Cómo se ensambla el encéfalo humano

También generarán información sobre afecciones como los trastornos del espectro autista

Escáneres de IRM para vigilar el desarrollo fetal

.

Un proyecto europeo se ha propuesto describir en detalle el desarrollo encefálico fetal y diseñar técnicas con las que descubrir problemas con antelación y adoptar las terapias adecuadas.

El proyecto pretende ilustrar las conexiones nerviosas que se forman durante el crecimiento y el desarrollo encefálico.

El proyecto DHCP («Developing Human Connectome Project») se propone describir el desarrollo encefálico de los fetos y los procesos mediante los que se forman conexiones en este órgano, en especial durante el tercer trimestre de gestación. Su labor será posible gracias a una beca de sinergia (Synergy Grant) dotada con 3,2 millones de euros y concedida por el Consejo Europeo de Investigación (CEI).

El proyecto cuenta con un equipo de ingenieros, matemáticos y otros especialistas dirigidos por los profesores David Edwards del King’s College de Londres, Joseph Hanjal y Daniel Rueckert del Departamento de Computación del Imperial College de Londres y Steve Smith de la Universidad de Oxford, todas en el Reino Unido. Su intención es emplear técnicas de imagen por resonancia magnética (IRM) para estudiar la conectividad del encéfalo en fetos y neonatos y, de ese modo, conocer mejor trastornos neuropsiquiátricos como el autismo.

También generarán información sobre afecciones como los trastornos del espectro autista. El profesor David Edwards, director del Centro del Encéfalo en Desarrollo y coordinador de la colaboración, afirmó: «Se trata de comprender cómo se ensambla el encéfalo humano. En el momento de su nacimiento, un niño está bien desarrollado y las conexiones nerviosas clave se han establecido, por lo que decidimos estudiar fetos. Queremos ilustrar las conexiones nerviosas que se forman durante el crecimiento y el desarrollo encefálico».

A pesar de haber comenzado este mismo año, los responsables del proyecto ya han inaugurado el Centro de Imagen de Recién Nacidos Evelina, incluido en el Centro del Encéfalo en Desarrollo situado en el Hospital de Santo Tomás en Londres (Reino Unido). En dichas instalaciones se escaneará a la mayoría de los participantes en el proyecto. También se publicó un estudio en la revista Cerebral Cortex en el que se describen los cambios que acontecen durante el crecimiento en la conectividad encefálica y también en caso de parto prematuro.

El profesor Rueckert comentó: «Nuestra función es la de construir una plataforma que permita analizar la enorme cantidad de datos generados y que muestran las interacciones entre distintas partes del encéfalo. Intentaremos extraer patrones de conexiones encefálicas en el momento en el que se producen y relacionarlos con datos clínicos, por ejemplo anotaciones médicas, relacionados con el desarrollo infantil».
«Hace veinte años -añadió el profesor Rueckert- no resultaba posible obtener escáneres de IRM precisos de fetos no nacidos o prematuros. Estas técnicas han evolucionado en tal medida que ahora se puede obtener imágenes de niños en un entorno seguro y generar datos que mejoren las técnicas de tratamiento y diagnóstico».

Durante los cinco años que durará el proyecto se analizarán datos de mil quinientos niños desde su vigesimotercera semana de gestación hasta su nacimiento. También se compararán las capacidades de los niños cuando cumplan los dos años. Con este método se espera generar más información sobre el desarrollo encefálico fetal y sobre las conexiones de las distintas regiones de este órgano. Además sacará a la luz las afecciones originadas por anomalías en las conexiones y cuál podría ser su causa en los niños.

Los datos servirán también para crear un foro en Internet al que tendrán acceso otros investigadores y que contribuirá a ampliar la ciencia dedicada a la actividad encefálica.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí