César Borgia

César Borgia por Altobello Melone (Accademia Carrara, Bérgamo). / Wikimedia

El 12 de marzo de 1507 fallecía en Viana (Navarra) César Borgia, como consecuencia de las heridas recibidas en una emboscada durante el asedio al castillo de Viana. Tenía 31 años y no era por entonces ni una sombra de lo que había llegado a ser, a pesar de su breve vida. Era hijo del papa Alejandro VI y fue durante un tiempo uno de los príncipes más poderosos de Italia. Su figura inspiró a Maquiavelo su obra ‘El Príncipe’.

 

CV / Sobre los Borgia se tejió una leyenda negra que afectó básicamente al papa Alejandro VI y a sus hijos César y Lucrecia. Un relato que destaca con luz propia y con los elementos propios de las intrigantes cortes italianas renacentistas, en este caso centradas en Roma y en el papado; adulterios, incestos, envenenamientos, conspiraciones, traiciones… Todos los ingredientes como para que tres siglos después, el Romanticismo les diera su propia pátina reivindicativa.

Pero, en realidad, no parece que los Borgia fueran tan diferentes en sus inescrupulosas prácticas del resto de la aristocracia renacentista italiana, como los Colona, Borghesse, della Rovere, Orsini, Médici o cualesquiera otros. Más bien al contrario, sus prácticas eran idénticas, y la leyenda negra más bien debería atribuirse a que los Borgia eran considerados por estos clanes unos parvenus, unos intrusos cuya alcurnia italiana era reciente. Se trataba de una familia valenciana de origen navarro que hizo fortuna en Roma desde que uno de sus miembros, Alfonso de Borja, alcanzó el papado con el nombre de Calixto III, entre 1455 y 1458.

César era hijo ilegítimo de Rodrigo Borgia, papa con el nombre de Alejandro VI entre 1492 y 1503, y uno de los más conspicuos del Renacimiento italiano

César era hijo ilegítimo de Rodrigo Borgia, papa con el nombre de Alejandro VI entre 1492 y 1503, y uno de los más conspicuos del Renacimiento italiano. La meteórica carrera de César Borgia contó desde sus comienzos con el claro apoyo paterno, y con elementos que contribuyeron a forjar posteriormente su leyenda negra: el más que probable asesinato de su hermano mayor, Juan, para convertirse en el delfín de su padre, las relaciones incestuosas con su hermana Lucrecia, y una capacidad extraordinaria para la conspiración, unida a una absoluta falta de escrúpulos a la hora de traicionar a sus más fieles amigos y servidores, y una inteligencia política más que notable.

Curiosamente, ni su falta de pedigrí italiano, ni el hecho que fueran considerados algo así como unos nuevos ricos advenedizos por las poderosas familias romanas, cuya genealogía y fortunas se remontaban siglos en la Edad Media, ni su crueldad y determinación por el poder como fin en sí mismo, al cual todo lo demás queda supeditado, son de ninguna manera elementos que Maquiavelo utilice para denostar a los Borgia, sino más bien todo lo contrario. Todavía en un concepto de razón dinástica medieval, César Borgia es el primer estadista que funciona de acuerdo con el nuevo concepto de razón de estado, que será precisamente una noción renacentista, o su precedente tanto cronológico como conceptual, la monarquía absoluta.

César Borgia es el primer estadista que funciona de acuerdo con el nuevo concepto de razón de estado, que será precisamente una noción renacentista

También ve Maquiavelo en él al único príncipe con talento y redaños para emprender la unificación italiana. Y aunque sea cierto que incluso en sus mejores momentos, César Borgia estuvo a años-luz de conseguirla, no lo es menos que, amparado por los Estados Pontificios que su padre gobernaba, intentó articular una política autónoma con respecto a las dos grandes potencias extranjeras que se disputaban la hegemonía en Italia, Francia y España, frente a las cuales las repúblicas o principados italianos solo podían aliarse con una u otra, sin capacidad mental para hacerles frente conjuntamente. Y esto es lo que Maquiavelo supo detectar en César Borgia. O Italia se unificaba, o iba a pasar unos cuantos siglos dependiendo de las potencias extranjeras que se la disputaban.

Y también es verdad que el fracaso de César Borgia sentenció que esto fuera precisamente lo que ocurrió. En gran parte también porque tuvo que enfrentarse a otro príncipe «maquiavélico» mucho más poderoso: Fernando el Católico. A la muerte de su padre, el papa, en 1503, el edificio estaba todavía a medio construir, y con la ofensiva contra los Borgia emprendida por las familias rivales, se desmoronó por completo, sobre todo a partir de la elección como papa de Julio II, un della Rovere, enemigos mortales de los Borgia. César se convirtió entonces en un condotiero apestado, que irá perdiendo apoyos con las mismas traiciones y deserciones con que los había conseguido, hasta verse abandonado prácticamente por todos, siendo entregado por el papa al Gran Capitán en 1504.

A la muerte de su padre, el papa, en 1503, el edificio estaba todavía a medio construir, y con la ofensiva contra los Borgia emprendida por las familias rivales, se desmoronó por completo

Tras su detención, fue encarcelado en España, primero en Chinchilla (Albacete), y luego en el castillo de la Mota, en Medina del Campo. Por entonces, se dice que ocultaba su rostro con una máscara para esconder su desfiguración por efectos de una sífilis avanzada. En 1506 consiguió huir descolgándose por una cuerda, pero seriamente magullado por la caída, porque alguien cortó la cuerda mientras estaba descendiendo. Llegó disfrazado hasta Santander, con la intención de embarcar hacia el País Vasco y refugiarse en Navarra, acogiéndose a la protección de sus reyes, Juan Albret y Catalina de Foix.

Al poco de llegar a Navarra, estalló la guerra civil entre agramonteses y beaumonteses, poniéndose César al servicio de sus protectores. Se le encargó tomar la plaza de Viana, donde murió en una emboscada durante la persecución de una partida que había aprovisionado a los sitiados.

Su divisa era o César o nada; al final, fue nada, aunque, eso sí, pasó a la historia.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 8 de marzo de 415

Una turba de cristianos fanatizados lincha a la matemática y filosofa Hipatia en las calles de Alejandría, a instancias del obispo de la ciudad, un tal Cirilo.

Martes, 9 de marzo de 1454

Nacía en Florencia el navegante italiano Américo Vespucio, que dio nombre al continente americano por haber sido el primero que se trataba de un nuevo continente.

Miércoles, 10 de marzo de 1982

Todos los planetas del sistema solar, incluido Plutón, entonces considerado el noveno, se alinean a un mismo lado en relación al Sol. Este fenómeno se conoce con el nombre de Sizigia.

Jueves, 11 de marzo de 2004

Atentados islamistas en Madrid, que producen 192 muertos y más de 1800 heridos.

Viernes, 12 de marzo de 1507

En Viana (Navarra) fallecía el militar, político y estadista italiano César Borgia, uno de los personajes en que se inspiró Maquiavelo para su obra ‘El Príncipe’.

Sábado, 13 de marzo de 1741

Batalla de Cartagena de Indias entre España e Inglaterra durante la llamada Guerra del Asiento. El almirante español Blas de Lezo derrota a los ingleses que intentaban tomar la ciudad.

Domingo, 14 de marzo de 1879

Nacía en Ulm, entonces Imperio alemán, Albert Einstein, autor de la Teoría de la Relatividad.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí