The Battle of Gettysburg, por Thure de Thulstrup / Wikimedia

Tal día como hoy… 3 de julio de 1863 concluía la Batalla de Gettysburg

.

El 3 de julio de 1863, en el marco de la Guerra de Secesión norteamericana (1861-1865) concluía, después de tres días de combates y más de 60.000 bajas, la Batalla de Gettysburg, librada entre los ejércitos de la Confederación y los de la Unión. Con la derrota de los confederados, empezaba la lenta agonía del Sur. Fue la batalla más sangrienta de la guerra.

.

Fue el conflicto entre dos modelos, uno de los cuales era ya económicamente obsoleto e inviable: el latifundismo algodonero y esclavista del Sur

CV / Se suele decir que la razón de la guerra civil americana fue la esclavitud en los estados del sur; nada más falso. Fue el conflicto entre dos modelos, uno de los cuales era ya económicamente obsoleto e inviable: el latifundismo algodonero y esclavista del Sur. Ochenta años después de su independencia, y habiendo funcionado en la práctica como una confederación, se habían ido configurando a partir de sus respectivos recorridos dos países distintos: El Sur, agrario y poco poblado; el norte, menos extenso, pero mucho más poblado y con una industria en crecimiento galopante y con constante demanda de mano de obra. En la práctica, dos modelos incompatibles, como mínimo en la medida que el Norte no estaba dispuesto a sufragar unos cultivos de algodón y tabaco que ya no eran competitivos. En realidad, la estructura económica la vieja Dixie estaba al borde del colapso, con guerra o sin ella.

Desde el comienzo del conflicto, los Confederados habían llevado la iniciativa. En realidad, les correspondía hacerlo, ya que su única opción era una guerra rápida que forzara a la Unión a reconocer la independencia de la CSA. Tras las primeras victorias, habían sido detenidos en Antietam (1862), casi a las puertas de Washington. Pero se rehicieron y, en junio de 1863, el general Lee invadía Pennsylvania al frente del ejército de Virginia. Se le enfrentó el ejército nordista del Potomac, con el general George G. Meade al mando. Las fuerzas confederadas estaban formadas en total por unos 75.000 hombres; las unionistas por unos 85.000. La Confederación perdió unos 35.000 –la mayor parte de ellos en la fase final de la batalla-; la Unión unos 30.000. Pero eso al Norte le importaba poco; a diferencia del Sur, podía reponer rápidamente sus bajas.

Soldados de la Unión muertos en el campo de batalla de Gettysburg, fotografiados el 5 de julio de 1863 / Wikimedia

.

Al cabo de tres días, la victoria de decantó decisivamente del lado de la Unión. Lee, tenido hasta entonces por invencible, recibió una derrota de la que no se pudo recuperar. A partir de entonces, la única posible estrategia del Sur consistió en alargar la resistencia, a la espera del imposible reconocimiento de alguna nación europea –Gran Bretaña, principalmente- que se decidiera a ayudarles, lo que ciertamente no ocurrió. Al Sur le quedaban por delante dos años de larga agonía.

Sin ser ningún genio militar, quizás quien mejor entendió esta guerra fue el general Ulysses S. Grant (1822-1885), posteriormente presidente de los EEUU entre 1869 y 1877. Entendió que al ser los recursos materiales y humanos del Norte infinitamente superiores a los del Sur, poco debía importarle intercambiar bajas y material. A partir de sus iniciales, se le conoció con el sobrenombre de Unconditional Surrender Grant, algo así como «Solo vale la rendición incondicional del enemigo». Fue el primero que entendió que el Sur no podía vencer, y aplicó el método para que no venciera. No estuvo en Gettysburg, pero a partir de esta batalla el Norte aplicó su inhumana y carnicera, pero efectiva estrategia, y se despreocupó de sus propias bajas. El Sur solo lo entendió cuando se quedó sin hombres.

.

También un 3 de julio se cumplen estas otras efemérides

.

.