La iniciativa ha mostrado cómo es posible cartografiar grandes áreas de manera uniforme y eficiente. / Imagen: GAF

Elaboran mapas geológicos de diferentes zonas climáticas con Sentinel

.

Cartografiar la geología y los recursos minerales terrestres constituye una empresa larga y costosa. A pesar de que los satélites no pueden sustituir a los profesionales de campo, constituyen una ayuda importante, como se ha visto en un reciente proyecto desarrollado en África.

.

Los mapas geológicos identifican distintos tipos de rocas, fallas, aguas subterráneas y depósitos

ESA / Los mapas geológicos identifican distintos tipos de rocas, fallas, aguas subterráneas y depósitos. No solo resultan cruciales para construir infraestructuras y evaluar riesgos, también son clave para localizar y explotar recursos naturales.

Recientemente, la ESA ha brindado su apoyo a una iniciativa panafricana para recopilar, interpretar y divulgar información satelital sobre recursos geológicos y minerales, como minerales metálicos.

Esta iniciativa financiada por la ESA ha permitido que la compañía alemana de geoinformación GAF ayude a la Iniciativa Africana de Geociencias sobre los Minerales (AMGI), liderada por la Comisión de la Unión Africana y respaldada por el Grupo Banco Mundial, a catalogar los recursos geológicos y minerales del continente.

La empresa ha resultado menos ardua gracias a los datos disponibles libremente de las misiones Sentinel-1 y Sentinel-2 de Copernicus, y a información de otros satélites como la Misión topográfica Radar Shuttle de la NASA y el satélite estadounidense WorldView-3.

Levantamiento geológico

Levantamiento geológico / GAF

La idea es elaborar mapas geológicos de diferentes zonas climáticas y distintos tipos de geología, especialmente en aquellas áreas donde los datos son escasos, poco detallados u obsoletos.

Los resultados iniciales muestran que mientras las zonas áridas y semiáridas pueden cartografiarse con precisión, las áreas tropicales presentan mayor dificultad.

Esto se debe a que esas regiones suelen estar cubiertas por vegetación que los sensores ópticos no pueden atravesar para obtener información del terreno que hay por debajo. En ellas se han utilizado datos de radar y de elevación del terreno, de modo que la base de estos mapas está formada por información estructural, como redes fluviales.

De forma general, no obstante, la iniciativa ha mostrado cómo es posible cartografiar grandes áreas de manera uniforme y eficiente, algo de especial interés para el levantamiento geológico de la región y para la extracción de minerales.

Como apunta Francisco Igualada, especialista senior en minería del Banco Mundial: “La observación de la Tierra es una de las principales fuentes de información para elaborar nuevos mapas geológicos y mejorar los ya existentes”.

“Los resultados del proyecto demuestran que la combinación de imágenes por satélite con datos geofísicos ya existentes constituye una forma rápida, útil y eficiente de apoyar la producción y la interpretación de mapas geológicos a todos los niveles, desde la topografía de reconocimiento a baja escala hasta los levantamientos detallados, de gran importancia para la exploración minera.

Además, estos resultados son importantes porque se prevé que disponer de un catálogo geológico preciso y completo atraerá a futuras inversiones en África.

.

Share