Charles Babbage, padre de la computación

Charles Babbage / Wikimedia

Tal día como hoy…14 de junio de 1822 el matemático Charles Babbage presentaba su propuesta de «máquina diferencial»

 

El 14 de junio de 1822 el matemático inglés Charles Babbage (1791.1871) presentaba en Londres ante la Royal Astronomical Society su propuesta de «máquina diferencial». Posteriormente diseñó una «máquina analítica». Sus logros fueron realmente extraordinarios para la época. Se le considera el padre de la computación.

 

CV / Ingenios para realizar operaciones aritméticas los ha habido desde siempre. Se ignora la antigüedad de los ábacos, y se sabe que el griego alejandrino Eratóstenes construyó una máquina de calcular en el siglo III aC. Ya en la modernidad se siguieron desarrollando instrumentos para facilitar las operaciones de cálculo, destacando Pascal o Leibniz, éste último con el cilindro o rueda escalada que lleva su nombre, que realizaba multiplicaciones y divisiones a través de un dispositivo capaz de realizar múltiples sumas y restas, mediante un contador de pasos consistente en una rueda dentada cilíndrica con nueve dientes de longitud variable. Babbage, admirador de Leibniz, se propuso llegar más lejos.

Sus aportaciones fueron numerosas: cálculo infinitesimal, criptografía, sistema de franqueo postal, incluso diseñó un «paravacas»

Charles Babbage había nacido en 1791 en Londres, era hijo de un banquero y estudió matemáticas en el Trinity College de Cambridge. Fue posteriormente profesor en esta universidad y miembro de la Royal Society. Sus aportaciones fueron numerosas. Desde la Sociedad Analítica, que fundó en 1812, promocionó la implantación del cálculo infinitesimal leibniziano, superior al newtoniano que se utilizaba en Inglaterra más por razones chauvinistas que operativas. Trabajó en criptografía, rompiendo la cifra auto llave de Vigenère.

También propuso el sistema de franqueo postal actual. Hasta entonces, el coste de una carta dependía del recorrido hasta su destino, pero Babbage demostró que el coste del trabajo requerido para determinar el precio era superior al del franqueo, proponiendo un precio único para todo el país, con independencia de su destino. Igualmente, fue el primero en determinar que el ancho del anillo del tronco de un árbol dependía de la meteorología del año, por lo que era posible estudiar climas pasados estudiando árboles antiguos.

Incluso diseñó un «paravacas», una estructura que se colocaba en la parte delantera de las locomotoras de vapor para desplazar a las vacas del tendido ferroviario. No debía gustarle mucho la música, o según qué clase de música, porque propuso la prohibición de los organilleros y músicos callejeros de Londres. En esto último fracasó estrepitosamente: en protesta, se concentraron frente a su casa tocando lo más alto que podían, hasta que desistió en su empeño…

La máquina diferencial era un dispositivo mecánico diseñado para construir tablas de logaritmos y funciones trigonométricas

Pero sus mayores logros son la máquina diferencial y la máquina analítica. La máquina diferencial era un dispositivo mecánico diseñado para construir tablas de logaritmos y funciones trigonométricas, a partir de funciones polinómicas por aproximación. Babbage llegó a construirla solo parcialmente, al quedarse sin financiación, pero una réplica completa se encuentra en la actualidad en el Museo de Ciencias de Londres, funcionando como él la concibió y demostrando lo acertado de su diseño.

Más importante y ambiciosa fue la máquina analítica, pensada como un dispositivo programable para hacer cualquier tipo de cálculo. Para ello se inspiró en los telares de Joseph Marie Jacquard (1752-1834), programados con tarjetas perforadas para realizar diseños en el tejido, que Babbage adoptó para conseguir calcular funciones analíticas. Disponía de las tarjetas perforadas como dispositivos de entrada, un procesador aritmético que calculaba números, una unidad de control que determinaba la tarea a realizar, una memoria que almacenaba los números hasta ser procesados y un mecanismo de salida.

Más importante y ambiciosa fue la máquina analítica, pensada como un dispositivo programable para hacer cualquier tipo de cálculo

Funcionaba con un motor de vapor y medía 30m de largo por 10m de ancho. El lenguaje de programación era similar a los lenguajes ensambladores actuales. Y todavía hay más: la «salida» era la primera impresora de la historia, con  ocho mil piezas mecánicas y un peso de 2,5 toneladas. Pero una vez más, la falta de financiación le impidió acabarla. Hubo también problemas técnicos con los engranajes, que se rompían o deformaban con el calor. Lady Ada Lovelace, matemática e hija del poeta Lord Byron, tuvo conocimiento de los proyectos de la máquina analítica de Babbage y escribió varios programas para ella. Está considerada la primera programadora de la historia.

Simplemente, el diseño era correcto, pero no había tecnología para producirlo. La réplica de la impresora se encuentra también en el Museo de Ciencias de Londres. Está considerada la primera computadora de la historia. Luego, la máquina analítica de Abbage cayó en el olvido. Ya en el siglo XX, tres inventores la recuperaron basándose en los diseños de Abbage: Percy Ludgate, Leonardo Torres Quevedo y Vanenvar Bush. Hoy en día se considera que de haberse construido, hubiera sido digital, programable y «Touring completo».

Charles Babbage murió en Londres, a los 79 años de edad, el 18 de octubre de 1871. Dejó escrito: “Tan pronto exista una máquina analítica, será necesario redirigir el futuro curso de la ciencia”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí