Balance de gestión de la Tesorería General de la Seguridad Social 2012

La deuda aplazada en vigor con la Seguridad Social asciende a 1.569 millones de euros

.

Al examinar los datos ofrecidos por la Seguridad Social se constata que la evolución de la deuda aplazada y vigente a fecha del 31 de diciembre ha descendido un 8,14 por ciento respecto al año anterior, correspondiendo el 70 por ciento a empresas privadas. De esta manera, las cantidades aplazadas al sector privado registran  por primera vez un descenso, en términos interanuales, desde 2008.

Imagen: lamoncloa.es

El informe recoge que el importe de los aplazamientos vigentes alcanzó en 2011 su punto más álgido desde el inicio de la crisis, al sumar un total de 1.708 millones de euros.

Concretamente, las cantidades aplazadas en el ámbito empresarial aumentaron significativamente en 2009 (67,66%) para comenzar a moderarse en 2010 (25,81%) y 2011 (28,8%), hasta llegar a 2012, ejercicio en el que se refleja un decremento (-4,87%).

Por regímenes, el balance de la TGSS destaca que el General es el que ostenta una mayor deuda aplazada en vigor (1.381 millones de euros); le sigue Autónomos (139,8 millones de euros);  Agrario (11, 3 millones)  y el  Régimen del Mar (8,9 millones de euros).
En cuanto a los datos acumulados que recoge el balance de la Seguridad Social, el número de aplazamientos sumó los 104.392, un 0,41 por ciento más que en 2011.

Los aplazamientos suponen una alternativa regulada que no hay que confundir con una condonación de la deuda. En este sentido, los responsables de la TGSS señalan que se trata de un procedimiento escrupulosamente diseñado y reglado que exige la condición de estar al corriente del pago de las cuotas. Por todo ello desde la Seguridad Social se insiste en que aplazar no significa olvidar la deuda, sino conceder una segunda oportunidad.