Avance en la patología del linfoma difuso de células grandes

Este estudió servirá para que la comunidad científica pueda desentrañar el origen de este tipo de linfomas / Imagen de PDPics en Pixabay

Describen el papel de una proteína clave en el desarrollo de linfomas difusos de células B grandes

 

El Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca explica la implicación de la proteína HGAL en un tipo de tumores clínica y genéticamente muy heterogéneos.

 

CIC/DICYT

La expresión condicional de la proteína HGAL conduce al desarrollo de linfoma difuso de células B grandes en ratones, según un estudio dirigido por Isidro Sánchez García, científico del  Centro de Investigación del Cáncer (CIC-IBMCC, centro mixto de la Universidad de Salamanca y del CSIC), que ha sido desarrollada por científicos de Estados Unidos y España, y cuyos resultados han sido publicados en la revista Blood. Esta investigación reproduce por primera vez la patología del linfoma difuso de células grandes con un único evento oncogénico en ratón. Estos modelos preclínicos facilitarán el desarrollo de tratamientos curativos frente a la enfermedad.

Los linfomas difusos de células B grandes son tumores clínica y genéticamente heterogéneos

Los linfomas difusos de células B grandes son tumores clínica y genéticamente heterogéneos. La génesis de linfomas está causada por la desregulación de diversos procesos biológicos específicos de las células B, como el receptor de células B (BCR), como la regulación de la señalización y la motilidad. Teniendo estos factores en cuenta, HGAL tiene una gran relevancia para explicar las causas últimas que originan este tipo de tumor. El protagonismo se debe a que esta proteína controla la señalización de BCR y la motilidad de los linfocitos B.

No sólo interesa identificar las funciones, sino también saber ubicarlas dentro del complejo mecanismo de nuestro sistema inmune; en las células B normales HGAL se expresa en linfocitos B del centro germinal. La relevancia de HGAL en la investigación también se debe a que la mayoría de los linfomas difusos de células B grandes expresan HGAL. Por ello, aunque estos tumores sean heterogéneos desde el punto de vista genético tienen factores comunes que pueden facilitar a la comunidad científica a desentrañar el origen de este tipo de linfomas.

Isidro Sánchez-García, científico del Centro de Investigación del Cáncer. Foto: CIC.

Teniendo en cuenta estos datos y el interés del grupo dirigido por Isidro Sánchez-García para comprender la génesis de determinados tipos de tumores, han investigado las consecuencias de expresión de HGAL in vivo. La metodología seguida ha sido generar ratones que expresan la HGAL humana en diferentes etapas del desarrollo hematopoyético. En concreto, las etapas analizadas fueron el inicio de la expresión de HGAL bien en células madre hematopoyética bien en células pro-B o bien directamente en células B centro germinal. De este modo pudieron constatar que los tres tipos de ratón desarrollaron linfomas difusos de células B grandes con una frecuencia entre el doce al treinta por ciento a partir de los trece meses de edad, y tuvieron una supervivencia más corta.

Posteriormente, mediante técnicas de diagnóstico (empleadas no sólo en la asistencia médica, sino también en investigación), como son los estudios inmunohistoquímicos, el grupo de investigación concluyó que todos los tumores analizados eran del tipo de células B centro germinal. Además, en las muestras de ratón se han detectado mutaciones presentes en las muestras humanas de linfomas difusos de células B grandes. Por tanto, estos datos, publicados en la revista científica Blood, demuestran que implicación de HGAL en el desarrollo de linfomas difusos de células B grandes.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí