Berlineses occidentales observan como un C-54 aterriza en el aeropuerto de Tempelhof de Berlín Oeste en 1948. / Crédito: USAF – United States Air Force Historical Research Agency via Cees Steijger (1991)

Tal día como hoy… 12 de mayo de 1949, se levantaba el Bloqueo de Berlín

.

El 12 de mayo de 1949, después de casi 11 meses de haberse iniciado, la Unión Soviética se rendía ante la evidencia y declaraba el levantamiento del Bloqueo de Berlín. Durante este tiempo, los aliados occidentales realizaron hasta 200.000 vuelos a Berlín mediante un puente aéreo, y transportaron una media de 2.700 toneladas de productos básicos, desde alimentos hasta carbón.

.

CV / Las razones del Bloqueo de Berlín inciden de lleno en el «estallido» y el recrudecimiento de la guerra fría. Desde que había quedado claro que Alemania iba a perder la guerra y que los aliados solo iban a acepar la rendición incondicional y la ocupación del territorio alemán, soviéticos y norteamericanos habían acordado tácitamente el futuro reparto de Alemania. En Teherán (1943), Yalta (1944) y Postdam (1845), ya concluida la guerra en Europa, la cuestión del futuro de Alemania había sido uno de los temas abordados en todo momento.

Las razones del Bloqueo de Berlín inciden de lleno en el «estallido» y el recrudecimiento de la guerra fría

A medida que las fuerzas del ejército rojo avanzaban, los aliados occidentales –EEUU y Gran Bretaña, básicamente, con el posterior concurso de la Francia liberada- empezaron a entender que los soviéticos no iban a abandonar los países ocupados, sino que los iban a poner bajo su influencia. El 25 de abril de 1945, pocos días antes de la rendición nazi, los ejércitos norteamericano y soviético se habían encontrado en el Elba y los soldados se habían abrazado. Pero la procesión iba por dentro y pronto se hizo evidente afuera. Los soviéticos habían ocupado Berlín y llegado hasta el Elba, manteniendo el control de los territorios alemanes conquistados, pero en virtud de los acuerdos que se habían tomado en Yalta, también tropas norteamericanas, británicas y francesas se encontraban en Berlín –la capital-, que se había dividido de facto en cuatro zonas, cada una bajo la administración de una de las potencias vencedoras; como el resto del país.

.

Desplazamiento de población hacia la zona occidental

Berlín caía en el centro de la zona ocupada por los soviéticos, y se correspondía territorialmente con la antigua Prusia, parte de cuyos territorios habían pasado a Polonia y a Rusia. Era la zona más pobre y menos industrializada de Alemania. En su momento, se había acordado el establecimiento de corredores aéreos para que los aliados occidentales accedieran a Berlín por aire, pero de hecho la mayor parte del transporte era por carretera. A medida que la guerra fría iba en aumento y se corría en Europa lo que Churchill denominó el Telón de Acero –Iron courtin-, Stalin empezó a sentirse cada vez más molesto por la consolidación del reparto de facto que se había producido en Berlín, que estaba además en el centro de «su» zona. Por otro lado, los suministros aliados a Berlín proporcionaban a la parte occidental una situación de mayor bienestar de la población que en la oriental soviética, y empezaba a producirse un desplazamiento de población hacia la zona occidental.

Civiles alemanes observan el aterrizaje de aviones estadounidenses en el aeropuerto de Tempelhof

También, los anteriores planes norteamericanos de convertir Alemania en un país de pastores habían quedado definitivamente atrás, y se empezaba a ver la zona occidental más como a una aliada que como un país enemigo. En todo este contexto, los EEUU, Gran Bretaña y Francia acordaron el establecimiento de una nueva moneda en su zona ocupada, substituyendo el anterior Reichsmark por el nuevo Deutsche Mark. Con ello, la Alemania occidental se independizaba de hecho de la parte oriental, que quedaba aislada. Para Stalin fue la gota que colmó el vaso y decidió forzar la situación para que los aliados occidentales acabaran abandonando Berlín: declaró el boqueo de la parte occidental, que quedaba así aislada. Con el invierno que se echaba encima, iba a ser imposible aprovisionar a los dos millones de habitantes de la parte occidental.

La tensión llegó a un punto crítico. Los norteamericanos llegaron a plantearse el suministro de Berlín occidental mediante convoyes escoltados por unidades militares, haciendo caso omiso del bloqueo. Pero eso podía acabar desencadenando una guerra, de modo que se olvidaron pronto de la idea. No es probable que Stalin se hubiera olvidado del acuerdo firmado sobre los tres corredores aéreos, pero en cualquier caso debió considerarlo una tarea imposible. Pero para los occidentales era la única opción si querían mantener Berlín y evitar que sus habitantes se murieran de hambre, de modo que pusieron manos a la obra.

El 25 de junio de 1948 se iniciaba el puente aéreo de Berlín, con el aterrizaje del primer avión con suministros en el aeropuerto Tempelhof. A partir de septiembre funcionaba a pleno rendimiento, suministrando alimentos, combustible, maquinaria… Berlín llegó a recibir en ocasiones hasta novecientos vuelos al día. El mantenimiento de Berlín se convirtió en un reto y en una apuesta propagandística de gran simbolismo. Los ciudadanos de Berlín-oeste, bloqueado por tierra, vivían en mejores condiciones que los de Berlín-oeste. Cuando Stalin entendió que había perdido la partida, levantó el bloqueo, pero ya era demasiado tarde. Doce años después llegó el muro…

.