ARCHES: accesibilidad de los museos

Museo Thyssen

El proyecto europeo ARCHES presenta sus avances en la accesibilidad de los museos

 

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad pretende visibilizar, concienciar y llamar la atención sobre este colectivo formado por más de mil millones de personas (una de cada siete) en el mundo.

 

Museo Thyssen / En este marco, el Museo Lázaro Galdiano y el Museo Thyssen presentan en el auditorio del Lázaro Galdiano los avances del proyecto europeo ARCHES, cuyo principal objetivo es hacer los museos accesibles para todos mediante una metodología de investigación participativa y el desarrollo de tecnología para facilitar la accesibilidad.

Todos los integrantes de los grupos participan en la evaluación y diseño de los recursos tecnológicos que facilitarán el acceso a las colecciones de estos museos

Este proyecto, financiado por la Unión Europea a través del programa Horizonte 2020, cuenta con la participación de doce organizaciones que se integran en un consorcio interdisciplinar en el que participan seis museos (The Victoria and Albert Museum y la Wallace Collection en Londres, Kunsthistorisches Museum en Viena, el Museo Lázaro Galdiano y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en Madrid y el Museo de Bellas Artes de Asturias), cuatro empresas de tecnología (VrVis, ArteConTacto, SignTime y Coprix) y dos universidades: (Open University y Bath University).

ARCHES se basa en tres puntos esenciales: una metodología participativa de
investigación, la reutilización de los recursos digitales existentes y el desarrollo de
tecnologías innovadoras.

La investigación participativa, originada a partir del trabajo pionero de Kurt Lewin (1940)
y el Instituto Tavistock en los años 1940, “busca que sea relevante y abierta a personas
con discapacidad y que estas tengan herramientas de investigación a su disposición,
pero también persigue producir un conocimiento accesible, señalar las limitaciones que
tienen las personas a causa de las actitudes sociales de su entorno, centrarse en las
cuestiones relevantes y que importen a las personas con discapacidad y que ayuden a
mejorar su vida y, finalmente, acceder a representar su mirada y experiencia”, según
explican las coordinadoras del proyecto, Jara Díaz (Museo Lázaro Galdiano) y Felicitas
Sisini (Museo Nacional Thyssen-Bornemisza).

Para muchos de los participantes ARCHES está siendo un lugar de intercambio y de colaboración, donde el aprendizaje es continuo

Existen grupos de investigación participativa en cuatro ciudades: Londres, Madrid, Oviedo y Viena y cada uno de ellos atiende a los intereses del grupo y a las condiciones del propio museo. Todos los integrantes de los grupos participan en la evaluación y diseño de los recursos tecnológicos que facilitarán el acceso a las colecciones de estos museos. “El objetivo es que cada participante del proyecto gane cada vez más autonomía y liderazgo dentro de la investigación”.

Para muchos de los participantes ARCHES está siendo un lugar de intercambio y de colaboración, donde el aprendizaje es continuo y como indica Juan,
uno de los integrantes del grupo de Madrid, que “facilitará que personas con
discapacidad tengan las cosas más fáciles de lo que lo hemos tenido nosotros”.

Se han realizado actividades para conocer la colección de cada uno de estos dos
centros madrileños, se han establecido dinámicas para relacionarse con las obras de
arte a través, por ejemplo, de experiencias multisensoriales y se han llevado a cabo
metodologías participativas en las que los grupos han conocido las necesidades de
cada uno de sus integrantes con diferentes capacidades.

 

Cuadros con registros sonoros o textiles

Actualmente se están desarrollando varios proyectos, como un vídeo de accesibilidad para hacer más fácil la visita al museo o un registro sonoro para algunos cuadros o incluso un catálogo de textiles para poder percibir las telas de los trajes representados en los cuadros, todo ello para incentivar la experiencia multisensorial de la visita a estos museos. A pesar de constatarse que la tecnología no cubre todas las necesidades de estos colectivos, la
importancia de trabajar en grupos mixtos con metodologías de investigación
participativas ha sido crucial para el proyecto.

Actualmente se están desarrollando varios proyectos, como un vídeo de accesibilidad para hacer más fácil la visita al museo o un registro sonoro para algunos cuadros

Durante este tiempo se ha evaluado también la tecnología y los recursos tecnológicos
existentes. En el transcurso de la evaluación de los recursos tecnológicos existentes se
han contrastado recursos como las audioguías y signoguías presentes en los museos,
así como juegos como “Enigma Galdiano” o “Cuadros vivos”.

Los recursos tecnológicos se nutren de las ideas de todos los grupos y ya se está
trabajando en aplicaciones para dispositivos móviles con diferentes rutas por el museo
que incluyen textos en lectura fácil, audiodescripción y lengua de signos, así como
funcionalidades para la modificación de imágenes que faciliten el acceso a las obras a
personas con diferentes necesidades, relieves táctiles interactivos, juegos digitales,
avatares en lengua de signos, así como una página web accesible con funcionalidades
parecidas a las de las aplicaciones.

Los recursos tecnológicos se nutren de las ideas de todos los grupos y ya se está trabajando en aplicaciones para dispositivos móviles con diferentes rutas por el museo

La presentación del día 4 de diciembre en el auditorio del Museo Lázaro Galdiano (*) contará con miembros del grupo ARCHES Madrid de investigación participativa. Dicho grupo está formado por treinta y cinco personas, entre personas con discapacidad sensorial y/o
cognitiva, alumnas en prácticas y personas voluntarias, que desde hace más de un año se
reúnen cada quince días en el Museo Lázaro Galdiano y el Museo Nacional ThyssenBornemisza.

Los beneficios de este programa son numerosos: para los museos supone
trabajar con nuevos públicos, crear recursos tecnológicos y no tecnológicos que faciliten la
visita de la mano de los usuarios y también posicionar al museo en el ámbito de la
accesibilidad, además de crear una red de trabajo colaborativo entre museos; y para los
participantes, significa contribuir a un proyecto europeo y proponer, diseñar y evaluar recursos que fomenten su autonomía y su acceso a la cultura.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí