Cada 39 segundos muere un niño de neumonía

Imagen: ISGlobal

La neumonía es responsable de la muerte de más de 800.000 niños menores de cinco años, es decir, un niño cada 39 segundos, según un nuevo análisis de Unicef. La mayoría de las muertes se produce en los niños menores de dos años, y casi 153.000 durante el primer mes de vida.

 

ISGlobal / ISGlobal, Save the Children, UNICEF, Every Breath Counts, Unitaid y Gavi, la Alianza de las Vacunas han hecho sonar las alarmas, y hacen un llamamiento para que se emprendan acciones a nivel mundial. Del 29 al 31 de enero, este grupo junto con la “la Caixa”, la Fundación Bill y Melinda Gates y USAID, organizará el Foro Global sobre Neumonía Infantil en Barcelona.

“Cada día, alrededor de 2.200 niños menores de cinco años mueren de neumonía, una enfermedad curable y, en la mayoría de los casos, prevenible. Es fundamental que haya un fuerte compromiso a escala mundial y una mayor inversión para poder luchar contra esta enfermedad. Únicamente mediante intervenciones de protección, prevención y tratamiento eficientes llevadas a cabo donde los niños están enfermos seremos realmente capaces de salvar millones de vidas”, señala Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

La neumonía está causada por bacterias, virus u hongos y fuerza a los niños a luchar para poder respirar, ya que sus pulmones se llenan de pus y fluidos

La neumonía está causada por bacterias, virus u hongos y fuerza a los niños a luchar para poder respirar, ya que sus pulmones se llenan de pus y fluidos.  Un mayor número de niños menores de cinco años murieron en 2018 de neumonía que de cualquier otra enfermedad. 437.000 niños menores de cinco años murieron de diarrea y 272.000 de malaria.

“Se trata de una epidemia olvidada a escala mundial que requiere una respuesta internacional urgente. Millones de niños están muriendo por falta de vacunas, antibióticos asequibles y tratamiento sistemático con oxígeno. La crisis de la neumonía es un síntoma de desatención y de unas desigualdades indefendibles en el acceso a la atención sanitaria”, advierte Kevin Watkins, director ejecutivo de Save the Children.

La mitad de las muertes por neumonía infantil se concentran en solo cinco países: Nigeria (162.000), India (127.000), Pakistán (58.000), la República Democrática del Congo (40.000) y Etiopía (32.000). Los niños cuyo sistema inmunitario está debilitado por otras enfermedades como, por ejemplo, el VIH o la malnutrición, y aquellos que viven en zonas con altos niveles de contaminación en el aire y agua insalubre, están expuestos a un riesgo mayor.

Se puede prevenir esta enfermedad con vacunas, y tratarla fácilmente con antibióticos de bajo coste, siempre y cuando se diagnostique adecuadamente

Se puede prevenir esta enfermedad con vacunas, y tratarla fácilmente con antibióticos de bajo coste, siempre y cuando se diagnostique adecuadamente. Sin embargo, sigue habiendo decenas de millones de niños que siguen sin vacunar y uno de cada tres que desarrolla síntomas no recibe asistencia sanitaria esencial.

En 2018, 71 millones de niños no recibieron las tres dosis recomendadas de la vacuna conjugada neumocócica, lo que los puso en mayor riesgo de neumonía. A nivel mundial, el 32% de los niños con sospecha de neumonía no son trasladados a un centro de salud. Esa cifra se eleva al 40% para los niños más pobres en los países de bajos y medianos ingresos.

“La mejora del acceso a la atención primaria de salud es un paso fundamental para luchar contra esta enfermedad prevenible que tanto daño causa entre la población infantil de los países más pobres. La cobertura universal de salud aparece en este contexto como un mecanismo fundamental para reducir las inequidades en salud, como la neumonía”, advierte Quique Bassat, investigador ICREA en ISGlobal.

Los niños que sufren casos severos de neumonía pueden necesitar también tratamientos con oxígeno, que están difícilmente disponibles para los que los necesitan en los países más pobres.

Los niños que sufren casos severos de neumonía pueden necesitar también tratamientos con oxígeno, que están difícilmente disponibles en los países más pobres

“El hecho de que esta enfermedad prevenible, tratable y de fácil diagnóstico siga siendo la responsable del mayor número de muertes de niños pequeños es francamente chocante. Hemos avanzado mucho durante los últimos diez años y hoy, millones de niños en los países más pobres reciben la vital vacuna neumocócica. Gracias en gran medida al apoyo de Gavi, la cobertura de la vacuna neumocócica en los países de ingreso bajo es hoy más elevada que la media mundial, pero todavía nos queda trabajo por hacer para garantizar que todos los niños tengan acceso a esta vacuna que puede salvar sus vidas”, añadeSeth Berkley, director general de Gavi, la Alianza de las Vacunas.

La financiación disponible para atacar la neumonía es, de lejos, inferior a la de otras enfermedades. Únicamente el 3% del gasto actual para la investigación en enfermedades infecciosas está destinado a la neumonía, a pesar de que esta enfermedad es la causante del 15% de las muertes de niños menores de cinco años.

“Durante décadas, la principal causante de mortalidad en los niños ha sido una enfermedad olvidada y los niños más vulnerables del mundo han pagado el precio. Ha llegado la hora de que los Gobiernos, las Naciones Unidas y las agencias multilaterales, las compañías y las ONG se unan para luchar contra la neumonía y proteger a estos niños”, concluye Leith Greenslade, coordinadora de Every Breath Counts.

 

Llamamiento conjunto

En un llamamiento a la acción conjunto, las organizaciones instan a:

  • los Gobiernos de los países más afectados y a las compañías del sector privado a desarrollar y aplicar estrategias de control de la neumonía, con el fin de reducir el número de muertes por neumonía infantil; y a mejorar el acceso a la atención primaria de salud, como parte de una estrategia más amplia de Cobertura Sanitaria Universal.
  • los países más ricos, los donantes internacionales y las compañías del sector privado a impulsar la cobertura de inmunización, reduciendo el coste de las vacunas clave y garantizando una exitosa reposición de recursos para Gavi, la Alianza de las Vacunas y a aumentar la financiación para la investigación y la innovación para combatir la neumonía.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí