El proceso de embarazo y especialmente el de parto pueden determinar en gran medida la futura salud de la mujer gestante

El ejercicio físico moderado durante el embarazo acorta la duración del parto

.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) demuestra que el ejercicio físico supervisado y moderado desarrollado durante el embarazo influye positivamente en la duración total del parto logrando un acortamiento del tiempo total del mismo.

.

UPM / El proceso de embarazo y especialmente el de parto pueden determinar en gran medida la futura salud de la mujer gestante. En este sentido muchas evidencias científicas alertan acerca de las complicaciones asociadas a partos prolongados tanto para la madre como para su hijo/a. Los resultados del presente estudio han encontrado una asociación positiva entre la práctica de ejercicio físico moderado durante todo el embarazo y un acortamiento del tiempo total del parto.

Se ha logrado demostrar la influencia positiva del ejercicio en un parámetro determinante para el bienestar materno y del recién nacido/a: la duración del parto

“Estos resultados confirman vienen anunciando en los últimos años importantes estudios, esto es los beneficios para madre y recién nacido/a de un elemento cómodo, inocuo y atractivo: el ejercicio físico supervisado y moderado durante el embarazo. En este caso se ha logrado demostrar la influencia positiva del ejercicio en un parámetro determinante para el bienestar materno y del recién nacido/a: la duración del parto”, explica Ruben Barakat, investigador de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte-INEF de la UPM y autor principal del estudio en el que también ha participado una investigadora de la Universidad de Western Ontario (Canadá).

El estudio, llevado a cabo por los investigadores de la UPM, consistió en un Ensayo Clínico Aleatorizado llevado a cabo con 508 mujeres gestantes sanas. Los resultados del trabajo, recientemente publicados en la revista European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reprod, muestran una reducción de algo más de 50 minutos de media en el grupo de ejercicio (450 minutos) comparado con los datos observados en el grupo de control (507 minutos) en la variable principal de estudio (duración total del parto). Además de esto otros parámetros maternos y fetales fueron medidos.

“A pesar de la significativa reducción de recursos y falta de financiación en muchos casos para proyectos de investigación, se hace importante continuar investigando en este ámbito científico en el que las potencialidades del ejercicio físico durante la gestación seguramente se extiendan más allá del momento del parto, favoreciendo sin lugar a dudas el bienestar materno, fetal y del recién nacido/a e infante”, explica Rubén Barakat.

El Grupo de Actividad Física en Poblaciones Específicas (AFIPE) del INEF-UPM trabaja desde hace más de 15 años en colaboración con los Servicios de Ginecología y Obstetricia de diversos hospitales universitarios de la Comunidad de Madrid, así como con universidades extranjeras (Argentina, Canadá), estudiando los efectos del ejercicio físico durante el proceso de embarazo en las respuestas maternas, fetales y del recién nacido/a, incluso actualmente se intenta conocer esos efectos en los primeros años de vida de los niños/as.

.

Share