Alertas en la nube para advertir riesgos geológicos

Daños por deslizamientos en la costa / Créditos: ARPA research group

Alerta temprana de deslizamientos de tierra gracias a los satélites

 

Fue una verdadera catástrofe inmobiliaria: varias viviendas del complejo Los Cármenes del Mar, en el municipio granadino de Almuñécar, tuvieron que ser derribadas tras una serie de corrimientos de tierra que dejaron sin hogar a numerosas familias. Sin embargo, los archivos de los satélites ofrecen alertas tempranas de tales eventos y, ahora, estos archivos están más accesibles que nunca gracias a una nueva plataforma informática en la nube.

.

ESA / Los Cármenes del Mar, urbanización costera construida en una ladera, ofrecía unas magníficas vistas al mar, pero poco después de su finalización en 2005 los terrenos comenzaron a moverse hasta que finalmente se produjo un importante corrimiento de tierra.

“Este caso y otros parecidos muestran lo importante que es incluir los riesgos geológicos en la planificación urbana”, afirma Jorge Galve, del grupo de investigación ARPA.

Detección de posible inestabilidad en el terreno / ARPA research group, Instituto Geográfico Nacional, Spain/digital elevation model granted by © Instituto Geográfico Nacional
Detección de posible inestabilidad en el terreno / ARPA research group, Instituto Geográfico Nacional, Spain/digital elevation model granted by © Instituto Geográfico Nacional

“Nuestro equipo ha estado estudiando varios casos de deslizamientos de tierra que han afectado a complejos urbanos en el sur de España. Al combinar múltiples imágenes de radar por satélite, hemos podido detectar movimientos de menos de un centímetro al año. Estos minúsculos movimientos podrían indicar la primera fase de desestabilización de una ladera”.

“Por ejemplo, detectamos uno de estos ligeros movimientos del terreno en otra urbanización cercana, Marina del Este, a partir de los datos de radar del satélite Envisat de la ESA entre mayo de 2003 y diciembre de 2009. Ese mismo invierno, las fuertes lluvias desencadenaron un importante deslizamiento de tierra que provocó graves daños en edificios e infraestructuras”.

Al combinar imágenes consecutivas del mismo lugar, hasta los más mínimos cambios quedan resaltados y codificados según los colores del arco iris.

Así, es posible identificar movimientos milimétricos que, de lo contrario, pasarían inadvertidos.

El problema es que, tradicionalmente, esta sería una tarea muy compleja.

“Si los resultados de estos datos hubieran estado disponibles antes, se podrían haber utilizado para reducir los daños en las urbanizaciones estudiadas”, añade Jorge Galve.

“Pero se tardó más de tres meses en seleccionar manualmente las imágenes de radar, enviarlas a un especialista externo para que las procesara y, a continuación, llevar a cabo nuestros análisis”.

La buena noticia es que la situación ha cambiado: el equipo ahora puede producir resultados comparables en cuestión de días, en lugar de meses, gracias a los nuevos servicios informáticos proporcionados por la ESA, que facilitan el uso de los datos recopilados por los satélites.

El equipo ahora puede producir resultados comparables en cuestión de días, en lugar de meses

La Plataforma de Explotación de Geoamenazas online permite explorar, acceder y procesar grandes cantidades de datos satelitales, y ofrece herramientas de software para extraer de ellos información de utilidad y compartir los resultados.

“Gracias a este nuevo enfoque podemos dedicarnos a lo que se nos da bien: el análisis y la interpretación —reconoce Jorge Galve—. Todo lo demás está automatizado: desde la recopilación de datos inicial hasta la producción de resultados”.

“Nuestro último análisis ha identificado nuevas áreas con posibles problemas por inestabilidad del suelo, que nuestro equipo va a estudiar de forma detallada”.

.

Vídeo con información

 

 

.

.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí