Christina Rosenvinge, Premio Nacional de las Músicas Actuales 2018

El jurado ha tenido en cuenta "el potencial emocional de su obra y su proceso de búsqueda de una personalidad musical propia

2018, Año Rosenvinge: tras la publicación del aclamado Un hombre Rubio y una gira que la ha llevado a diferentes partes del planeta, ahora recibe este pretigioso galardón concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte.

 

Christina Rosenvinge ha sido galardonada hoy con el Premio Nacional de las Músicas Actuales. El jurado ha tenido en cuenta “el potencial emocional de su obra y su proceso de búsqueda de una personalidad musical propia, su talento y la credibilidad de su genuina carrera profesional, rasgos que encuentran una clara expresión en sus más recientes trabajos”. Asimismo, ha subrayado “la calidad tanto de su faceta compositiva como de sus actuaciones en directo”.

El premio supone el reconocimiento a la trayectoria de la compositora, en el año en que ha recibido algunas de las mejores críticas

El premio supone el reconocimiento a la trayectoria de la compositora, en el año en que ha recibido algunas de las mejores críticas tanto por su directo como por su álbum “Un hombre Rubio” (El Segell del Primavera 2018).

Su último trabajo es una colección de canciones escritas desde un yo masculino en las que vuelve a dejar huella en el pop adulto contemporáneo. Christina ha ido destilando a lo largo de una vida artística tan larga como audaz una personalísima lírica musical y una innegable potencia poética.

 

Trayectoria

Christina Rosenvinge (Madrid, 1964) saltó a la fama a finales de los 80 con el dúo Alex y Cristina, junto al compositor e instrumentista Álex de la Nuez, con quien grabaría dos discos antes de separarse a principios de los 90.

Christina Rosenvinge (Madrid, 1964) saltó a la fama a finales de los 80 con el dúo Alex y Cristina, junto al compositor e instrumentista Álex de la Nuez

Hija de padre danés y madre inglesa, debutó años antes como cantante y compositora en la banda Ella y los Neumáticos, durante la explosión cultural de La Movida madrileña para pasar, más tarde, a formar parte de Magia Blanca, donde conocería a De la Nuez.

En 1991 crea la banda Christina y Los Subterráneos, con la que lanza el disco Que me parta un rayo, de notable éxito tanto a nivel nacional como en Sudamérica, donde triunfa en países como México, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Panamá.

En 1994, año en el que editan su segundo y definitivo trabajo, Mi pequeño animal, conoce a Lee Ranaldo, guitarrista de Sonic Youth, con quien trabajaría en varias producciones como solista.

En 1997 presenta en solitario el disco Cerrado. Un año después se traslada a Nueva York, donde comienza a tocar en salas de la ciudad, una experiencia de la que nacería Frozen pool, con la discográfica Smells Like Records, obteniendo buenas críticas de la prensa especializada estadounidense.

Rosenvinge, que alcanzó la popularidad como icono pop adolescente, es una de las cantautoras españolas de mayor trayectoria

Rosenvinge ha presentado también programas musicales en televisión como FM2 (1988-1989), de Diego A. Manrique, en TVE y Nosolomúsica (2004-2005) en Telecinco. Como actriz ha participado en las películas Todo es mentira (1994, junto Penélope Cruz y Coque Malla) y en La pistola de mi hermano (1997, de Ray Loriga).

Rosenvinge, que alcanzó la popularidad como icono pop adolescente, es una de las cantautoras españolas de mayor trayectoria y está considerada hoy en día como una referencia del pop rock independiente, gracias a discos como Tu labio superior (WEA, 2008) y La joven Dolores (2011).

Sus últimos trabajos son Lo Nuestro (El Segell, 2015) y Un hombre Rubio, su décimo trabajo en solitario en el que Christina se adentra en la fortaleza emocional masculina asumiendo distintas identidades.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí