“Bill el Salvaje”

Wild Bill Hickok murió de un disparo por la espalda mientras jugaba una partida de póker en Deadwood (Dakota)

Tal día como hoy… 27 de mayo de 1837 nacía Wild Bill Hickok

.

El 27 de mayo de 1837 nacía en Troy Grove, Illinois (EEUU) James Butler Hickok, más conocido como Wild Bill Hickok –El salvaje Bill Hickock-. Un personaje a caballo entre la leyenda y la historia del Far West, el llamado «salvaje oeste» americano; un espacio y un tiempo recreados desde el presente como tierra mítica de frontera, aunque de una realidad mucho más anodina y sórdida que los materiales con que Hollywood construyó el posterior relato para el imaginario popular.

.

CV / El salvaje oeste fue en realidad un invento de la industria cinematográfica de Hollywood, inspirado en el circo ambulante de Buffalo Bill Cody, que habría sido su auténtico inventor, y el primero que vendió el producto interpretándose a sí mismo en espectaculares escenificaciones circenses por América y Europa, entre finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Trabajó como conductor de diligencias y conoció a Buffalo Bill, con el que coincidió en diversos episodios de su vida

En el imaginario del salvaje oeste difundido por la industria cinematográfica desde sus mismos comienzos con el cine mudo, brillan con luz propia los nombres Buffalo Bill, Wild Bill Hickok, Wyatt Earp, el general Custer, Calamity Jane, Jesse James, Toro Sentado, Caballo Loco, Gerónimo… Algunos incluso llegaron a participar directamente en el circo de Cody, y luego sus personajes se convirtieron en protagonistas de su correlato cinematográfico. Uno de ellos, Wyatt Earp, llegó a conocer al director cinematográfico John Ford, dándole su propia versión sobre los hechos de O.K. Corral. Pero la historia y el espectáculo nunca se han llevado demasiado bien.

Los tiempos del salvaje oeste se sitúan en la época que transcurre entre el final de la Guerra de Secesión (1861-1865) y, más o menos, 1890; en el cine con sus debidas precuelas y sus secuelas. Históricamente fue un brevísimo periodo de cambios acelerados que concluyeron con el exterminio y reclusión de los indios de las praderas del medio oeste y la colonización de estos territorios por el «hombre blanco». Más allá de la falsificación de sus biografías adaptándolas a la categoría de héroes que no fueron, lo cierto es que se trata de personajes que vivieron siempre en los límites propios de unos truculentos tiempos de cambio.

Y éste sería el caso de Hickok, cuya biografía empieza prácticamente con los tiempos de la guerra civil, y concluye con el crepúsculo de la época mitificada que le tocó vivir. Creció en el rancho de sus padres en Illinois, destacando desde niño por su afición a las armas y dedicándose ocasionalmente a facilitar el paso de esclavos negros fugados del Sur. A raíz de una pelea, creyó haber asesinado a su oponente –no fue así, salió ileso- caído en un río, y huyó adoptando el nombre de su hermano, Bill, con el que se hizo famoso. Trabajó como conductor de diligencias y conoció a Buffalo Bill, con el que coincidió en diversos episodios de su vida.

Ya en su época fue entrevistado por periodistas que engrandecieron sus «hazañas» en la prensa del Este, atribuyéndole centenares de muertes en duelos

Al estallar la guerra civil se alistó en el ejército de la Unión, ejerciendo de ranger –explorador- durante un tiempo. Tras la guerra, alternó las actividades de cazador de búfalos, pistolero a sueldo, tahúr profesional, sheriff y ranger del ejército en las guerras con los indios, sirviendo en el Séptimo de Caballería del general Custer. Protagonizó varios enfrentamientos que le hicieron famoso por su habilidad con las armas, y por llevar los revólveres Colt con la culata hacia adelante. Ya en su época fue entrevistado por periodistas que engrandecieron sus «hazañas» en la prensa del Este, atribuyéndole centenares de muertes en duelos, aunque como tantos otros, el propio Hickok exageraba más que el barón Münchausen. Constan unas doce muertes a su cargo; probablemente fueron algunas más, pero nunca los centenares que él mismo proclamaba.

En el cine, el tratamiento que ha recibido ha estado siempre en función de la época en que se realizaba la aproximación. Como personaje épico de una pieza en ‘The Planes Man’ (1936); como psicópata con manía persecutoria en ‘Little Big Man’ (1970); como un amargado víctima de su tiempo y de su propio mito en ‘Wild Bill’ (1995)… El único parecido entre los tres personajes es que comparten el mismo nombre

Wild Bill Hickok murió de un disparo por la espalda mientras jugaba una partida de póker en Deadwood (Dakota). Tenía una doble pareja de ases y ochos; esta mano se conoce desde entonces la baza de la muerte. Está enterrado en Deadwood al lado de otra leyenda (femenina) del oeste, Calamity Jane.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí