Según concluye el trabajo ganador del XII Premio Ernest Lluch / Imagen: Usal

Los adolescentes hacen un uso excesivo de las TIC

.

Marie Prospermine López, alumna del Instituto Mediterrània de Castelldefels, es la autora del trabajo “Uso y abuso de las TIC en adolescentes. Estudio en un centro de secundaria”. Algunas de las conclusiones que propone el trabajo son que los adolescentes del centro hacen un uso excesivo de las TIC, y que este consumo está influyendo en su día a día personal y académico.

.

UPF / “Uso y abuso de las TIC en adolescentes. Estudio en un centro de secundaria”, de la alumna Marie Prospermine López es el trabajo ganador del XII Premio Ernest Lluch de Ciencias Políticas y Sociales, convocado por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UPF y la Fundación Ernest Lluch, y dotado con 1.000 euros.

La obra, que el jurado ha proclamado ganadora de entre los 98 trabajos presentados en el concurso, hace una radiografía de cómo es el uso de las TIC en el centro de Castelldefels donde estudia su autora, y analiza aspectos como las facilidades de acceso, cuánto tiempo y qué tipo de dispositivos se utilizan, si su uso influye en el nivel académico o las diferencias de uso por sexos, entre otros factores.

.

 Adicción a las TIC

A partir de una muestra formada por 571 estudiantes de secundaria de ESO y Bachillerato del Instituto Mediterráneo de Castelldefels, la autora utilizó tres tipos de cuestionarios: uno primero sobre el uso y abuso de las nuevas tecnologías, un segundo de experiencias relacionadas con Internet, y un tercero de experiencias relacionadas con el móvil.

El abuso de las TIC influye en la repetición de curso, disminuye las habilidades cognitivas, y aumenta la posibilidad de tener problemas personales e interpersonales

Algunas de las conclusiones que propone el trabajo son que los adolescentes del centro hacen un uso excesivo de las TIC, y que este consumo está influyendo en su día a día personal y académico. Constata que el alumnado está prácticamente conectado todo el día y utiliza las pantallas bastante rato antes de entrar en el instituto, y confirma la falta de claridad en las diferencias por género respecto a este uso.

Según el estudio, el abuso de las TIC influye en la repetición de curso, disminuye las habilidades cognitivas, y aumenta la posibilidad de tener problemas personales e interpersonales, aunque hace la reflexión de la necesidad de enfocar el problema de manera global, teniendo en cuenta factores como la personalidad, la desestructuración familiar o la inestabilidad emocional.

Finalmente, la autora propone tres líneas de intervención, como son hacer programas preventivos en los centros educativos sobre la adicción a las TIC y de educación emocional y crecimiento, y consensuar una legislación y desarrollo normativos sobre su uso, sobre todo en menores de edad.

Según los miembros del jurado, presidido por Miquel Salvador y formado por once vocales de las dos entidades organizadoras, el trabajo ganador “parte de un marco teórico y conceptual fundamentado, que despliega un interesante y estimulante trabajo de campo, dada la participación de alumnos y profesores del instituto. Pone en marcha cuestionarios propios y la adaptación de cuestionarios experimentales, acompañados de un adecuado análisis cuantitativo y de una bibliografía extensa y adecuada”.

.