Conceder más poder a la ciudadanía

Una característica común compartida por muchos de estos proyectos es la necesidad de reforzar el debate democrático y tener en cuenta el valor social

Plataformas civiles para lograr colaboraciones y procesos decisorios más cercanos a la ciudadanía

.

Investigadores financiados con fondos de la Unión Europea en el marco del proyecto D-CENT estudian herramientas y plataformas virtuales con las que facilitar los procesos de democracia directa y empoderamiento económico centrado en la ciudadanía.

.

© Thinkstock
© Thinkstock

El empoderamiento ciudadano y su participación en los procesos decisorios solo son posibles si existe un compromiso democrático real y un sistema funcional que ofrezca un reconocimiento justo a las contribuciones al bien colectivo.

El proyecto financiado con fondos europeos D-CENT, puesto en marcha en octubre de 2013, se valió de herramientas y plataformas en línea innovadoras con las que proporcionar a los ciudadanos medios con los que expresar sus necesidades y una forma más justa de reconocer el valor social.

Internet tiene un potencial enorme para facilitar nuevas formas de interacción social y cooperación entre las bases sociales, pero sus servicios son cada vez más centralizados. El proyecto D-CENT se propuso remar en la dirección contraria a esta tendencia mediante la creación de medios alternativos de organización en línea (mediante proyectos piloto y herramientas virtuales) con los que crear plataformas abiertas nuevas en las que tenga lugar una verdadera cooperación de base.

[blocktext align=”left”]En España se encuentran algunos de los movimientos sociales más dinámicos de Europa

D-CENT se puso en marcha con la intención de abordar la participación ciudadana en los procesos decisorios mediante un estudio de los experimentos sobre democracia directa más innovadores de Europa, concretamente en Finlandia, Islandia y España. Se trata de proyectos que han mostrado que millones de ciudadanos pueden formar parte activa de los procesos decisorios diarios si cuentan con las herramientas y las plataformas adecuadas.

En Islandia, por ejemplo, se solicitó a la población que contribuyese a la elaboración de una nueva constitución mediante una página colaborativa a modo de wiki, mientras que el Ministerio Abierto de Finlandia supone un experimento sobre legislación basada en la participación colectiva. Por otro lado, en España se encuentran algunos de los movimientos sociales más dinámicos de Europa.

Una característica común compartida por muchos de estos proyectos es la necesidad de reforzar el debate democrático y tener en cuenta el valor social, factores especialmente importantes para los proyectos que tienen una repercusión en la sociedad. Para facilitar esta labor, D-CENT creó Freecoin, una nueva divisa digital social basada en Bitcoin, que es un sistema de pago virtual creado como software de código abierto.

El objetivo de Freecoin es fomentar la economía colaborativa otorgando valor a la utilidad social

El objetivo de Freecoin es fomentar la economía colaborativa otorgando valor a la utilidad social. En Finlandia, por ejemplo, se creó un sistema social de remuneración descentralizado para recompensar las contribuciones de los miembros de una cooperativa agrícola urbana que realizan labores en favor de la cooperativa.

Freecoin se puede utilizar en paralelo a otras innovaciones de la administración dedicadas al proceso de recuperación de las economías nacionales tras la recesión o para mejorar las dinámicas de gestión de la confianza en el sector de los servicios financieros al tener en cuenta de un modo más adecuado el valor social. Desde D-CENT se estima que Freecoin podría ser uno de los pilares de una economía nueva que valore mejor el bien colectivo.

Los investigadores de D-CENT participarán los días 7 y 8 de julio en Bruselas en una mesa redonda en la que participarán activistas, movimientos sociales y desarrolladores de herramientas de código abierto con las que desarrollar procesos democráticos. El debate tratará sobre las herramientas en línea y los modelos de autogobierno necesarios para conceder más poder a la ciudadanía. En el evento se ofrecerá la oportunidad de examinar los progresos logrados en este campo.

D-CENT ofrecerá a la sociedad civil herramientas digitales útiles para lograr sostenibilidad e innovación sociales y contribuirá a crear alternativas duraderas a las actuales plataformas en línea centralizadas. El proyecto finalizará en mayo de 2016.

.

Fuente:

Basado en notas de prensa del proyecto D-CENT.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí