.

Mientras tanto, la revolución en Odessa había fracasado y, a medida que el gobierno controlaba la situación, la posición del Potemkin era cada vez más comprometida. La tripulación resolvió zarpar de Odessa y buscar refugio en el puerto rumano de Constanza y aprovisionarse de comida, agua y carbón. Pero los rumanos rehusaron prestarles ayuda. El Potemkin se dirigió entonces a Feodosia, en Crimea, donde solo consiguieron comida. Aislados y con la armada rusa del mar Negro dándoles caza, los marineros optaron por poner rumbo nuevamente a Constanza. Esta vez se les ofreció asilo político si abandonaban el barco. El comité aceptó, pero antes de abandonar el buque ordenó abrir las válvulas para hundirlo en el puerto.

La celebérrima película de Eisenstein se permitió, cómo no, ciertas licencias narrativas, limitándose al episodio de la huelga general en Odessa

El buque fue reflotado, pero el nombre de Potemkin se convirtió en maldito por su asociación con la fracasada revolución. Fue renombrado con el nombre de Panteleimon y prestó servicio en la armada zarista los años siguientes. Durante la I Guerra Mundial intervino en varios combates. El 13 de abril de 1917, tras la revolución de febrero, fue rebautizado de nuevo como Potemkin. En mayo de 1918 fue capturado por los alemanes en Sebastopol, y entregado a los aliados al final de la guerra. En  abril de 1919, en plena guerra civil rusa, los británicos destruyeron su maquinaria antes de abandonar Crimea, para evitar que los bolcheviques lo utilizaran contra los blancos.

La celebérrima película de Eisenstein se permitió, cómo no, ciertas licencias narrativas, limitándose al episodio de la huelga general en Odessa y dándole tintes épico-revolucionarios. Aunque la historia real fue algo distinta, sigue siendo una película digna de ver, muy especialmente la escena de la escalinata del boulevard de Odessa, con el bebé en el carrito rodando escaleras abajo, homenajeada multitud de veces en otras tantas películas; entre ellas, la escena de la estación central en ‘Los Intocables de Elliot Ness’ (1987), de Brian de Palma.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí