El recorrido de la exposición seguirá un orden cronológico atravesando los aspectos más destacados desde los inicios de la vida artística de Chardin, en la segunda década del siglo XVIII, hasta los pasteles de los años setenta.

Las obras del pintor del silencio se presentan en el Museo del Prado

Del 1 de marzo al 29 de mayo de 2011

.

Jean Siméon Chardin. Pompas de jabón, también llamado Haciendo pompas de jabón (1733 - 1734). Washington, National Gallery of Art. Foto: Museo del Prado.

El próximo 1 de marzo el Museo del Prado abrirá al público una exposición antológica dedicada a Jean Siméon Chardin (1699-1779), uno de los más relevantes exponentes de la pintura francesa del siglo XVIII del que en España, país en el que nunca se le ha dedicado una muestra, se conservan únicamente tres obras (todas ellas en el Museo Thyssen).

Con 57 obras del artista, gran maestro del bodegón y de la pintura de género (escenas domésticas y familiares e imágenes de la infancia), reconocido por una visión intensamente poética de las cosas y un extraordinario virtuosismo pictórico, la exposición se presentará en Madrid, del 1 de marzo al 29 de mayo de 2011, tras su paso por el Palazzo dei Diamante de Ferrara como primera sede de la misma.

El recorrido de la exposición seguirá un orden cronológico atravesando los aspectos más destacados desde los inicios de la vida artística de Chardin, en la segunda década del siglo XVIII, hasta los pasteles de los años setenta. El visitante se encontrará con muchas de sus más famosas creaciones junto a cuadros poco conocidos por tratarse de obras albergadas en colecciones particulares e incluso algunas identificadas recientemente.

Jean Siméon Chardin. La raya, también llamado Interior de cocina (1725 - 1726). París, Musée du Louvre. Foto: Museo del Prado.

Además, en el Prado se podrán contemplar 16 obras que no se han incluido en la presentación italiana de la muestra, entre las que cabe destacar La raya, una de sus pinturas más importantes; Los atributos de las artes, cuadro de grandes dimensiones de tema alegórico que se presta por primera vez a una exposición; o las tres versiones de la Joven maestra de escuela que se reúnen en primicia para su presentación en la sede española.

La producción de Chardin fue relativamente escasa por lo que organizar una exposición que refleje adecuadamente sus logros artísticos resulta ser un reto notable que el Prado tiene la fortuna de afrontar con Pierre Rosenberg, miembro de la Académie Française y director honorario del Louvre, como comisario y director del proyecto y como autor principal del catálogo. A su incuestionable autoridad como máximo experto sobre el artista, se suma la especial colaboración del Museo del Louvre con el préstamo de once obras a la exposición.

.

Catálogo

El catálogo científico de la exposición, con edición a cargo de Pierre Rosenberg, comisario de la misma, constará de textos sobre la vida de Chardin y fichas de cada obra firmados por el propio Rosenberg, además de un ensayo de Renaud Temperini, reconocido historiador del arte, sobre “Chardin y la pintura francesa del siglo XVIII”, junto con otro ensayo de Ángel González, historiador del arte y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, sobre “Chardin y sus críticos”.

La publicación incluirá también una antología de textos sobre Chardin, una cronología del artista, y una relación de bibliografía especializada. Edición en castellano.

Share