Una meta esencial del proyecto ha sido fomentar la participación activa del público general en eventos y demás experiencias culturales / Imagen: TAG CLOUD

El patrimonio cultural, más interesante e interactivo gracias a una app

.

Se ha creado una aplicación para dispositivos móviles que proporciona información sobre elementos del patrimonio cultural y que, como tal, podría resultar de gran utilidad para museos, lugares de valor histórico y sus visitantes.

.

Cordis / La app, llamada COOLTURA, está diseñada para dispositivos móviles y es fruto del proyecto financiado con fondos europeos TAG CLOUD, que concluirá a finales de enero de 2016. Con ella, los usuarios pueden consultar y utilizar contenidos de temática cultural alojados en la plataforma en la nube de COOLTURA.

Este proyecto saca partido a las posibilidades que ofrecen los smartphones y demás dispositivos móviles. En concreto, se aprovechan prestaciones móviles como la geolocalización y la interacción en tiempo real para suministrar contenidos actualizados y relativos al patrimonio cultural de forma instantánea, interactiva y personalizada.En palabras de la Dra. María Fernanda Cabrera Umpiérrez de la Universidad Politécnica de Madrid: «El objetivo principal de TAG CLOUD ha sido posibilitar una relación más activa con la cultura. De ese modo se facilitará el aprendizaje acerca del patrimonio cultural».
La app COOLTURA ya está disponible para smartphones y tabletas y es compatible con dispositivos vestibles como Apple Watch

La app COOLTURA ya está disponible para smartphones y tabletas y es compatible con dispositivos vestibles como Apple Watch. Cabrera opina que COOLTURA podría integrarse más adelante con otros dispositivos, de tal forma que permita a los usuarios informarse sobre elementos del patrimonio cultural en distintos entornos, por ejemplo desde casa (con un televisor inteligente), in situ o al visitar emplazamientos turísticos.

La computación en nube permite compartir recursos informáticos, en lugar de contar con servidores locales o dispositivos personales que gestionen cada aplicación por separado. En este sentido, la «nube» es sinónimo de «Internet», pues consiste en ofrecer servicios —servidores, almacenamiento y aplicaciones— a los ordenadores y dispositivos de determinada organización a través de Internet.

Así, se puede poner al servicio de aplicaciones para los usuarios una potencia de computación de alto rendimiento (HPC) capaz de efectuar decenas de billones de cálculos por segundo.

Según la Dra. Cabrera: «TAG CLOUD se vale de la nube para brindar una experiencia cultural que se ajuste a los intereses del usuario, sus gustos y costumbres. Es beneficiosa para los visitantes porque pueden disfrutar de una experiencia cultural personalizada y más interactiva. Es un recurso innovador que, además, ayudará a las instituciones culturales a recibir una mayor afluencia de visitantes y a conocer con mayor detalle las preferencias de estos, pudiendo mejorar y ajustar sus exposiciones de modo acorde».

Una meta esencial del proyecto ha sido fomentar la participación activa del público general en eventos y demás experiencias culturales animando a la gente a remitir contenidos, información y valoraciones antes, durante y después de una visita. Numerosas instituciones dedicadas al patrimonio cultural emplean diversas tecnologías digitales para atraer a los visitantes, lograr que participen de forma más activa y cautivarles, pero los resultados no siempre son satisfactorios. TAG CLOUD ofrece así una participación interactiva.

El equipo de TAG CLOUD también ha creado una segunda app, llamada Stedr

El equipo de TAG CLOUD también ha creado una segunda app, llamada Stedr. Sus propósitos son descubrir, crear y difundir notas o artículos en formato digital acerca de lugares y fundir la redacción convencional de artículos en formato digital con las redes sociales. COOLTURA puede descargarse ya; Stedr aún no está lista para su salida al mercado.

COOLTURA se ha puesto en marcha, con resultados satisfactorios, en tres emplazamientos piloto: el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife, en España; el Instituto Barber de Bellas Artes, en el Reino Unido; y el condado de Sør Trøndelag, en Noruega. El equipo de TAG CLOUD aspira a dejar tras de sí un legado perdurable, y por ello confía en que sus tecnologías se pongan en práctica en más lugares y lleguen a un público más amplio de usuarios particulares e instituciones culturales.

.

Fuente:
Basado en una entrevista a la coordinadora del proyecto.
.