La consulta terminará el martes 24 de mayo

Consulta sobre el Registro de Transparencia sobre un futuro sistema obligatorio para todas las instituciones de la UE

.

El 1 de marzo, la Comisión va a poner en marcha una consulta pública de 12 semanas a fin de recabar opiniones sobre el régimen actual de registro de los representantes de intereses que pretenden influir en la labor de las instituciones de la UE y sobre su futura evolución hacia un régimen de registro obligatorio de grupos de interés tanto para el Parlamento Europeo como para el Consejo de la Unión Europea y la Comisión.

Fuente: Comisión Europea

Actualmente las actividades de la Unión Europea tienen repercusión en la vida de millones de ciudadanos europeos, por lo que las decisiones que les afectan deben tomarse de la manera más transparente posible.

Los ciudadanos europeos tienen derecho a saber cómo preparan esas decisiones las instituciones europeas, quién participa en su elaboración, quién recibe financiación del presupuesto de la UE y en qué documentos se basan la preparación y la adopción de los actos legislativos. También tienen derecho a acceder a esos documentos y a manifestar su opinión, ya sea directa o indirectamente, a través de los intermediarios que les representan.

La Comisión ha planeado una consulta en dos partes: sociedad civil y ciudadanos  

Frans Timmermans, vicepresidente primero, ha declarado:

«Esta Comisión está cambiando la manera en que trabajamos al consultar más a las partes interesadas y al ser claros sobre con quiénes nos reunimos y por qué. Debemos avanzar con la creación de un registro obligatorio para las tres instituciones, garantizando una completa transparencia sobre los grupos de interés que pretenden influir en el proceso de formulación de políticas de la UE. Para ayudarnos a acertar en la propuesta, esperamos recabar el mayor número posible de opiniones de los ciudadanos y las partes interesadas de toda Europa sobre el funcionamiento del sistema actual y la manera en que debería evolucionar. Una Unión Europea más transparente y que rinda cuentas mejor es una Unión que arrojará mejores resultados para los ciudadanos».

La Comisión ha planeado una consulta en dos partes que permitirá recabar respuestas de una amplia gama de partes interesadas, sociedad civil y ciudadanos. La primera parte de la consulta no requiere un conocimiento detallado del actual Registro de Transparencia y permite a personas no expertas dar una respuesta sobre cuestiones de principio y ámbito de aplicación, mientras que la segunda sección recaba las opiniones de las personas que usan el sistema actual sobre el funcionamiento de este en la práctica. Los documentos de la consulta están disponibles en todas las lenguas de la UE para alentar una amplia respuesta. La consulta terminará el martes 24 de mayo.

A 1 de marzo, hay 9 286 inscripciones en el Registro de Transparencia actual

El nuevo régimen, que la Comisión tiene previsto proponer en forma de proyecto de acuerdo interinstitucional, iría más allá del actual Registro, que gestionan conjuntamente el Parlamento Europeo y la Comisión, pero que no tiene carácter obligatorio ni vincula al Consejo. Las reformas internas de la Comisión ya han impulsado un fuerte aumento de las inscripciones en el Registro de Transparencia: a 1 de marzo, hay 9 286 inscripciones en el Registro de Transparencia actual, lo que contrasta con las 7 020 que había el 31 de octubre de 2014, antes de que esta Comisión entrara en funciones y aplicara esas reformas.

La Comisión cree que la colaboración con los colegisladores en el Parlamento Europeo y el Consejo constituye un medio importante para que los ciudadanos se hagan una idea completa de los grupos de interés que pretenden influir en el proceso legislativo y de las organizaciones que consultamos. La consulta pública también se aprovechará en la propuesta que presentará la Comisión más adelante este año.

.