Según se desprende por primera vez de un trabajo sobre las bases neurológicas de la percepción visual

En la percepción del brillo, contraste y asimilación se producen ya en la retina

.

Según se desprende por primera vez de un trabajo sobre las bases neurológicas de la percepción visual realizado por Jihyun Yeonan-Kim y Marcelo Bertalmío, investigadores del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y publicado en  la revista PLOS ONE.

.

UPF / La retina es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del globo ocular. Las imágenes que pasan a través del cristalino del ojo se enfocan en la retina, ésta las convierte en señales eléctricas y las envía por el nervio óptico al cerebro.  En la retina, los fotorreceptores interactúan unos con otros de forma competitiva: esta interacción recibe el nombre de inhibición lateral de la retina y algunas ilusiones ópticas se deben a esta naturaleza antagónica de los campos receptivos.

En la percepción visual se denomina inducción al fenómeno por el cual el brillo (o color) aparente de un objeto está influido por el resto de objetos que lo rodean. De este modo, la inducción sobre un objeto puede ser de dos tipos: de contraste, si la apariencia del objeto se aleja o diferencia de los objetos que tiene a su alrededor, o de asimilación, en caso contrario.

UPF

UPF

.

En la figura se muestra (a) un caso de inducción por contraste: los cuadrados centrales tienen el mismo tono de gris, físicamente son iguales, pero los percibimos diferentes debido al fenómeno visual de inducción. De este modo el cuadrado rodeado de gris oscuro se ve más claro, mientras que el cuadrado rodeado de gris claro, se ve más oscuro.

Por el contrario, (b) muestra un caso de inducción por asimilación, donde las barras grises son idénticas en toda la imagen, pero aquellas que están sobre un fondo oscuro se ven más oscuras, y las que están sobre un fondo claro se ven más claras.

Los autores concluyen que en la retina existen mecanismos capaces de producir inducción de ambos tipos, de contraste y también de asimilación

Hasta el momento, los estudios parecían indicar que la inducción de contraste tenía lugar ya en las neuronas de la retina pero que la inducción de asimilación requería la participación de células nerviosas localizadas más lejos de lo que abarca la zona de influencia de los fotorreceptores situados en la retina, por lo que se asumía que la inducción por asimilación se daba en el cerebro, ya sea en el tálamo o en la corteza cerebral.

Los datos obtenidos en una investigación publicada en PLOS ONE contradicen por primera vez esta afirmación, según muestra un trabajo llevado a cabo por Jihyun Jihyun Yeonan-Kim y Marcelo Bertalmío, miembros del Grupo de Investigación en Procesamiento por Realce de la Imagen Cinematográfica (IP4EC, Image Processing for Enhanced Cinematography), del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF.

Los autores han estudiado este fenómeno a la luz de nuevos datos y demuestran que cuando se introducen estos datos en dos modelos retinianos diferentes, en ambos casos se pueden predecir los resultados de asimilación obtenidos en experimentos perceptuales, por lo que concluyen que en la retina existen mecanismos capaces de producir inducción de ambos tipos, de contraste y también de asimilación.

.

Referencia bibliográfica: 
Jihyun Yeonan-Kim, Marcelo Bertalmío (2016), “Retinal Lateral Inhibition Provides the Biological Basis of Long-Range Spatial Induction”, PLOS ONE, 28 de diciembre. http://dx.doi.org/10.1371/journal.pone.0168963
Share