Asociación Española para el Avance de la Ciencia

Con el objetivo de alcanzar un pacto social por la ciencia y la tecnología

Los poderes públicos tienen la obligación de promover la ciencia y la investigación científica en beneficio del interés general

.

La Universidad de Salamanca ha acogido la presentación oficial de la Asociación Española para el Avance de la Ciencia (AEAC) en un acto que ha contado con la presencia del presidente de esta organización, Federico Mayor Zaragoza. El objetivo general de la nueva asociación es alcanzar un pacto social por la ciencia y la tecnología que las sitúe en la agenda política de manera que recuperen el apoyo de las administraciones públicas.

.

La asociación, surgida para revindicar el cumplimiento del mandato del Artículo 44 de la Constitución Española, por el cual los poderes públicos tienen la obligación de promover la ciencia y la investigación científica en beneficio del interés general, está abierta a científicos y ciudadanos, y busca ser un punto de encuentro intergeneracional, interdisciplinar e intergénero, con el objetivo de alcanzar un pacto social por la ciencia y la tecnología que sitúe la cultura científica como una prioridad en la agenda política y como un derecho de la ciudadanía.

El objetivo general de la nueva asociación es alcanzar un pacto social por la ciencia y la tecnología que las sitúe en la agenda política

“Por primera vez en la historia podemos alcanzar puntos de no retorno y, de hecho, en el cambio climático estamos cometiendo torpezas inadmisibles”, afirmó Mayor Zaragoza ante los medios de comunicación en declaraciones recogidas por DiCYT. Por ejemplo, “estamos tolerando que Trump, este insólito presidente, diga que no va a cumplir los acuerdos de París, que tanto costaron alcanzar”.

El presidente de la AEAC concretó varios objetivos: “Que los avances científicos sean aplicables a todos, que se contrasten las informaciones y que en los parlamentos haya científicos. Con respecto a este último punto, recordó que en España más de 35.000 científicos forman parte de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE). “Con esta inmensa capacidad de consejo, que los parlamentos decidan sobre los transgénicos, la energía nuclear o las vacas locas sin consultar a los especialistas, es un disparate”, señaló.

“Pretendemos que todos los ciudadanos sean conscientes de los avances de la ciencia y nos ayuden a que tengan una repercusión inmediata en la escala política y sobre todo parlamentaria, queremos asesorar para que tomen las decisiones pertinentes”, insistió. Por el contrario, en los últimos años ha ido disminuyendo la financiación de la I+D+i y frente a ese error “tiene quedar claro que el conocimiento está por encima de la ideología”.

Mayor Zaragoza destacó que “la Declaración de los Derechos Humanos dice que todos los ciudadanos tendrán derecho a beneficiarse del progreso de la ciencia, pero ahora esto no es verdad. No obstante, se mostró optimista ante nuevas realidades como el creciente papel de la mujer en la ciencia.

En el acto intervinieron también Susana Pérez Santos, vicerrectora de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca, que será la sede de la AEAC; Carmen Andrade, vicepresidenta de la AEAC; Santiago López, director del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología de la USAL; Enrique Battaner, representante de la USAL en la AEAC; e Irene López, socia fundacional de la AEAC.

.

Los temas que la AEAC quiere desarrollar

 

La existencia de un nivel adecuado y estable de inversión pública en investigación científica que esté de acuerdo con el potencial económico del país.

La defensa de la investigación básica.

El mantenimiento de un personal científico cualificado que permita el progresivo relevo generacional en las instituciones públicas de investigación y el despegue de la innovación en el sector privado.

La promoción de cambios en el sistema de gobierno de las instituciones científicas y de los organismos de gestión científico-técnicos.

La contribución al desarrollo de una estrategia que permita que la ciencia sea más reproducible, fiable, transparente y llegue a más gente.

El aumento del impacto del sector de la investigación científica en el incremento del bienestar social y en la disminución de la brecha de bienestar y de oportunidades.

Impulsar la cultura política basada en el valor de la evidencia y la contrastación científica.

Promover en la comunidad científica la investigación socialmente responsable incentivando la divulgación de la ciencia y la participación ciudadana.

La consolidación de las oficinas parlamentarias de evaluación de las opciones científicas y tecnológicas en nuestras cámaras legislativas.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí