El lienzo muestra a Don Rodrigo († 711), el último rey de los Visigodos, arengando a sus tropas antes de que comenzara la batalla de Guadalete / Wikimedia

Tal día como hoy… 19 de julio del año 711 tenía lugar la Batalla de Guadalete

.

El 19 de julio del año 711 tenía lugar la Batalla de Guadalete, en la cual el ejército africano dirigido por el caudillo árabe Táriq ibn Ziyad derrotaba al visigodo del rey Roderico I –Don Rodrigo-. Se iniciaba con ello la invasión musulmana de la Península Ibérica.

.

CV / La conquista árabe de Hispania ha sido objeto de numerosas falsificaciones históricas. Para unos, defensores de las tesis nacional-católicas, fue una larga interrupción del proceso de consolidación de la unidad política peninsular. Su historia oficial sería que Don Rodrigo fue el último rey visigodo. Su sucesor –un godo acaso emparentado con él-, Don Pelayo, habría iniciado desde Asturias una reconquista que culminó ochocientos años después, con la ocupación del reino nazarí de Granada por Reyes Católicos en 1492.

Para los defensores de las llamadas tesis negacionistas, nunca se produjo tal conquista, sino una suerte de afinidad electiva con el mahometismo

Para otros, los defensores de las llamadas tesis negacionistas, nunca se produjo tal conquista, sino una suerte de afinidad electiva con el mahometismo. En un delirante ejercicio de ficción ucrónica, se ha llegado incluso a relacionar la islamización con presuntas pervivencias arrianas entre la población hispanorromana, cuyo credo estaría más próximo al mahometano que al católico; un desatino descomunal a poco que reparemos en que los arrianos habían sido, en todo caso, los visigodos, mientras que la población hispanorromana se mantuvo católica… En fin.

En realidad, ni lo uno ni lo otro. Para empezar, no cabe duda de que se produjo una conquista militar, pero tampoco el tal Don Rodrigo fue el último rey visigodo, sino en todo caso, el último de su facción, en disputa con los witizianos del también rey Agila II. Aunque se dispone de poca documentación sobre esta época, y que las primeras crónicas sobre la conquista musulmana se empezaron a escribir bastante tiempo después –por parte de árabes y de francos-, se sabe que Don Rodrigo fue nombrado rey por la nobleza goda de Toledo tras el asesinato de Witiza (710), mientras que los partidarios del rey asesinado coronaron en Narbona al tal Agila, que reinaría en la Narborense y en la Tarraconense. Vamos, que había una guerra civil entre godos, que no era tampoco la primera, aunque sí sería la última.

Rodrigo murió muy probablemente en la batalla de Guadalete –Zorrilla lo resucitó ejerciendo de ermitaño en ‘El puñal del godo’ (1842)-, tras lo cual la facción rodriguiana se dispersó, convirtiéndose al islamismo o refugiándose en la cornisa cantábrica tras la caída de Toledo. Los witizianos resistieron durante algunos años más en la Tarraconense y la Narborense.

Consta también que años antes, durante el reinado de Wamba (672-680), se había rechazado un primer intento de invasión militar musulmana

Como expone Alejandro García Sanjuán en ‘La conquista islámica de la Península Ibérica y la tergiversación del pasado’ (2013), refutando con rigor histórico tanto las tesis nacional-católicas como las negacionistas, se conservan muchas más monedas de Agila II y de su sucesor, Ardón, que de Don Rodrigo, tanto coetáneas como posteriores a él, acuñadas en Cecas de Zaragoza, Tarragona, Barcelona y Narbona.

Agila II murió probablemente luchando contra los musulmanes en Zaragoza el año 713. Su sucesor, Ardon, que sería en rigor el último rey visigodo, habría aguantado hasta el 720, año en que cae Narbona y se puede dar por extinguido el reino visigodo. Lo supervivientes se refugiaron en los reinos francos vecinos. Don Rodrigo no fue, pues, el último rey visigodo.

Por cierto, consta también que años antes, durante el reinado de Wamba (672-680), se había rechazado un primer intento de invasión militar musulmana.

.

También un 19 de julio se cumplen estas otras efemérides

.

.