Si se parara el motor de las economías emergentes la economía mundial entraría en recesión, opina el catedrático / Fotografía: Esteban Cobo | UIMP 2018

China e India “son las verdaderas locomotoras mundiales”

.

El catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid, Emilio Ontiveros, ha participado en el encuentro Las Fuerzas Armadas en el mundo actual que se está celebrando en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en colaboración con el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa.

.

UIMP / Durante su intervención, Ontiveros ha abordado las Tendencias económicas de la sociedad actual. En su opinión, “el mundo vive una situación de incertidumbre asociada fundamentalmente al cambio de filosofía y actitud de Estados Unidos”, y esto es así, ha explicado, porque “en lugar de profundizar en la gobernanza global de la economía, se está optando por vías unilaterales de decisión en política económica”. Esto, ha añadido, “puede complicar la vida a Europa porque la eurozona es el bloque más abierto a las relaciones exteriores del mundo”.

En este sentido, el catedrático ha explicado que la crisis del euro puso de manifiesto dos problemas. Por un lado, “la tardanza en la adopción de políticas económicas similares a las que adoptó Estados Unidos”, y por otro, la evidencia de “algunos pecados originales de la eurozona”, ya que a pesar de tener una unión monetaria “no tenía una unión bancaria”. Desde el verano de 2012, ha señalado, “se aplicaron algunas decisiones tendentes a fortalecer esas estructuras”, aunque “se tienen que seguir mejorando los cimientos”. Para Ontiveros “es fundamental solidificar la zona euro porque si viniera otro tsunami financiero no tenemos unas estructuras mucho más sólidas que las que teníamos en el verano de 2007”. Es cierto, ha reconocido, que ya hay una unión bancaria, “pero, por ejemplo, no hay una línea de respaldo para los fondos de garantía de depósito, de cara a que los depositantes quedemos amparados por una red de seguridad”.

“Si alguien altera las reglas del juego del comercio internacional, España lo tendrá más complicado que si fuese una economía cerrada”, según Ontiveros

Además, ha apuntado, dentro de la zona euro “se están produciendo alteraciones que no están favoreciendo precisamente una mayor integración, y todo lo que sea romper la dinámica de fortalecimiento de la integración europea también perjudica a España”, ya que “es una de las economías que más se ha beneficiado de su pertenencia a las instituciones europeas”.

En el caso concreto de la economía española, Ontiveros ha valorado positivamente que “el 32% de la determinación del PIB” corresponda a las exportaciones, pero “si alguien altera las reglas del juego del comercio internacional, España lo tendrá más complicado que si fuese una economía cerrada”. Por este motivo, ha dicho, “tenemos que observar de cerca las medidas proteccionistas”. Como ejemplo, el catedrático ha resaltado que el país tiene “una sensibilidad a lo que ocurra con el brexit superior a lo que ocurra en otras economías, porque España es de las pocos países de Europa que tiene un superávit comercial con Reino Unido”. Al mismo tiempo, ha remarcado, “le vende muchísimos servicios al Reino Unido, principalmente turismo: el 23% de turistas son británicos y, además, estos son los principales compradores de vivienda después de los españoles”.

Por otro lado, el catedrático ha asegurado que “el mundo hoy está creciendo y generando prosperidad prácticamente en todas las latitudes”, aunque hay un rasgo claro que demuestra que “crecen bastante más las economías consideradas emergentes que las economías avanzadas”. China e India, ha explicado, “son las verdaderas locomotoras mundiales. Si se parara el motor de las economías emergentes la economía mundial entraría en recesión”. China, en concreto, “es el principal inversor del mundo porque tiene la mayor capacidad financiera”, de modo que “si hay un problema en la economía china la posibilidad de contagio es alta”.

.