La promulgación de la Constitución de 1812, obra de Salvador Viniegra (Museo de las Cortes de Cádiz).

Tal día como hoy… 19 de marzo de 1812, se proclamaba la Constitución de 1812 o Constitución de Cádiz

.

El 19 de marzo de 1812, festividad de San José, las Cortes constituyentes proclamaban en la iglesia de San Felipe Neri de Cádiz la primera constitución española de la historia, conocida popularmente como «La Pepa», por haberse promulgado el día de San José. No fue fácil su gestación, ni tampoco llegó a aplicarse efectivamente jamás, víctima como fue tanto de sus detractores como de sus defensores.

.

CV / Cádiz era en aquellos tiempos la ciudad más dinámica de toda España, y llevaba ya un tiempo asediada por el ejército napoleónico.  Su orografía de entonces impedía la conquista militar sin el dominio del mar. Desde el otro lado de la tacita de plata, en Puerto Real y en el Puerto de Santa María, los ejércitos imperiales bloqueaban la ciudad, pero sin esperanzas de tomarla. Allí se reunieron delegados de todos los territorios de España y de las colonias de ultramar para constituir, a imitación del enemigo al que combatían, una nación política moderna. Lo consiguieron a medias…

Intentaron constituir una nación moderna en base a los referentes de la época: la constitución norteamericana y la francesa con su declaración de los derechos del hombre

España estaba tomada por el ejército francés en su mayor parte, pero no había una entidad política organizada que le hiciera frente. Había, sí, juntas de defensa incompetentes, curas de pueblo haciendo las veces de estadistas y cabreros con galones de mariscales de campo. Pero poca cosa más. El rey por el que el pueblo se estaba desangrando vivía un suntuoso exilio bajo la protección del mismo en quien había abdicado y al que combatía: el todopoderoso Napoleón, que algunos años después, ya en su exilio de Santa Elena, mascullaba aquello de “…la maudite guerre de l’Espagne”. Pero todavía faltaba un tiempo para esto, y mientras tanto, todo era un sinsentido en el cual se estaba dando una guerra uno de cuyos bandos carecía de entidad: no existía

Había que crear una Nación, y ni los curas con trabuco ni los cabreros con galones estaban por la labor. Lo hicieron precisamente los que más próximos estaban ideológicamente a los franceses contra los que combatían. Eclesiásticos cultivados, políticos instruidos y militares cultos. Con sus diferencias, que las hubo, las autoerigidas Cortes de Cádiz promulgaron una Constitución que intentó dar un sentido a todo aquello. Es decir, intentaron constituir una nación moderna en base a los referentes de la época: la constitución norteamericana y la francesa con su declaración de los derechos del hombre; la idea de ciudadano como eje del nuevo marco político frente a la de súbdito del antiguo régimen. El estado de derecho y la división de poderes… Todo mucho más tímidamente que en los dos referentes citados, pero aun así, era pedir demasiado.

Cuando tras la derrota de Napoleón regresó el rey «constitucional», lo primero que hizo fue derogar la Constitución y desencadenar una represión que creó escuela para los siglos siguientes. El pueblo no quería una Constitución ni una Nación, sino un monarca a la vieja usanza. En España, el liberalismo nació gafado. Pero «La Pepa» se mantuvo como un referente; ahí sigue, acaso como una muestra de lo que hubiera podido ser y no fue…

.

También un 19 de marzo se cumplen estas otras efemérides

.

Share