El doctor (1891), de Samuel Luke Fildes Wikipedia

La lucha contra los retos médicos de nuestro tiempo

.

En los últimos cuarenta años han aparecido medicamentos eficaces que han cambiado radicalmente el tratamiento de múltiples enfermedades y afecciones que aquejan a millones de pacientes. Hoy en día se pueden tratar con efectividad los infartos de miocardio y la hipertensión mientras que, siguiendo la medicación adecuada, un gran número de personas que sufren de esquizofrenia pueden vivir de forma estable y autónoma. Quienes son portadores del VIH también han experimentado un cambio drástico en su vida gracias a los grandes adelantos conseguidos en el tratamiento farmacológico.

Entretanto, y aunque sigue la lucha contra el cáncer, no hay que olvidar los progresos que se han logrado en este campo. Por ejemplo, hubo un tiempo en el que la leucemia era una enfermedad mortal; en cambio, hoy en día son muchos los pacientes que logran recuperarse con la ayuda de fármacos contra el cáncer. Asimismo, se dispone de medicamentos biológicos de utilidad para tratar enfermedades como el asma y la fibrosis quística.Todos estos medicamentos, que aportan mejoras e incluso salvan la vida a multitud de pacientes, están a su disposición gracias a la labor realizada por nuestros investigadores.

Pueden pasar hasta trece años desde el origen del desarrollo de un medicamento, partiendo de una molécula, hasta obtener un tratamiento

El sector de la investigación biomédica genera por sí solo cerca de la mitad de las publicaciones científicas en Europa, alcanzando el mayor porcentaje del mundo, incluso por delante de los Estados Unidos. Las últimas investigaciones realizadas en Europa generan avances, en concreto, en los ámbitos de la medicina personalizada, los medicamentos huérfanos y los productos médicos biológicos. Sin embargo, y pese a lo gratificantes que son los resultados finales, el proceso de investigación y desarrollo puede ser largo y muy caro. Pueden pasar hasta trece años desde el origen del desarrollo de un medicamento, partiendo de una molécula, hasta obtener un tratamiento que aporte beneficios tangibles a los pacientes.

Asimismo, la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA) calculó que, en el año 2012, el coste de investigar y desarrollar una entidad química o biológica nueva era superior a 1 100 millones de euros. No hay duda de que para superar los retos médicos de nuestro tiempo se necesitan dedicación e inversión. Por esa razón, durante los primeros dos años de Horizonte 2020, la UE invertirá unos 1 200 millones de euros en investigaciones dedicadas a los campos de la salud, el cambio demográfico y el bienestar. Tiene el propósito de asegurar que la tercera edad pueda mantenerse activa y sea independiente durante más tiempo y apoyar el desarrollo de intervenciones nuevas, más seguras y más efectivas.

Share