La investigación tiene entre sus principales retos establecer definiciones más claras e indicadores estandarizados de los conceptos clave (como la “precarización laboral”)

Un artículo científico establece una agenda global de investigación para la próxima década sobre la precariedad laboral y la salud

.

El Grupo de Investigación en Desigualdades en la Salud -Employment Conditions Network (GREDS-EMCONET) del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la UPF ha publicado recientemente un artículo en la prestigiosa revista International Journal of Epidemiology.

.

UPF / El trabajo, firmado por Joan Benach (director de GREDS-EMCONET), Alejandra Vives, Gemma Tarafa, Carlos Delclós y Carles Muntaner, propone una agenda de investigación para la próxima década que ayude a comprender la relación entre la precarización del trabajo y la salud, y que establezca un programa de investigación adecuado para ampliar la comprensión de las causas complejas de este importante problema social.

Un cúmulo de factores aún poco estudiados, como la generalización de la precariedad a mercados de trabajo cada vez más flexibles, la disminución de la influencia y la capacidad de negociación de los sindicatos, o la degradación de la protección social, han provocado que los últimos años hayan aparecido nuevas formas de empleo flexibles, que han reducido las relaciones de trabajo más seguras y protegidas.

.

Retos para una nueva agenda global de investigación
La precarización laboral daña la salud de las personas trabajadoras, incluidas las que tienen una mejor situación laboral

Una de las necesidades más urgentes de dilucidar son las consecuencias que los nuevos tipos de empleos precarios tienen sobre la salud y el bienestar de los trabajadores y de sus familias, a la vez que se producen graves desigualdades en la salud de los grupos sociales. Un ejemplo de ello es el alto nivel de precarización entre las mujeres, los inmigrantes, los jóvenes y las personas de clase obrera, un hecho que tiene un impacto negativo sobre su salud mental.

La investigación tiene entre sus principales retos establecer definiciones más claras e indicadores estandarizados de los conceptos clave (como la “precarización laboral”) y disponer de mejores instrumentos de medida, sistemas de información y diseños de estudio. Esto debe permitir una comprensión más detallada de las vías y mecanismos mediante los cuales la precarización laboral daña la salud de las personas trabajadoras, incluidas las que tienen una mejor situación laboral.

.

Un enfoque multidimensional que considere la diversidad laboral

Esta labor de investigación requiere un nuevo enfoque basado en constructos multidimensionales de la precariedad laboral, como la escala de medida EPRES, desarrollada por el propio grupo GREDS-EMCONET, y que a la vez tenga en cuenta una perspectiva longitudinal a lo largo del tiempo, ya que no se pueden analizar las diferentes condiciones de precariedad de forma aislada ni estática.

Los avances científicos en este campo deben servir para ayudar a encarar los debates teóricos y políticos

Hay que considerar la diversidad de los regímenes del mercado laboral existentes hoy en día en el mundo, así como los vínculos que hay entre las reformas laborales y las condiciones de empleo, el trabajo y la salud, junto con la relación con otros condicionantes de las desigualdades sociales como son el género, la clase social o la situación migratoria.

Los avances científicos en este campo deben servir para ayudar a encarar los debates teóricos y políticos que vinculan la precariedad en las condiciones de trabajo, la salud y la calidad de vida alrededor de importantes conceptos sociales, tales como las reformas laborales, los regímenes de flexiseguridad, o el proteccionismo del mercado de trabajo, entre otros.

.

Trabajo de referencia:

J. Benach, A. Vives, G. Tarafa, C. Delclós i C. Muntaner, “What should we know about precarious employment and health in 2025? Framing the agenda for the next decade of research”, enero 2016, doi:10.1093/dyv342.

.