Ayuda para padres

Los resultados del proyecto muestran que los sistemas de seguridad social y fiscalidad de los ahorros de los particulares pueden utilizarse con eficacia para proporcionar los incentivos necesarios

Los beneficios de invertir en la infancia

.

Cada padre opta por la forma que considera más oportuna para educar a sus hijos. Así, eligen cuántos libros comprar a sus hijos, por ejemplo, o cuánto tiempo pasar leyendo para ellos, si es que llegan a hacerlo.

Imagen: European Platform for Investing in Children (EPIC)

En ese sentido, no todos los jóvenes disfrutan de ese mismo impulso inicial que les permita sobresalir en fases posteriores de la vida. Para solventar este problema, el proyecto financiado con fondos europeos MPIC («Motivating Parents to Invest in Children») redactó recomendaciones políticas sobre medidas fiscales que podrían aplicarse, en forma de exención de impuestos y beneficios en el régimen de la seguridad social, para incentivar la educación de los hijos desde la familia.

Hakki Yazici, beneficiario de una beca Marie Curie y profesor de economía en la Universidad Sabanci de Turquía, fue el responsable del estudio.

«La administración no puede controlar de manera directa la inversión que recibe un niño en el hogar -explicó Yazici-, pero puede ofrecer incentivos para fomentar niveles de contribución parental eficientes desde el punto de vista social».

Según el investigador, los resultados del proyecto muestran que los sistemas de seguridad social y fiscalidad de los ahorros de los particulares pueden utilizarse con eficacia para proporcionar los incentivos necesarios.

«En un sistema óptimo, las prestaciones de la seguridad social correspondientes a los padres podrían ligarse al rendimiento alcanzado por sus hijos una vez llegan a adultos», explicó. En otras palabras, si los niños logran establecerse adecuadamente en la sociedad al hacerse mayores, es decir, si tienen salarios elevados, los padres obtienen una pensión más alta. Esto sería un subsidio indirecto para los padres que dedican más esfuerzo a sus hijos.

.

Fiscalidad para el desarrollo intelectual

Los sistemas de pensiones actuales, en los que los beneficios son independientes de los ingresos de la prole, podrían resultar perjudiciales y por tanto es necesario ejecutar reformas, añadió Yazici, quien confía en que las recomendaciones prácticas derivadas de este estudio calen hondo.

«Las propuestas del proyecto implican cambios en la forma en la que se diseñan las políticas fiscales, lo cual afectaría a todos los ciudadanos de un país», añadió. «Suponen una reforma de las herramientas de política fiscal tradicionales y motiva a los padres a que inviertan más en el desarrollo intelectual de sus vástagos. Este sistema beneficiaría a muchos de los niños de hoy en día, es decir, la próxima generación de adultos».

Yazici, confesó que la financiación europea recibida fue fundamental para la realización de su estudio: «La beca Marie Curie me ha aportado una experiencia incalculable. Me ha ayudado en todas las fases de mi investigación. Ha cubierto mis gastos de desplazamiento y me ha permitido asistir a congresos de todo el mundo en los que ampliar mi red de contactos, y además ha cubierto los costes de mis publicaciones».

MPIC, que finalizó en agosto de 2013 y recibió 75 000 euros en virtud de la estrategia europea destinada a combatir la exclusión social y la pobreza mediante medidas como prestaciones y apoyo a familias, la oferta de cuidados infantiles de calidad y la formación durante los primeros años de la infancia. Para más información, consulte:

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí