‘Cazar’ asteroides

Imagen tomada por la sonda Galileo del asteroide Gaspra./  Wikipedia

Calculan cómo ‘cazar’ asteroides para instalar estaciones espaciales o mineras cerca de la Tierra

.

Los investigadores Joan Pau Sánchez y Josep Masdemont, del Departamento de Matemática Aplicada I de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), han calculado cómo se podría modificar la trayectoria de algunos asteroides para acercarlos a la Tierra. Los asteroides ‘cazados’ podrían, en un futuro no muy lejano, operar como puertos o bases de las naves espaciales o ser una fuente de recursos minerales con aplicaciones diversas, tanto en la Tierra como en el espacio.

.

UPC / Enviar una nave espacial hasta un asteroide para capturarlo y modificar su trayectoria a fin de que permanezca alrededor de la Tierra será una posibilidad real en las próximas décadas. Así lo confirman los cálculos de trayectorias que se han hecho en el proyecto Asteroidretrieval, uno de los proyectos Marie Curie que finaliza el próximo mes de mayo y se ha llevado a cabo dentro del séptimo Programa Marco de la Unión Europea.

Las primeras misiones para realizar estas capturas se podrían iniciar dentro de una década

Así lo corrobora el investigador Joan Pau Sánchez, que confirma que las primeras misiones para realizar estas capturas se podrían iniciar dentro de una década. Estas misiones espaciales, explica el investigador, consistirían en hacer variar un poco la velocidad de los asteroides que transitan relativamente cerca de la Tierra. De esta manera, se conseguirá que los asteroides modifiquen sus trayectorias para dirigirse hacia una zona concreta del espacio en la que podrían ser atraídos, de forma natural, por la gravedad terrestre.

Una vez atrapados, los asteroides permanecerían tanto tiempo como fuera necesario en los puntos de equilibrio gravitatorio entre la Tierra y el Sol, o bien podrían terminar de mover hasta órbitas seguras alrededor de nuestro planeta.
.

Cálculos de trayectorias

La tarea de los investigadores de la UPC en el proyecto Asteroidretrieval se ha centrado, por un lado, en desarrollar metodologías para calcular, según las leyes de la astrofísica, las trayectorias que sean más viables y que requieren un consumo mínimo de energía para llevar a cabo la captura de los asteroides. Por otra parte, los investigadores han elaborado el análisis de viabilidad de este tipo de misiones, en el que demuestran que se podrían iniciar en la próxima década o, como mucho, en 50 años.

Actualmente, los investigadores Joan Pau Sánchez y Josep Masdemont, vinculados a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Barcelona (ETSEIB), están creando los modelos de los efectos gravitatorios combinados de la Tierra, el Sol y la Luna. El siguiente paso es la incorporación de estos modelos en el diseño de sistemas complejos de ingeniería, que será, de hecho, parte de la tecnología necesaria a implantar en las naves o sistemas que tengan que ir a la captura de los asteroides susceptibles de ser atrapados.

 .

15 candidatos

El investigador Joan Pau Sánchez confirma que, hasta enero de 2015, han detectado 15 asteroides candidatos de entre los 12.000 cercanos a la Tierra que se conocen hasta ahora. Son susceptibles de ser capturados según la metodología que proponen estos investigadores y utilizando la tecnología de propulsión espacial actual o que se desarrollará, previsiblemente, durante los próximos diez años. Por lo tanto, especifica Joan Pau Sánchez, “los 15 asteroides están seleccionados en función de su diámetro y de su masa, pero también de la masa máxima que se puede ‘cazar’ con las tecnologías de propulsiones espaciales diferentes”. Se trata de pequeñas rocas interplanetarias, de unos diez metros de diámetro, sin riesgo de impacto en la Tierra, ya que se quemarían si entraran en contacto con la atmósfera terrestre.

Los investigadores de la UPC prevén que, una vez finalizado el proyecto, los resultados se apliquen en la tecnología que se utilice para establecer el contacto con el asteroide como parte de una futura misión con estos asteroides. Cuando se demuestre la viabilidad de funcionamiento de la tecnología con las rocas más pequeñas, se podrá probar la captura de asteroides de masa o dimensiones mayores.
.

Bases y minería de asteroides

Algunos asteroides pueden contener un 40% de sustancias que se vaporizan fácilmente, como el agua y el metano, y otros líquidos y gases. La captura de rocas interplanetarias suficientemente grandes abriría la puerta a la extracción, in situ, de estos recursos así como de minerales metálicos o semiconductores, con aplicaciones tanto en el espacio como en la Tierra.

La extracción de metales, incluso de metales preciosos, podría tener aplicación en el sector industrial o para construir infraestructuras en el espacio

El agua extraída, por ejemplo, se podría utilizar como combustible para naves o dispositivos espaciales, una vez hidrolizada mediante energía solar. Este recurso también serviría de escudo de protección para naves y astronautas, contra la misma radiación solar o los rayos cósmicos dañinos.

La extracción de metales, incluso de metales preciosos, podría tener aplicación en el sector industrial o para construir infraestructuras en el espacio, lo que contribuiría en instalar bases para misiones espaciales o para la extracción de minerales. También tendría un uso en el ámbito de los materiales semiconductores, ya que serviría para resolver aspectos de la electrónica y las telecomunicaciones en el espacio.

De esta manera, si esto se hiciera realidad, un vehículo podría viajar en un asteroide, proveerse de combustible o minerales y continuar hacia el espacio o devolver a la Tierra con su carga útil de recursos naturales interplanetarios. De hecho, dos compañías con sede en Estados Unidos ya están ayudando a financiar el desarrollo de la tecnología para la minería de asteroides. El reto, en este campo, es encontrar la manera de separar los metales preciosos o del agua del resto de componentes que se podrían extraer.

En este sentido, la NASA planea una misión para demostrar cómo se puede hacer la redirección de un asteroide, prevista para mediados de la década de 2020. En este caso, según Joan Pau Sánchez, la agencia estadounidense todavía está seleccionando qué tipo de sistema utilizar, si una bolsa hinchable que envuelva un pequeño asteroide y el transporte con propulsión espacial, o bien un módulo de aterrizaje robótico que tome una muestra grande del asteroide. Para el investigador, la diferencia clave entre la misión de la NASA y el proyecto Asteroidretrieval es que “la primera se centra en las trayectorias que orbitan alrededor de la Luna, mientras que el método de Asteroidretrieval apuesta porque las rocas orbiten cerca de la Tierra, si bien se podría aplicar también en la órbita lunar”. Sea cual sea la tecnología empleada, se deberá prever que habrá que reconducir o empujar de nuevo al espacio los asteroides que ya no sean de utilidad.
.

Eco en la revista europea ‘Horizon’

La investigación sobre la ‘caza’ de asteroides, publicada recientemente en la revista Horizon Magazine de la Comisión Europea, es la continuación del proyecto europeo Visionspace, iniciado por Joan Pau Sánchez y otros investigadores de la Universidad de Strathclyde (Reino Unido), con el objetivo de investigar la dinámica orbital a escalas de longitudes extremas. Una vez finalizado, la beca Marie Curie, destinada a investigadores que deseen desarrollar un proyecto multidisciplinario en un país extranjero, ha permitido a Joan Pau Sánchez hacer una estancia de dos años en la UPC para desarrollar el proyecto Asteroidretrieval junto con el profesor Josep Masdemont.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí