El equipo también trabajará en la coordinación centralizada de la gestión de los datos polares, hasta ahora insuficiente a nivel europeo

Investigadores de la UE crean el mayor consorcio mundial de conocimiento e infraestructuras para la investigación polar

.

EU-POLARNET pertenece a una serie de proyectos iniciados recientemente en el marco del programa Horizonte 2020 que se centran en la investigación sobre el Océano Atlántico.

.

Los integrantes del proyecto EU-POLARNET (Connecting science with society) colaborarán durante los próximos cinco años con el fin de desarrollar y ofrecer un marco estratégico y mecanismos para priorizar la ciencia, optimizar el uso de la infraestructura polar y propiciar nuevas colaboraciones que se traduzcan en el diseño conjunto de proyectos de investigación polar. En última instancia, se espera que esta nueva forma de entender la investigación polar aporte beneficios tangibles para la sociedad.

Este proyecto, que vio la luz en marzo de este año, reúne a veintidós socios, lo que lo convierte en el mayor consorcio en el mundo de conocimiento e infraestructuras al servicio de la investigación polar. El proyecto fue presentado en el congreso sobre el Océano Atlántico celebrado el pasado mes en Bruselas,«El Atlántico, nuestro recurso compartido: hacer realidad la visión de futuro», y la encargada de hacerlo fue su coordinadora, la profesora Karin Lochte, del Instituto Alfred Wegener de Alemania.

Ofrecen una plataforma para el intercambio de conocimientos y el diálogo entre las partes interesadas: legisladores, industria y sociedad civil

En su exposición, la profesora Lochte recalcó la importancia de la colaboración entre las distintas partes que intervienen en el proyecto. En su opinión, «el proyecto contribuirá a programar la investigación polar integrada con vistas a implantar la Alianza de Investigación Transatlántica. Ofreceremos una plataforma para el intercambio de conocimientos y el diálogo entre las partes interesadas: legisladores, industria y sociedad civil».

Una de las principales actividades del proyecto EU-POLARNET será la colaboración con el Comité Internacional de Ciencia Ártica (IASC) y con el Comité Científico sobre Investigación Antártica (SCAR) para desarrollar e impulsar un programa europeo de investigación con prioridades estratégicas claras para la ciencia europea y unas pautas bien definidas para la gestión y el desarrollo de la infraestructura polar necesaria. Como apuntó la profesora Lochte, «esperamos poder mejorar el seguimiento y los modelos, y crear una base de observación estable en la que se empleen los parámetros básicos acordados por los distintos países. Nuestras prioridades de investigación se definirán en conversaciones con las partes que necesitan nuestra pericia científica».

El equipo también trabajará en la coordinación centralizada de la gestión de los datos polares, hasta ahora insuficiente a nivel europeo. Mirando fuera de Europa, el objetivo del proyecto EU-POLARNET es también crear vínculos con bancos de datos pertenecientes a otras naciones polares, en especial las de Norteamérica, que poseen un historial de investigación polar igualmente extenso. En este contexto, se quiere identificar el método más apropiado para hacer un uso más global y mejor coordinado de los equipamientos espaciales, abarcando los medios de comunicación, navegación y observación por satélite para prestar apoyo a los actores europeos que realizan operaciones polares.

Las regiones polares engloban a un elevado número de naciones y entidades muy diversas, por lo que la interacción con socios y organizaciones internacionales será un aspecto importante del proyecto.

El proyecto comenzó hace apenas un par de meses, pero el equipo ya ha celebrado su primera reunión general plenaria. Los socios se congregaron en Bremerhaven, en Alemania, a principios de marzo para elaborar una estrategia que les permita alcanzar las ambiciosas metas del proyecto.

.