Alcohol: ni mucho, ni poco

Nada demuestra que beber alcohol mejore la salud / Pixabay

Ninguna cantidad de alcohol es segura para la salud general, según un estudio internacional

 

Según un estudio sobre el consumo mundial de alcohol y el riesgo de sufrir enfermedades, ningún licor, vino o cerveza es saludable.

 

Cordis / La revista médica internacional «The Lancet» ha publicado recientemente algunas estimaciones mundiales para 2016 que invitan a la reflexión y seguramente sorprenderán incluso a los bebedores más moderados. El alcohol es el principal factor de riesgo de enfermedades y muerte prematura en hombres y mujeres de entre 15 y 49 años, responsable de casi una de cada diez muertes. En todas las edades, el alcohol es la causa de 2,8 millones de muertes debido al cáncer, enfermedades cardiovasculares e infecciosas, lesiones intencionadas y accidentes de tráfico.

El alcohol es el principal factor de riesgo de enfermedades y muerte prematura en hombres y mujeres de entre 15 y 49 años

Un gran equipo internacional de investigadores extrajo datos del informe de 2016 sobre la carga mundial de las enfermedades («2016 Global Burden of Disease report», en inglés). En el estudio se presentó información sobre la muerte prematura y la discapacidad provocadas por más de 300 enfermedades, por sexo y edad, en 195 países o territorios en el período comprendido entre 1990 y 2016. Analizaron el impacto del alcohol en veintitrés problemas de salud y los riesgos relacionados con el alcohol en personas de edades comprendidas entre 15 y 95 años.

 

No tomar alcohol es la única cantidad de alcohol segura

Los investigadores descubrieron que una tercera parte de la población mundial bebe algún tipo de alcohol. Esta cifra incluye al 39 % de los hombres y al 25 % de las mujeres. No es de extrañar que China, la India y Rusia encabecen el número total de muertes relacionadas con el alcohol en ambos sexos debido a sus grandes poblaciones. Además, observaron que de cada 100 000 personas abstemias, 914 desarrollarían un problema de salud relacionado con el alcohol. Sin embargo, cuatro personas más se verían afectadas si bebieran una bebida alcohólica al día.

Con dos bebidas alcohólicas al día, otras sesenta y tres personas sufrirían una afección en un año. En el caso de aquellos que toman cinco bebidas al día, habría un aumento de 338 personas que desarrollarían un problema de salud. El equipo no encontró pruebas de que beber poco podría ayudar a mantener a la gente sana y dijo que nada demuestra que beber alcohol mejore la salud.

Según declaró la autora principal del estudio Emmanuela Gakidou, profesora del Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, a la CNN: «El hallazgo más sorprendente fue que incluso pequeñas cantidades de consumo de alcohol contribuyen a la pérdida de salud en todo el mundo. Estamos acostumbrados a oír que una bebida o dos al día está bien, pero las pruebas son las pruebas».

Incluso pequeñas cantidades  contribuyen a la pérdida de salud

Como declaró uno de los autores y también compañero del IHME, el doctor Max Grisworld, en una entrevista a la BBC: «Estudios previos han descubierto un efecto protector del alcohol en algunas afecciones, pero encontramos que los riesgos combinados para la salud asociados con el alcohol aumentan con cualquier cantidad de alcohol. En nuestro estudio, la fuerte asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer, lesiones y enfermedades infecciosas contrarresta los efectos protectores para las enfermedades cardíacas». Y añadió: «Aunque los riesgos para la salud asociados con el alcohol comienzan siendo pequeños con una bebida al día, luego aumentan rápidamente a medida que la gente bebe más».

El estudio recomienda medidas que los gobiernos deben tomar para desalentar el consumo de alcohol. Los políticos y los actores clave necesitan cambiar el asesoramiento y la asistencia que ofrecen a los ciudadanos y tener en cuenta los impuestos y otras medidas.

Independientemente del lugar del planeta en el que vivamos, parece que los problemas relacionados con el consumo de alcohol y sus consecuencias son motivo de gran preocupación. Pero, convencer a la gente de ello será el mayor obstáculo de todos, especialmente porque el alcohol es una parte muy importante de la cultura en todo el mundo.

Fuente: 

Basado en artículos aparecidos en medios de comunicación

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí