Vil·la Joana, la casa de Verdaguer, será sede de la literatura

.

Promovido por el Museu d’Història de Barcelona, el proyecto quiere celebrar y difundir la literatura en todos sus ámbitos, así como demostrar el potencial de Barcelona como ciudad literaria.

.

Jacint Verdaguer, el poeta del pueblo, pasó sus últimos días en Vil·la Joana, una casa situada en Vallvidrera. Al límite de la capital barcelonesa, esta masía se ha convertido en un símbolo de la memoria literaria tanto de Verdaguer como de la ciudad condal en general.

Ahora, el proyecto Vil·la Joana. Casa Verdaguer de la Literatura quiere poner de manifiesto la intensa relación de la ciudad de Barcelona con el mundo de las letras. Síntesis del mundo urbano y el rural, Vil·la Joana se convertirá en una casa de las letras desde donde reivindicar y promover el riquísimo patrimonio literario de la ciudad de Barcelona. Se tratará, pues, de un espacio donde celebrar la palabra literaria en todos sus ámbitos y capacidades.

Se tratará de un espacio donde celebrar la palabra literaria en todos sus ámbitos y capacidades

La antigua masía, situada en el Parc de Collserola y documentada durante el siglo XVI, está actualmente cerrada al público por obras de remodelación de sus espacios interiores. Las tareas de rehabilitación empezaron el verano de 2014 e inicialmente se prevé que vuelva a abrir sus puertas como centro y sede literaria a principios del 2016. Durante el trabajo de restauración, de hecho, se han hecho diversas descubiertas arqueológicas: se han encontrado minas de agua y depósitos de agua que, juntamente con los paramentos de la antigua masía, se podrán ver durante la visita.

Vil·la Joana acogerá un espacio expositivo sobre la historia de la casa y la relación del hombre con la sierra de Collserola. El hecho de que hubiera sido una escuela invita a hablar sobre la historia de la escritura y a presentar ediciones originales de libros que hayan incorporado palabras en los diccionarios, como ‘lolita’ o ‘kafkiano’. Por otra parte, también se dedica todo un espacio a la literatura: ya sean los grandes clásicos del canon occidental como tradiciones menos conocidas, así como las llamadas ‘literaturas pequeñas’. Finalmente, el audiovisual Literàrium da una idea de la enormidad de la tradición literaria universal.

Evidentemente, sin embargo, la literatura catalana tiene un lugar especial: se recuperará de Joanot Martorell a los nombres más actuales, pasando por Victor Balaguer o Pitarra. Los antiguos espacios también dialogan con los nuevos usos: la antigua cocina de la escuela invita a pensar en las propiedades sensoriales de ciertas literaturas.

Finalmente, como Casa Verdaguer de la Literatura que es, Vil·la Joana dedica varias salas a la figura del poeta de Folgueroles: se conserva la habitación donde pasó las últimas semanas de vida y se habla de su relación con la sociedad de la época, su posición en la literatura mundial y el fenómeno de su masivo entierro. También se guardan varias de sus ediciones y traducciones a otras lenguas.

Por otro lado, se organizarán diversas actividades y Vil·la Joana se erigirá como centro de colaboración con entidades vinculadas al mundo literario, como la Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès o varios grupos de investigación.

Promovido por el Museu d’História de Barcelona, el proyecto de Vil·la Joana forma parte de las propuestas de acción que Barcelona formulará para presentarse a la candidatura de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO.