Camino de Santiago

Monumento al peregrinoBurgos. Obra del escultor Teodoro Antonio Ruiz. / Wikimedia

Tal día como hoy… 17 de mayo de 1993, el Camino de Santiago era declarado Itinerario Cultural Europeo

.

El 17 de mayo de 1993, los ministros de cultura de la Unión Europea declaraban el Camino de Santiago Itinerario Cultural Europeo. Unos meses después, el 10 de diciembre, la Unesco procedía a declararlo Patrimonio Mundial. En uno y otro caso, significaba el debido reconocimiento a una de las más antiguas tradiciones europeas. Sus orígenes datan del siglo IX.

.

CV / El Camino de Santiago, o Ruta Jacobea, es el itinerario que siguen los peregrinos cristianos hasta Santiago de Compostela, en cuya catedral la tradición cristiana sitúa el sepulcro del apóstol Santiago el Mayor –también conocido bíblicamente como Jacobo de Zebedeo-. Junto con la romera –a Roma- y la palmera –a Jerusalén-, la compostelana es una de las tres grandes peregrinaciones de la tradición cristiana.

La leyenda medieval sugiere que Santiago habría viajado a España y predicado en Galicia poco después de la muerte y resurrección de Jesucristo

Sus orígenes se remontan a cierta tradición altomedieval inspirada en evangelios apócrifos, según la cual el apóstol habría estado predicando en Galicia; algo históricamente improbable, por no decir imposible. Según el Nuevo Testamento –‘Hechos de los Apóstoles’-, Santiago fue ejecutado por orden del rey de Judea, Herodes Agripa, entre los años 41 y 44 de nuestra era.

La leyenda medieval sugiere que Santiago habría viajado a España y predicado en Galicia poco después de la muerte y resurrección de Jesucristo. En una primera versión, viajó por mar cruzando las Columnas de Hércules –actual Estrecho de Gibraltar- hasta la Gallaecia –actual Galicia-. Otra versión sugiere que entró por Tarraco –Tarragona- y siguió por el Ebro, apareciéndosele la Virgen en Caesaraugusta, -Zaragoza-, hasta alcanzar la cornisa cantábrica y llegar a Galicia. Finalmente, una tercera versión afirma que entró en Hispania por Carthago Nova –Cartagena-. En lo que sí hay acuerdo es en que regresó de nuevo a Judea, donde encontró la muerte.

.

Tras la muerte del apóstol

Siguiendo con la tradición, tras la muerte de Santiago, sus discípulos Atanasio y Teodoro, trasladaron su cadáver en barca y navegaron desde Judea hasta la Gallaecia, enterrándolo cerca de Iria Flavia –actual Padrón-. Allí lo encontraría el obispo Teodomiro ochocientos años después, advertido por un campesino que había observado luces y estrellas moviéndose por la noche alrededor de su tumba. Según otras versiones, quien podría haber sido enterrado allí sería Prisciliano, el primer hereje cristiano ejecutado por cristianos.

Tras la muerte de Santiago, sus discípulos Atanasio y Teodoro, trasladaron su cadáver en barca y navegaron desde Judea hasta la Gallaecia, enterrándolo cerca de Iria Flavia –actual Padrón

Propagandísticamente hablando, el hallazgo de la tumba del apóstol en el siglo IX sirvió para reivindicar las esencias cristianas de aquellas tierras, en unos tiempos en que nueve décimas partes de la Península Ibérica estaban bajo el Califato de Córdoba musulmán, mientras unos pocos y reducidos reinos y condados cristianos subsistían en la estrecha franja que va desde el cabo de Finisterre hasta el de Creus.

El emperador Ludovico Pío y el Papa dieron su beneplácito a la reliquia; el rey de Asturias Alfonso II el casto fue el primer peregrino que acudió a orar ante ella y ordenó la construcción de una iglesia que la alojara. Desde entonces, hasta la actual catedral, Santiago de Compostela se convirtió en un centro de peregrinación de fieles de todo el Occidente cristiano. Tuvo su gran momento en la Edad Media, decayendo progresivamente en los siglos posteriores, y renaciendo con inusitado vigor en la segunda mitad del XX, recuperando toda su tradición e incorporando los inevitables elementos de modernidad al caso. Recorrer hoy el camino de Santiago no solo es un acto de fe reservado para creyentes, sino también un viaje al interior de uno mismo y una experiencia al alcance de no creyentes.

.

Distintos caminos por los que llegar a Santiago

Como es lógico, los distintos caminos que desde los más remotos lugares de Europa llevaban a Santiago convergían en Francia. En sus orígenes, hubo distintas rutas que cruzaban los puertos pirenaicos transitables para peregrinos, la inmensa mayoría a pie.

El que más se consolidó, descrito por Aymeric Picaud en el Codex Calixtinus (aprox. 1140) es el llamado Camino Francés, que sigue siendo el más concurrido aún hoy en día y el «Camino» por antonomasia. Comienza en Saint-Jean-Pied-de-port, a los pies del Pirineo navarro francés, y cruza hacia España por el puerto de Roncesvalles, descendiendo hasta Pamplona y convergiendo en Puente de la Reina de Navarra con el camino aragonés procedente de Jaca. De allí hasta la Rioja, cruza longitudinalmente la meseta castellana hasta León, remontando el Bierzo y entrando en Galicia, hasta Santiago… O Finisterre, donde se quemaban las ropas utilizadas en el trayecto simbolizando el hombre nuevo en que se ha convertido el peregrino tras realizar el Camino.

Mapa con las rutas del camino de Santiago. / Autor: Manfred Zentgraf, Volkach, Germany

.

Otra ruta tradicional es la que recorría la cornisa cantábrica, arribando por mar a Villaviciosa o Santander. Quizás ésta sea la más antigua, por ser la más segura en el siglo IX. Pero en el siglo XII ya se había consolidado la anterior. Están también los itinerarios que, desde las distintas ciudades de la Península, enlazan en algún punto con el Camino Francés.

En la actualidad, más de doscientos mil peregrinos recorren anualmente el Camino de Santiago, mayoritariamente a pie, pero también en bicicleta o a caballo; la acreditación compostelana requiere que el camino se haya recorrido en transporte de sangre.

.

También un 17 de mayo se cumplen estas otras efemérides

.

.

 

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí