Ahorro de energía y de tiempo para producir pan

Se preparó un estudio de mercado de panaderías que se ha convertido en un documento de referencia

Hornos innovadores para transformar la industria panificadora europea

.

Un proyecto financiado con fondos de la Unión Europea ha desarrollado tres prototipos de horno que reducirán el consumo de energía y ahorrarán tiempo en el proceso de cocción.

.

Cordis / Los hornos producidos por el proyecto LEO (Low Energy Ovens) se sirven de tecnología de infrarrojo para reducir entre el 20 y el 40 % la energía necesaria y ahorrar hasta el 70 % del tiempo.

La tecnología de infrarrojo desarrollada por el equipo se aplicó por primera vez a labores de panadería en el proyecto EU-FRESHBAKE del 6PM.

Los hornos se sirven de tecnología de infrarrojo para reducir entre el 20 y el 40 % la energía necesaria y ahorrar hasta el 70 % del tiempo 

El proyecto LEO se creó con dos objetivos fundamentales en mente: indagar aún más en esta tecnología y desarrollar hornos prototipo con los que evaluar su viabilidad comercial.

En la reunión final del proyecto celebrada en diciembre de 2015, los socios de LEO confirmaron que sus resultados definitivos apuntan a que la tecnología de infrarrojos posee un enorme potencial de mercado y podría transformar la industria europea del pan.

Sus responsables han preparado ya un plan de negocio detallado con el que comercializar la tecnología, una labor en la que han colaborado estrechamente todas las partes involucradas en la cadena de valor del sector.

Los tres prototipos de LEO (un horno de varios pisos, un horno de caja ventilado y un horno con cinta transportadora) se construyeron y ensayaron en un laboratorio pero también en dos panificadoras profesionales en Francia y Alemania. De este modo se garantizó que su diseño satisficiese a una amplia gama de clientes, incluyendo tanto hornos artesanos como industriales.

[blocktext align=”left”]Sus responsables han preparado ya un plan de negocio detallado con el que comercializar la tecnología

Las pymes suponen cerca del 40 % de las empresas dedicadas al pan, y la mayoría emplean hornos de escala media similares al prototipo de horno con cinta transportadora de LEO.

Los prototipos de hornos de varios pisos se construyeron en concreto para suplir las necesidades de los panaderos tradicionales, los cuales representan la mayor parte de la industria europea (más del 60 % del mercado) y son la fuente principal de pan fresco en Europa.

Para garantizar la capacidad del horno para ahorrar tiempo y energía, se realizaron evaluaciones de ciclo de vida medioambientales, sociales y económicas acordes con el Sistema Internacional de Referencia para los Datos sobre el Ciclo de Vida (ILCD).

También se ejecutó un análisis sensorial y un estudio de aceptación por parte de los consumidores. También se preparó un estudio de mercado de panaderías que se ha convertido en un documento de referencia para los sectores de la panadería y la fabricación de hornos.

El proyecto concluyó a finales de 2015, pero sus socios seguirán colaborando para realizar pruebas adicionales con los prototipos y así mejorar los hornos antes de comenzar oficialmente su fabricación y su comercialización.

.

Fuente:
Basado en información del proyecto.
.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí