Alimentos envasados más seguros

Según la encuesta de un proyecto financiado con fondos europeos, los consumidores dicen «sí» al uso de la nanotecnología en el envasado de alimentos, pero siguen preocupados por la contaminación alimentaria.

 

Cordis / Cada año, se pierde o desperdicia cerca de un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial. Cuando desperdiciamos comida, los consumidores no somos los únicos que perdemos dinero. El desperdicio de alimentos implica un desperdicio de la tierra, la energía, el agua y el trabajo necesarios para producirlos y, lo que es más importante, daña el medio ambiente.

El proyecto NanoPack, financiado con fondos europeos, propone una solución que podría ayudar a abordar un aspecto de este problema: el desperdicio de alimentos debido a su deterioro. El equipo de NanoPack basa su solución en sistemas innovadores y activos de envasado de alimentos.

 

El uso de la nanotecnología: descubrimientos de la encuesta

El envasado activo se define como el envasado cuya función va más allá de simplemente contener el producto de forma pasiva. Este envasado absorbe o libera sustancias para mejorar la frescura de los alimentos envasados o prolongar su tiempo de conservación.

Para determinar cómo ve la gente la nanotecnología y sus beneficios potenciales para el envasado de alimentos, los socios del proyecto realizaron una investigación sobre el grado de aceptación de los consumidores y comerciantes minoristas a las tecnologías de envasado activo de alimentos. Se realizaron diez entrevistas no estructuradas y a grupos escogidos de consumidores y empresarios de China, Dinamarca, Irlanda, Italia y España, que brindaron resultados interesantes.

Se descubrió que los consumidores están cada vez más a favor de utilizar soluciones basadas en la nanotecnología en el envasado de alimentos

Se descubrió que los consumidores están cada vez más a favor de utilizar soluciones basadas en la nanotecnología en el envasado de alimentos. Sin embargo, también están preocupados por la naturaleza activa de esta tecnología y por cómo la inclusión de aceites esenciales, cuyo objetivo es prevenir o ralentizar el deterioro de los alimentos, puede contaminarlos o alterarlos.

«Los beneficios de las soluciones de envasado activo no siempre se ajustan a lo que tienen en mente los consumidores», afirmó Polymeros Chrysochou, profesor asociado en la Universidad de Aarhus en Dinamarca, socio del proyecto, en un artículo publicado en el sitio web de la revista EPPM.

La frescura es un concepto bastante vago y la gente lo interpreta de formas diferentes / Pixabay

«Por ejemplo, prolongar el tiempo de conservación de un producto y mantener su frescura parece ser una contradicción… La frescura es un concepto bastante vago y la gente lo interpreta de formas diferentes. Algunos lo entienden como el tiempo que ha pasado desde la producción, en cuyo caso un tiempo de envasado menor equivale a un producto alimentario más fresco. Esto significa que esos consumidores no ven que un producto con un tiempo de conservación más prolongado sea necesariamente fresco, ya que ha pasado más tiempo desde su producción».

Cada año, decenas de miles de europeos enferman debido a alimentos contaminados o en mal estado

Cada año, decenas de miles de europeos enferman debido a alimentos contaminados o en mal estado. Este proyecto de cuatro años, que comenzó en 2017, tiene como objetivo mejorar la seguridad alimentaria impidiendo el crecimiento de bacterias de los alimentos, lo que ayudará a prevenir las enfermedades provocadas por alimentos contaminados y el deterioro de los mismos. Los materiales que hacen esto posible son los llamados nanotubos de halloysita.

Estos nanotubos minerales naturales son incorporados en las películas de envasado de plástico, donde se fijan para que no entren en contacto con los alimentos. Cada nanotubo contiene aceites esenciales naturales, extraídos de plantas como el orégano y el tomillo, que se liberan poco a poco en forma de vapor desde la película del envase hacia la cámara de aire. Gracias a sus propiedades antimicrobianas, ralentizan el crecimiento de las bacterias y el moho que echan a perder los alimentos. Se espera que las películas de envasado de NanoPack que se están desarrollando en la actualidad prolonguen el tiempo de conservación de los productos perecederos hasta un 25 %.

Gracias a sus propiedades antimicrobianas, ralentizan el crecimiento de las bacterias y el moho que echan a perder los alimentos

Actualmente, el proyecto NanoPack (Pilot line production of functional polymer nanocomposites from natural halloysite nanotubes: demonstrating controlled release of active antimicrobials in food packaging applications) está realizando ensayos piloto. Estos ensayos incluirán todas las fases de la producción de envases en cadenas piloto de producción para determinar si los productos de NanoPack son viables desde un punto de vista comercial e industrial.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí