Ángeles sin paraíso

Teatro Romea, Barcelona (obra en catalán)

La revolta dels Àngels

Hasta el 18 de octubre

 

La idolatría y el ego de la fama son estériles cuando uno ha muerto, y carecen de sentido. Así se extrae de los tres personajes que componen la obra La revolta dels àngels, (La rebelión de los ángeles) de Enzo Cormann, uno de los autores más destacados de la dramaturgia francesa actual. Estrenada el pasado viernes en la programación Off del Romea esta obra escenifica las cuestiones inmateriales que tres personajes de intensas trayectorias artísticas se intercambian en la oscuridad de la muerte.

.

CV / El pintor norteamericano Jean-Michel Basquiat, el escritor francés Bernard-Marie Koltès y el músico Chet Baker, fueron tres artistas que no se conocieron en vida pero que su muerte coincidió a finales de los ochenta. Basquiat a los 27 por sobredosis de heroína, Koltès, a los 41 de sida y Baker a los 58 cuando cayó de una habitación en un hotel de Amsterdam.

Autor: Enzo Corman Director: Nico Chevallier
Autor: Enzo Corman
Director: Nico Chevallier

.

Xavi Sáez (Baker), David Menéndez (Basquiat) y Guillem Motos (Koltès), dirigidos por Nico Chevallier recrean un diálogo en el más allá que parte de sus huellas existenciales, de los instantes dramáticos de la fama, de los pensamientos contradictorios del arte para abrazar ese nihilismo que nace cuando todo a tocado su fin. Miradas atrás, rondas de adjetivos, entrecruzadas reflexiones, apasionados recuerdos, sonrisas burlonas, referencias culturales, se abren paso entre esas biografías truncadas que resuenan con el sinsabor de la muerte. Son ángeles en un infierno que no ofrece más oportunidades, voces rotas y memorias sarcásticas que les recuerdan la contradictoria existencia humana para rebelarse contra esta.

Cormann, autor de este texto es un entusiasta de la experiencia teatral

Nico Chevallier recrea así el drama de la inexistencia poniendo énfasis en la pulsión de estos tres seres intensos que se entremezclan un diálogo post mortem. Sus conversaciones deambulan tras las derrotas que dejó la fama una vez caído el telón. Palabras que resuenan en un teatro que atiende a la proximidad del texto y al inquietante mundo de la revisión humana.

Cormann, autor de este texto es un entusiasta de la experiencia teatral que precisa de un espacio de complicidad, formado por actores y público y así actúan los tres actores entre el silencio y la observación de los espectadores, sentados en las mesas y sofás del hall del teatro.

“Nos ven y nos oyen”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí