Bobby Fisher

Tras proclamarse campeón del mundo, Fisher desapareció por completo de los circuitos ajedrecísticos internacionales / Créditos: Bundesarchiv Bild (Wikimedia)

Tal día como hoy… nacía Bobby Fisher, campeón mundial de ajedrez 1972/1975

.

El 9 de marzo de 1943 Robert James Fisher (Bobby Fisher) nació en Chicago (EEUU), el 9 de marzo de 1943. Personaje controvertido, excéntrico, asocial y superdotado intelectual, está considerado uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos.

.

CV / De carácter problemático e introvertido desde su infancia, el ajedrez se convirtió en su obsesión desde niño. Empezó a destacar en su adolescencia, iniciando una trayectoria que le llevaría a conquistar el campeonato del mundo a la edad de 29 años, siendo el campeón más joven después del soviético Mikhail Tal (1936-1992), que lo había sido a los 23.

El 1 de septiembre de 1972, Fisher se proclamó campeón mundial al vencer al anterior campeón, Boris Spassky. Era el primer norteamericano en conseguirlo, y el último por ahora

Sus excentricidades le confirieron una notoria proyección mediática que supo aprovechar para vender una imagen de «enfant terrible» del ajedrez, ganando más dinero que ningún otro jugador profesional hasta entonces, y presentándose como el único americano en condiciones de enfrenarse a la hegemonía ajedrecística soviética. A ello añadía un talento ajedrecístico propio de un genio, con un estilo combinatorio, creativo y arriesgado al alcance de muy pocos –solo acaso el citado Tal- en tiempos dominados por un ajedrez conservador, estratégico y posicional.

Tras arrollar a sus rivales en los torneos de candidatos, el campeonato del mundo tuvo lugar en verano de 1972 en Reikiavic (Islandia), frente al soviético Boris Spassky (n. 1937). La guerra fría se trasladó al ajedrez, convirtiéndose el enfrentamiento en todo un acontecimiento mediático, con las televisiones de todo el mundo retransmitiendo y comentando las partidas. La popularidad del juego creció exponencialmente en unas semanas, hasta el punto que las existencias de tableros y juegos de piezas en las tiendas norteamericanas se agotaron. Se conoció como el match del siglo.

El encuentro se jugó al mejor de 24 partidas. El 1 de septiembre de 1972, Fisher se proclamó campeón mundial al vencer al anterior campeón, el soviético Boris Spassky (n. 1937), en la vigésimo primera partida, que arrojaba un resultado global de +7 -3 =11, es decir, 7 victorias, tres derrotas y once tablas. Era el primer norteamericano en conseguirlo, y el último por ahora.

Tras proclamarse campeón del mundo, Fisher desapareció por completo de los circuitos ajedrecísticos internacionales. Cuando el soviético Anatoly Karpov (n. 1951), de solo 24 años, fue proclamado aspirante oficial en 1975, Fisher empezó con exigencias de cambios en el desarrollo del match que ambos iban a disputar por el cetro mundial.  La Federación internacional las consideró inaceptables y Fisher se negó a poner su título en juego, siendo desposeído de él.

.

Una biografía controvertida

Su biografía posterior estuvo jalonada de episodios poco claros, rumoreándose incluso que frecuentaba sectas esotéricas. En 1981, fue detenido por indigente y confundido con un atracador de bancos. Reapareció en 1992 en Yugoslavia para celebrar un nuevo match con Spassky, subvencionado por un millonario serbio. Debido a la guerra de Yugoslavia, el gobierno americano le prohibió viajar a Belgrado. Fisher fue igualmente y rasgó en público su pasaporte americano y escupió sobre él, pronunciándose contra los EEUU y a favor de Serbia en el conflicto. Ganó el match, pero fue declarado prófugo y en busca y captura.

Pese a todas sus posteriores derivas, hablar de Bobby Fisher es hablar de una leyenda del ajedrez, y es como tal que merece ser recordado

En 1996 presentó una nueva modalidad de ajedrez Fischer Random Chess, en el cual la alineación de las piezas es aleatoria -con restricciones-, con la intención de revitalizar un juego que estaba cayendo en la rutina posicional de los análisis por ordenador y en el que no tenía ya ningún papel la inteligencia humana y la imaginación creativa. Sin duda el ajedrez de los ordenadores carecía para él de todo encanto. Y quizás no le faltaba razón.

Luego, en fin, manifestó su satisfacción por los atentados del 11-S, declarándose admirador de Hitler y antijudío -él mismo era judío-. En el 2004 fue detenido en Japón por viajar con pasaporte falso, reclamando EEUU su extradición, con cargos por 20 años de cárcel. Islandia le concedió la nacionalidad y allí se refugió hasta su muerte, el 18 de enero de 2008, debido a una insuficiencia renal, en Reikiavic, la misma ciudad donde había alcanzado la gloria.

Pese a todas sus posteriores derivas, hablar de Bobby Fisher es hablar de una leyenda del ajedrez, y es como tal que merece ser recordado. Junto a los Ruy López, Philidor, Morphy, Andersen, Capablanca, Tal… Fisher tiene un lugar junto a ellos en el Olimpo del ajedrez. Citando precisamente a Tal, a quien Fisher nunca pudo vencer, “El título de campeón del mundo es provisional, el de excampeón es perpetuo”. Entre estos campeones eternos está Bobby Fisher.

.

También un 9 de febrero se cumplen estas otras efemérides

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí