El Párkinson y el Alzhéimer afectan a regiones del cerebro diferentes y se originan por diferentes factores genéticos y ambientales

Primeras imágenes de la estructura proteica vinculada con el alzhéimer

.

La presencia en el cerebro de filamentos formados por agregaciones aberrantes o extrañas de la proteína Tau se asocia con un gran número de enfermedades neurodegenerativas, entre las que se encuentra el alzhéimer.

.

Primeras imágenes de estas estructuras biomoleculares

Primeras imágenes de estas estructuras biomoleculares

SINC / Ahora, un estudio publicado en Nature muestra las primeras imágenes de estas estructuras biomoleculares. El trabajo ofrece una descripción detallada de su composición para averiguar por qué estos microtúbulos forman agregados moleculares en el cerebro.

Los expertos han observado este conjunto de proteínas gracias a la criomicroscopía electrónica –una técnica que estudia las muestras a temperaturas muy bajas y que permite caracterizar a nivel anatómico los filamentos amiloides–.

“Este procedimiento abre las puertas a nuevas líneas de investigación sobre los mecanismos moleculares en los que se basa un amplio rango de enfermedades neurodegenerativas”, aseguran los autores.

.

Similar al Parkinson

El Párkinson y el Alzhéimer afectan a regiones del cerebro diferentes y se originan por diferentes factores genéticos y ambientales, pero son enfermedades similares a nivel bioquímico, según el estudio de los investigadores. Así, en ambas una proteína es la encargada de matar las células cerebrales (alfa-sinucleína en el Párkinson y tau en el Alzhéimer).

La investigación en la que han participado científicos de la Universidad Emory en Atlanta (EEUU) han dado un importante paso para combatir dos enfermedades neurodegenerativas que hasta el momento no tienen cura, como son el Párkinson y el Alzhéimer.

.