El Library Living Lab del CVC y la UAB abre sus puertas

.

El primer laboratorio de servicios y soluciones tecnológicas de una biblioteca en Cataluña entra en funcionamiento el 25 de abril, a partir de las 11 h, en la Biblioteca de Volpelleres (Sant Cugat del Vallès), invitando a la participación ciudadana, especialmente a los vecinos del barrio, que han colaborado activamente en el proyecto.

.

UAB / El Library Living Lab (L3) nace como un espacio para explorar la aplicación de tecnologías en nuevas formas de experimentar e interactuar con los libros, todos los contenidos de la Biblioteca, y la cultura en general.

De forma permanente, el laboratorio incorporará un video wall interactivo, una impresora 3D, dos pantallas multi-táctiles así como varios dispositivos móviles. En el L3 también habrá personal especializado para facilitar la participación de los usuarios, responder preguntas, recoger sugerencias, etc.

Para que el Library Living Lab tenga sentido, es necesario que sea un proyecto dinámico y colaborativo, en el que la ciudadanía trabajará conjuntamente con los investigadores del CVC y la UAB y las instituciones públicas. El foco es la participación de los vecinos como agente activo y central, y los vecinos podrán participar en las fases de identificación de las necesidades, diseño, implementación y testeo de las tecnologías que se desarrollen en el laboratorio. Esto permitirá crear soluciones muy enfocadas hacia sus requerimientos desde el inicio, probarlas en un entorno real y reorientar rápidamente los esfuerzos de innovación en caso de que sea necesario para así mejorar el resultado. Todo ello desde una perspectiva lúdica y enfocada a pequeños y mayores.

Todo el que esté interesado es bienvenido, explican los investigadores

Todo el que esté interesado es bienvenido, explican los investigadores. En la biblioteca hallará toda la información necesaria para poder implicarse en el proyecto, ya sea participando en alguna de las líneas de trabajo abiertas o proponiendo otras nuevas.

Para empezar, L3 abre sus puertas con tres líneas de trabajo iniciales en las que pueden participar los vecinos que así lo deseen: La primera de estas líneas está orientada al acceso de colecciones digitales aportando un valor añadido extra a los documentos digitalizados. La segunda trabajará la búsqueda de nuevas formas de interacción entre los usuarios y las máquinas. Para ello, en este caso, se basarán en el uso de realidad aumentada con objetos reales. Finalmente, se creará un grupo de interés en impresión 3D.

Al margen de estas líneas, cualquier usuario podrá proponer nuevas líneas de trabajo e investigación.