Butch Cassidy y Sundace Kid, los últimos pistoleros del Oeste

Los cinco de Fort Worth

Fueron los últimos pistoleros famosos del Lejano Oeste, cuando ya no era ni tan lejano ni tan «Oeste». Butch Casidy era el alias de Robert L. Parker (Beaver, Utah, EEUU, 1866), y Sundace Kid el de Harry Longabaugh (Mont Clare, Pensilvania, EEUU, 1867). Ambos se conocieron en la banda de atracadores conocida como Wild Bunch, que durante un corto periodo de tiempo protagonizó sonoros atracos a bancos y a ferrocarriles. Sus vidas fueron libremente llevadas al cine por George Roy Hill en ‘Dos hombres y un destino’ (1969), con Paul Newman y Robert Redford como protagonistas.

 

CV / Parker era hijo de inmigrantes mormones y se crio en una granja en Utah, de la que se fugó muy joven, empezando a trabajar en ranchos y con ladrones de caballos. De uno de estos tomó el «apellido» de su alias: Cassidy; lo de Butch le vino de haber ejercido durante un breve periodo de tiempo el oficio de carnicero. Pudo haber realizado su primer atraco a un tren en Grand Junction (Colorado) noviembre de 1887. Dos años después, en 1889, participó en el atraco a un banco en Telluride, del que se llevaron unos veintiún mil dólares.

En 1890 compró un rancho en Dubois (Wyoming), que debió funcionar como refugio de atracadores por encontrarse en un lugar apartado y de difícil acceso, una formación geológica de difícil acceso, el Hole-in-the-Wall, literalmente: el agujero en el muro (o en la pared). A comienzos de 1894 conoció y se enamoró de Ann Basset, una joven fugitiva, hija de un ranchero con el que Cassidy había tenido tratos. Este mismo años fue detenido por robo de caballos y por ofrecer amenazadoramente «protección» a rancheros locales. Fue condenado a dos años y medio, de los que cumplió solamente dieciocho meses en la penitenciaría de Laramie tras prometer no volver a incumplir la ley. Regresó entonces con Ann y se integró en el Wild Bunch.

Sundace Kid era en realidad Harry Longabaugh. Se sabe muy poco de sus andanzas antes de que se integrara en el Wild Bunch; solo que estuvo también en prisión en 1887, por robo de caballos, y que en 1891 estuvo trabajando de peón en un rancho en Alberta (Canadá). Es posible que hubiera conocido a Cassidy en algún momento anterior, aunque no hay constancia de ello. Hacia 1899 ambos unieron su «destino» en el Wild Bunch.

Durante un tiempo, el Wild Bunch –grupo salvaje- realizó sonoros atracos a bancos y ferrocarriles, pero los tiempos del salvaje oeste habían pasado

Durante un tiempo, el Wild Bunch –grupo salvaje- realizó sonoros atracos a bancos y ferrocarriles, pero los tiempos del salvaje oeste habían pasado, y los de los forajidos se reciclaban en sheriffs o en cazadores de recompensas, también. Se ofrecieron recompensas por sus cabezas y la agencia Pinkerton se les echó encima. Entre sus perseguidores más afamados figuraron el asesino a sueldo Tom Horn y el detective Charlie Siringo, este último más conocido por el sobrenombre de Pat Garret, él mismo un antiguo cuatrero y el hombre que había acabado con Billy el Niño.

El 19 de septiembre de 1900, la banda atracó el First National Bank en Winnemucca (Nevada), llevándose un botín de cerca de 33.000$. Poco después, cinco de ellos, incluidos Cassidy y Kid, posaron en Fort Worth (Texas) ante un fotógrafo para celebrarlo. Fue la foto de ‘Los cinco de Fort Worth’, que permitió identificarlos. La mayoría de miembros del Wild Bunch acabaron asesinados o en prisión y ahorcados, excepto Cassidy y Kid. Huyeron a Nueva York y, de allí, en compañía de Etta Place, la novia de Kid, partieron el 20 de febrero de 1901 con rumbo a Buenos Aires en el vapor Herminius. Una vez en Argentina, se instalaron cerca de Cholila, en la región de Chubut, al oeste del país, en las estribaciones de los Andes.

La mayoría de miembros del Wild Bunch acabaron asesinados o en prisión y ahorcados, excepto Cassidy y Kid

Pero la agencia Pinkerton les siguió los pasos, ofreciendo una recompensa de 20.000$ por su captura, vivos o muertos, y difundiendo sus auténticos nombres y descripción en Argentina. Tras un atraco perpetrado por dos extranjeros en febrero de 1905 en el banco de Tarapacá, en Río Gallegos, se dio por hecho que se trataba de Cassidy y Kid; algo que, aunque probable, no se ha podido demostrar. Acosados ahora también por las autoridades argentinas, huyeron a Chile, donde Etta Place los abandonó regresando a los EEUU.

Encontramos de nuevo a nuestra pareja en 1907 en Bolivia, trabajando como pistoleros en unas minas de estaño, con el cometido de vigilar los fondos con que se pagaba a los mineros. Y aquí es donde se les pierde la pista y hace su entrada la leyenda…

El 3 de noviembre de 1908, un correo de la mina de plata “Aramayo Franke & Cia”, que transportaba los fondos para pagar a los empleados, fue atracado y robado por dos estadounidenses, que se dirigieron luego en dirección a San Vicente. Tres días después, el ejército boliviano los localizó en una pequeña casa aislada, iniciándose un tiroteo. Cuando, tras la refriega, los soldados entraron en la casa, encontraron a dos pistoleros muertos –suicidados al parecer-, que fueron tomados por Butch Cassidy y Sundance Kid. Sus cuerpos fueron enterrados en el cementerio local de San Vicente, cerca de la tumba de un minero alemán llamado Gustav Zimmer.

Existen versiones según las cuales alguno de ellos, o ambos, regresaron a los Estados Unidos y vivieron muchos años más en el anonimato

Pero existen versiones según las cuales alguno de ellos, o ambos, regresaron a los Estados Unidos y vivieron muchos años más en el anonimato. Entre otras, Lula Parker Bettenson escribió, ya en edad muy avanzada, una biografía titulada ‘Butch Cassidy, mi hermano’, en la que cuenta incluso una reunión de Butch con su padre, su hermano y con ella misma en 1925. En 1974, un periodista del Denver Post afirmó que la doctora de Lula Parker le aseguró que había atendido también a Butch Cassidy muchos años después de haber muerto supuestamente en Bolivia. De Longabaugh –Sundace Kid- incluso se ha establecido que murió en 1937.

El antropólogo forense estadounidense Clyde Snow (1928-2014), no encontró entre los restos de las tumbas anónimas del cementerio de San Vicente, ninguna muestra de ADN que concuerde con las de los parientes vivos de Parker y Longabaugh, nuestros dos hombres y un destino. A saber…

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 13 de septiembre de 1907

El legítimo presidente de Filipinas, Macario Sacay y León, era ahorcado por orden del gobernador militar norteamericano, tras haberlo capturado con el engaño de atraerle a una reunión para negociar un alto el fuego.

Martes, 14 de septiembre de 1752

El Imperio británico adoptaba el calendario gregoriano, casi dos siglos después de que lo hubieran adoptado España, Francia y los países católicos en general. Se saltaron 11 días del calendario, siendo el día anterior el 2 de septiembre.

Miércoles, 15 de septiembre de 1935

Tras el ascenso de los nazis al poder en Alemania, los decretos de Nürembreg privaban a los judíos de la nacionalidad alemana.

Jueves, 16 de septiembre de 1955

En Argentina, un golpe de estado derrocaba al gobierno presidido por Juan Domingo Perón e instauraba la dictadura militar.

Viernes, 17 de septiembre de 1743

En la población de Ribemont (Aisne, Francia) nacía Marie-Jean-Antoine Nicolas de Caritat, marqués de Condorcet, conocido por este último nombre. Matemático, científico y filósofo, fue una de las personalidades más destacadas de la Ilustración francesa.

Sábado, 18 de septiembre de 1851

Se fundaba en los Estados Unidos el periódico The New York Times.

Domingo, 19 de septiembre de 1868

Butch Cassidy y Sundance Kid realizaban su primer atraco juntos. Ambas figuras fueron inmortalizadas en la película ‘Dos hombres y un destino’ (1969), con Paul Newman y Robert Redford interpretando a ambos pistoleros.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí