Confinamiento y barrios: dos variables en la adicción al móvil

El contexto residencial en el que vivimos, puede influir de un modo determinante en nuestro nivel de adicción al teléfono móvil / UPM

Un estudio en el que participan investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid destaca la influencia del nivel de cohesión social del lugar en el que se reside y el nivel de adicción al uso de smartphones, en un momento, como el actual, en el que el empleo de smartphones se ha incrementado en más de un 34%.

 

UPM / En tiempos de confinamiento, en los que hay pocas formas de comunicarse con el exterior, la tecnología se ha convertido en uno de nuestros mejores aliados. Y si hay algo que destaca  por encima de todo, es el uso de nuestros teléfonos móviles. Y es que, según un informe de la consultora GfK, el uso de los teléfonos móviles se ha incrementado en más de un 34% de media durante el estado de alarma, llegando a un tiempo estimado de 3 horas y 39 minutos diarios y llegando a cotas de uso de whatsapp  que superan un 60% el uso en fechas como Navidad o Año Nuevo.

El uso de los teléfonos móviles se ha incrementado en más de un 34% de media durante el estado de alarma, llegando a un tiempo estimado de 3 horas y 39 minutos diarios

Pero, ¿cómo puede influir esto en nuestro consumo habitual? ¿Podríamos llegar a desarrollar un problema de adicción? Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid llevan varios años estudiando cómo se relaciona nuestro uso del smartphone y más concretamente el desarrollo de la adicción a las tecnologías en función de diferentes variables.

“Está claro que una situación de confinamiento como la actual conlleva un incremento del tiempo que le dedicamos al móvil y en general a las nuevas tecnologías. A través de ellas creamos una sensación de conexión con nuestros familiares y amigos que nos da una momentánea sensación de normalidad y nos ayuda a sobrellevar el confinamiento”, explica el investigador del Grupo de Economía del Departamento de Administración, Organización de Empresas y Estadística de la UPM, Alberto Urueña. Pero, ¿cómo puede influir esto en el desarrollo de una adicción al móvil?

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Oviedo llevan años estudiando los factores que influyen en el desarrollo de este tipo de patologías. Los niveles de aislamiento y estrés son elementos determinantes para ello, pero ahora se ha descubierto que hay otra variable que puede entrar también en juego: el grado de cohesión social existente en el barrio en el que vivimos y nuestra integración en él.

Poco a poco estamos viendo un paralelismo entre las características sociales de los vecindarios y el uso adictivo del smartphone ”, explica el investigador de la UPM

“Probablemente nunca has relacionado el uso que haces del móvil con el nivel de vida social que realizas en tu barrio. ¿Conoces a tus vecinos? ¿Tienes una buena relación presencial con ellos? ¿Eres de los que queda los fines de semana para tomar el aperitivo con los amigos de la zona en la que vives o prefieres quedarte en casa? Puede que parezca que estas tres preguntas no guardan mucha relación con la adicción al smartphone, pero poco a poco estamos viendo un paralelismo entre las características sociales de los vecindarios y el uso adictivo del smartphone ”, explica el investigador de la UPM.

Esta hipótesis se encuentra refrendada por un estudio desarrollado conjuntamente por la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Oviedo y la Universidad Oberta de Cataluña pone de manifiesto que el nivel de adicción a los teléfonos móviles guarda una estrecha relación con el nivel de cohesión social existente en el barrio en el que viven.

“Por primera vez, nos planteamos que el contexto residencial en el que vivimos, puede influir de un modo determinante en nuestro nivel de adicción al teléfono móvil, al igual que sucede con otros tipos de adicciones”, añade Urueña.

 

La adicción a los dispositivos móviles

Paralela en cuanto su surgimiento a la investigación sobre la adicción a internet, la investigación sobre la adicción a los dispositivos móviles y más en concreto los smartphones es relativamente nueva, pero poco a poco los investigadores van aclarando algunos aspectos que hacen que esta patología se comprenda mejor.

“La investigación sobre la adicción a los smartphones ha demostrado un progreso considerable en los últimos años. Estos estudios han proporcionado evidencia empírica sobre la relación entre adicción y las variables  psicológicas y psicosociales. Aunque es ampliamente reconocido que los comportamientos adictivos ocurren dentro de un contexto social, como por ejemplo, vivir en barrios problemáticos, rara vez se ha estudiado si este contexto social también podría estar influyendo en la adicción a los teléfonos inteligentes. Y ese era nuestro objetivo con este trabajo”, señala Urueña.

El uso “extensivo” y de adicción a los smartphones son más elevadas en las personas más que viven en contextos residenciales más desorganizados socialmente

Y es que, tras analizar datos estadísticos relacionados con aspectos psicológicos, psicosociales y sociodemográficos los investigadores constataron que las tasas de uso “extensivo” y de adicción a los smartphones son más elevadas en las personas más que viven en contextos residenciales más desorganizados socialmente.

“El contexto residencial también es importante en las adicciones conductuales de naturaleza tecnológica, estableciendo así un puente entre el mundo digital y el mundo cara a cara de los usuarios. Estas ideas ya se encontraron en los primeros escritos de Castells sobre la sociedad digital, aunque hasta ahora no habían sido probados empíricamente”, explica Urueña.

 

Uso excesivo del móvil, más aislamiento y estrés

Los resultados de este trabajo refuerzan, además, las hipótesis obtenidas en otros estudios realizados previamente por los investigadores de la UPM y la Universidad de Oviedo en los que se ponía de manifiesto que un uso excesivo del móvil conducía a mayores niveles de aislamiento social y se relacionaba con mayores niveles de estrés.

La adicción a los teléfonos inteligentes y el apoyo social se relacionan negativamente a lo largo del tiempo, a más adicción menos apoyo social

“La adicción a los teléfonos inteligentes y el apoyo social se relacionan negativamente a lo largo del tiempo, a más adicción menos apoyo social. Además,  las trayectorias de apoyo social a lo largo del tiempo entre individuos están influenciadas negativamente por los niveles anteriores de adicción al smartphone”, aseguraban entonces los investigadores.

Pero para los investigadores, lo más importante de este trabajo, que ha sido publicado en la revista Social Science Computer Review, es que pone de manifiesto la necesidad de profundizar en el estudio de las influencias contextuales sobre la adicción a los Smartphones, en línea con la investigación más reciente sobre adicciones a sustancias y adicciones conductuales.

Referencia bibliográfica: 
Herrero, J., Torres, A., Vivas, P., & Urueña, A. (2019). Technological Addiction in Context: The Influence of Perceived Neighborhood Social Disorder on the Extensive Use and Addiction to the Smartphone. Social Science Computer First Published online December 26, 2019 https://doi.org/10.1177/0894439319896230

 

Es importante señalar que se han realizado varias publicaciones entre investigadores de la UPM y la Universidad de Oviedo en este ámbito:

• Herrero, J., Torres, A., Vivas, P., & Urueña, A. (2019). Smartphone addiction and social support: A three-year longitudinal study. Psychosocial Intervention, 28(3), 111-118.
• Herrero, J., Urueña, A., Torres, A., & Hidalgo, A. (2019). Socially Connected but Still Isolated: Smartphone Addiction Decreases Social Support Over Time. Social Science Computer Review, 37(1), 73-88. https://doi.org/10.1177/0894439317742611.
• Herrero, J., Urueña, A., Torres, A., & Hidalgo, A. (2017). Smartphone addiction: psychosocial correlates, risky attitudes, and smartphone harm. Journal of Risk Research, 1-12. https://doi.org/10.1080/13669877.2017.1351472
• Herrero, J., Urueña, A., Torres, A., & Hidalgo, A. (2017). My computer is infected: the role of users’ sensation seeking and domain-specific risk perceptions and risk attitudes on computer harm. Journal of Risk Research, 20(11), 1466-1479. https://doi.org/10.1080/13669877.2016.1153504

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí